Ubican casa de seguridad en la Bellavista de Playa del Carmen

0
84

PLAYA DEL CARMEN, MX.- La detención fortuita de un presunto ladrón la madrugada de este lunes, permitió a los elementos de Seguridad Pública ubicar una casa de seguridad en la colonia Bellavista, dentro de la franja Ejidal, utilizada aparentemente por miembros del crimen organizado para mantener cautivas a sus víctimas, porque además del decomiso de cartuchos abastecidos de diferentes calibres y chalecos antibalas, encontraron evidencias de tortura, como vendas ensangrentadas. Un delincuente más logró darse a la fuga.


Alrededor de las 00:30 horas los elementos de la Policía Municipal Preventiva acudieron por llamado de la central de emergencias 066 a la calle 7 sur entre las avenidas 130 y 135 de la colonia en mención, manzana 56, lote 17, ya que en el interior habían ingresado dos personas, al parecer, para robar, en esos momentos no tuvieron resultado alguno con el operativo implementado en los alrededores.
Sin embargo, minutos más tarde observaron a un sujeto saliendo del domicilio con una maleta color negro, logrando interceptarlo y al revisar le encontraron un chaleco balístico color negro con dos placas de acero, 8 tirantes policiales negros, un cargador MEC-GAR abastecido con un cartucho de 9 milímetros, un par de esposas, un cartucho útil calibre R-15 (cuerno de chivo), otro más calibre 22 marca “A” y un juego de dados para mecánica con sus accesorios.
El sujeto respondió al nombre de Pablo Germán Martínez Soberano de 28 años de edad, originario del estado de Tabasco, quien aparentemente era el vigilante de la instalada como “casa de seguridad”, en cuyo interior se observaba otro chaleco y demás pertenencias que no les correspondía catear como autoridad policíaca municipal.
Pablo Germán Martínez Soberano, quien supuestamente desalojaba la vivienda con otro sujeto que logró darse a la fuga, fue puesto a disposición del Ministerio Público Federal con sede en al isla de Cozumel, donde rendirá su declaración.
MPFC da fe y arriba el Ejército Mexicano
Aunque se negaron atender el llamado de la Policía Municipal Preventiva (PMP) en el momento de los hechos, el MPFC acudió minutos después de las doce del día de este mismo lunes para dar fe de lo hecho y recolectar evidencia en el interior de la casa.
Tras concluir con la diligencia, el agente investigador, acompañado del personal del departamento de peritos, aseguraron un chaleco antibalas con el número 95982, una imagen de la Santa Muerte, recortes de periódicos, un cartón de la pizzería “Domino’s” -aunque sin revelar el nombre de la persona que levantó el pedido y la fecha-, entre otros objetos, de la cual finalmente daría parte a la Procuraduría General de la República (PGR) por estar fuera de su jurisdicción, tratándose de un hecho del Fuero Federal.
En ese mismo sentido, alrededor de las 14:30 horas iniciaron con la colocación de los sellos de aseguramiento de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) a fin de que nadie pueda acceder, al menos que sea la autoridad federal, mientras la casa se mantenía custodiada desde afuera por dos elementos de la PMP.
Asimismo, al momento de la diligencia ministerial arribó un vehículo oficial del Ejército Mexicano con más de una decena de efectivos, procediendo al cierre a la circulación de toda persona civil y tomar conocimiento de la “casa de seguridad”.
Periódicos con noticia de “Zetas” detenidos
Llama la atención que durante el levantamiento de fe de hechos del MPFC se encontró dos periódicos del 31 de marzo pasado, donde se informaba sobre la detención de cuatro sicarios pertenecientes a “Los Zetas”, provenientes del Distrito Federal, uno policía en activo de la Agencia de Seguridad Estatal (ASE) del Estado de México, dos ex elementos de la misma corporación, uno de estos con orden de aprehensión por narcotráfico, supuestamente escoltas del empresario Jorge Abel Contreras Zaldívar, por portación de estrobos y chalecos operativos.
Ambos periódicos se encontraban sobre un colchón de la sala principal, ambos en las páginas que hablaban de la detención de los supuestos guaruras del empresario Roberto Carlos Rodríguez Espejo de 36 años, policía en activo de la ASE, con credencial vencida, y el más prepotente; los ex elementos de la misma corporación Jonathan Guillermo Lugo Rodríguez de 24 años y Arturo Rodríguez Espejo, este con orden de aprehensión por narcotráfico y Gonzalo Juárez Rojas, ambos de 30 años.
Vecinos: durmiendo con el enemigo
Como una película, así es como catalogaron algunos vecinos de la casa de seguridad que opera sin ostentosidad, ya que prácticamente dormían con los enemigos y ni por enterados; sin embargo, no recuerdan movimiento sospechoso, la presencia de vehículos de lujo o personas extrañas en el domicilio.
Recordaron que en esa casa la propietaria (al parecer la familia Capellini) falleció hace cinco años atrás, por lo que sus hijos la pusieron a la venta, luego llegó una pareja a rentar y hace tres meses que colocaron nuevamente el letrero de arrendamiento, presumiendo que desde esa fecha es que pudo estar ocupado por los delincuentes.
Sin embargo, los temerosos vecinos, quienes veían anonadados la presencia de la policía municipal desde la madrugada de este lunes y durante el día con militares, nunca se percataron de movimientos sospechosos que pudieran indicarles fuese guarida de secuestradores o criminales. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook