Avala despojo autoridad ejidal

Posted on febrero 13, 2010, 11:58 pm
3 mins

CANCÚN, MX.- Mientras la Secretaría de Hacienda, de Relaciones Exteriores y el propio municipio de Benito Juárez por medio de la delegación Puerto Morelos, reconocen la plenitud y existencia de la agrupación “Cenote del Sacrificio Maya S. de P.R.”, cuya conformación se dio en 1994 con el objetivo de explotar turísticamente los cenotes conocidos como “Tres Bocas”, la directiva ejidal de Puerto Morelos que encabeza Alejandro Montoya Max, se niega a dar validez a dicha asociación y con ello, se encuentra avalando el despojo de una importante superficie de terreno del comunero Fernando Sánchez Escobedo, y beneficiando al empresario Miguel Ángel Quintana Pali.

Advertisement


(…)
Queda evidenciada la posible complicidad de la autoridad ejidal debido a que en todo momento ha estado respaldando a los empresarios Miguel Quintana Pali para adjudicarse el predio Ruta de los Cenotes que incluye el área conocida como Tres Bocas y que es también llamada Cenote del Sacrificio.
Los integrantes de la agrupación Cenote del Sacrificio Maya, al enterarse que este domingo se celebrará una asamblea ejidal, y en donde posiblemente se toque este tema, solicitaron que se les reconozca el derecho que por ley le corresponde al ciudadano Fernando Sánchez Escobedo, comunero despojado de su centro de trabajo por el comisariado ejidal Alejandro Montoya y Lorenzo Kauffmamn que es el tesorero de la directiva ejidal, y que respaldan y avalan la presencia del empresario Miguel Quintana Pali.
Resaltaron que el cenote Sacrificio Maya es un centro de trabajo de la Sociedad de Producción Rural para uso rural ecoturístico desde 1990 y fue vendido por un ciudadano de nombre Friedrich Erlich Dávila Madrid de manera dolosa y fraudulenta.
Resaltan que lo anterior, fue con la anuencia del entonces comisariado ejidal, Rubén Montoya Mex (hermano del actual comisariado), mediante un contrato privado y firmado en lo oscurito, sin el acuerdo de asamblea. En el certificado de uso común que se le expidió de fecha 27 de julio de 1997, se asienta que el terreno tiene un frente de 518 metros de frente de carretera, en lugar de los 500 metros que tenía asignada la parcela correspondiente, la 42, y que pertenecía al difunto Andrés Sánchez Ruiz; y se le extiende, según, se asienta, por acuerdo de asamblea con fecha 27 de julio de 2003 al hijo del empresario Miguel Quintana Pali (del Grupo Xcaret).
Consideran que lo anterior es falso, y por ese motivo se considera que es un despojo y un fraude, y para demostrar lo anterior cuentan con documentos oficiales. (…) (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Advertisement
Advertisement
Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)