Desnudan estructura criminal de 15 sicarios detenidos en Cancún

Posted on junio 20, 2010, 11:55 pm
18 mins

CANCÚN, MX.- La detención de 15 sicarios del grupo de los “Zetas” realizada por autoridades militares y la Policía Judicial del Estado en días pasados, dejó al descubierto la red de logística con la que trabaja esta célula criminal en la zona norte de Quintana Roo.

Nerviosismo en la Judicial

CANCÚN, MX.- Al igual que en la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, dentro de la Policía Judicial del Estado (PJE) han comenzado a surgir nombres de elementos que se encuentran al servicio del crimen organizado, y que en últimas fechas tras los fuertes “golpes” que se les han asestado a “Los Zetas” en este polo turístico, se han mostrado nerviosos, aunque han tenido que actuar porque detrás de ellos se encuentra trabajando ya la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).
Los nombres que han comenzado a surgir dentro de la PJE, forman parte de los más de 50 elementos detectados ya por las autoridades federales, como infiltrados dentro del crimen organizado, es decir, que se encuentran en la nómina principalmente del cártel de “Los Zetas”.
Entre estos, está el ex director estatal de la misma PJE, Luis Felipe Ortiz Seca, quien actualmente sigue laborando dentro de la Procuraduría de Justicia del Estado, pero como secretario de una de las mesas del Ministerio Público.
Asimismo, se encuentra el actual subsecretario estatal de Seguridad Pública, Diddier Vázquez Méndez, a quien dentro del grupo delictivo conocen como “El Pelón” y quien es señalado incluso, como el enlace principal entre la PJE y la Policía Estatal.
Otro nombre muy sonado, es el de Juan Gabriel Mora Hernández, ex comandante de las Fuerzas Especiales Policiales de Apoyo (FEPA) y que tras la desintegración de este grupo (por la detención de Salvador Rocha Vargas), retornó a su cargo de agente de la PJE y en cuya posición similar se encuentra Eleodoro Jiménez Ermenegildo (a) “El Cuatro”, aunque este último, ya renunció a la corporación desde septiembre del 2009 y actualmente se desconoce su paradero.
La lista de elementos de la PJE, es amplia y aún está bajo investigación total por parte de las autoridades federales, quienes sólo se encuentran esperando el momento oportuno para actuar, sólo que esta acción se ha complicado un poco porque algunos elementos han renunciado a la dependencia.
Es por ello que al existir la investigación, la orden de la Sedena fue clara al actual procurador de justicia, Francisco Alor Quezada, de que ahora sí tenían que actuar en contra de “Los Zetas” y del crimen organizado en general, ya que en la etapa de Diddier Vázquez y Luis Felipe Ortiz Seca como directores de la PJE, nunca se hizo nada, aun y cuando se tenía suficiente información sobre estas agrupaciones delictivas, incluso, mucho más de la que cuentan actualmente.
De esta manera, todas las acciones que ha emprendido la Policía Judicial del Estado (PJE) en contra de “Los Zetas”, ha sido muy bien vigilada por la Sedena, en un hecho que ha generado un cierto nerviosismo dentro de la corporación policiaca, principalmente de quienes se encuentran al servicio del crimen organizado.
Con todo lo anterior, los demás nombres de agentes (algunos ya ex elementos), que han comenzado a surgir que se encuentran dentro de la nómina de “Los Zetas”, se encuentran además de Luis Felipe Ortiz Seca, el comandante Alberto Nambo Flores, titular del grupo de recuperación de vehículos y hasta un policía de apellido Acosta Ocaña que, al parecer, es escolta del procurador Francisco Alor Quezada.
Parte de la lista de elementos y ex elementos de la PJE que están bajo investigación de autoridades federales por sus presuntos vínculos con el crimen organizado:
1.- Luis Felipe Ortiz Seca
2.- Diddier Vázquez Méndez
3.- Freddy Olán
4.- Pedro Amílcar
5.- Charly Bustillos
6.- Arturo Casarrubias
7.- “El Chilango”
8.- Mario Cabrera (a) “El América”
9.- Octavio Solana
10.- Felipe Chim
11.- Juan Gabriel Mora Hernández
12.- Eleodoro Jiménez (a) “El Cuatro”
13.- Ernesto Alonso Cauich Canché
14.- Walter Córdova
15.- Alberto Nambo Flores (comandante de recuperación de vehículos)
16.- Edgar Manuel Pérez
17.- Acosta Ocaña (al perecer escolta de Alor Quezada)
18.- “El Jarocho”
(Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

De entrada, se descubrió que son tres las estructuras de los “Zetas” que operan tanto en Cancún como Playa del Carmen. Estas ramificaciones tienen tareas en específico en ambos destinos turísticos.
Estas estructuras son lidereadas por el jefe de la plaza de los “Zetas” en Quintana Roo que hasta el momento sólo se conoce bajo el alias de “El Gordo”, quien tiene la responsabilidad completa de operar la célula delictiva.
También se logró establecer que es un sujeto apodado “El Chilango”, quien ha sido identificado como ex agente judicial del estado, quien se encarga de la venta de drogas en la zona hotelera de Cancún tanto en el mercado de artesanías “Coral Negro”, así como el área de discos.
Estos dos sujetos junto con Alejandro Valdez Gutiérrez alias “El Pelón” – quien se encuentra detenido luego de haber recibido un impacto de bala en la balacera donde cayó asesinado el policía judicial Tomás Sánchez May-, eran quienes tenían el mayor poder de los “Zetas” en la plaza para hacer, deshacer y llevar a cabo acciones, según la conveniencia y los intereses del grupo.
Ellos se encargaban de dar forma a las tres estructuras de la célula que mantienen una protección oficial de los cuerpos policiacos de la entidad. Elementos de la policía municipal de Cancún, Policía Judicial del Estado, Policía Estatal Preventiva y Policía Federal se encuentran dentro de la nómina de este grupo que también ha sembrado el terror y el miedo en la zona turística más importante de México en el sureste del país.
Mediante esa protección es que el grupo delictivo en su totalidad ha logrado ejercer su control y dominio en la plaza. Salvo el Ejército, no hay ninguna otra corporación que les haga frente y por ello reina la impunidad y la corrupción.
De hecho, los 26 asesinatos en mes y medio, han sido obra de una de las estructuras de los “Zetas”. A sangre fría personas secuestradas.
Las tres estructuras de los Zetas
La primera estructura de los “Zetas” se dedica al secuestro de personas y a la ejecución de aquellos que traicionan al grupo y a quienes son de grupos criminales rivales. Esta estructura estaba comandada por Alejandro Valdez Gutiérrez alias “El Comandante Pelón”, quien tenía la responsabilidad de estar al frente de uno de los grupo más sanguinario de los “Zetas” en el Caribe mexicano.
La segunda estructura se dedica única y exclusivamente al narcomenudeo y su principal función es abastecer los puntos de venta de droga en la Riviera Maya y Cancún, así como recolectar las ganancias por esta actividad.
Y la tercera estructura es la que maneja el tráfico de indocumentados cubanos y chinos en la plaza. Ellos son los que tienen mayor contacto con las autoridades del Instituto Nacional de Migración, Aduanas y Policías Federales adscritos al aeropuerto internacional de la ciudad.
Las estructuras por lo general se conforman por 18 y 25 elementos directos a la célula, mismos que son divididos en tres grupos: el administrativo, los halcones y el operativo.
Cada una de estas áreas tiene una importancia en la operatividad de los “Zetas”, la cual se asemeja ya a una empresa bien establecida donde incluso existen horarios así como sanciones a quienes no cumplan con sus labores diarias.
En el caso de los administrativos, su función principal es rentar casas para las operaciones de los “Zetas”. Esta actividad la llevan a cabo principalmente mujeres, quienes son reclutadas para llevar a cabo esta tarea.
El mejor caso de un zeta administrativo es el de María Magdalena Marín Flores alias la “Gorda” y/o la “Tía” y/o “La Julieta” quien llevaba un año al servicio del grupo criminal.
Su oficio era el de artesana hasta que conoció a un sujeto llamado “José” a quien apodaban “El Huacha”. Este tipo la invitó a que conociera a Erika Gabriela Magaña y otra persona llamada Alberto Dzul Hoil alias “La Betina”, quienes la llevaron con “El Mango”, quien el año pasado era el jefe de la plaza para los “Zetas”.
María Magdalena Marín comenzó con los “Zetas” vendiendo cocaína y crack hasta que fue llevada al plano administrativo, donde su trabajo era rentar casas haciéndose pasar por una mujer honrada.
En su grupo administrativo también estaban Gabriela Ayuso López alias “La Abuela”, Sandra Yazmín Córdova Buenfil alias “La Brisa” y “El Chilango”, quien se encargaba del narcomenudeo en la zona hotelera de Cancún.
La otra área de la estructura, es la de los “halcones”, grupo que se encarga de comprar información oficial a los más de mil elementos de las corporaciones policíacas de los tres niveles de gobierno, que se encuentran dentro de la nómina de los “Zetas”.
Los “halcones” recorren la ciudad y alertan de cualquier operativo policiaco, especialmente militar, ya que las fuerzas armadas son las que han representado un combate frontal a las actividades del núcleo delictivo.
Por último, están los operativos, quienes ejecutaban órdenes directas de ataques y agresiones. Este grupo es el mejor armado ya que cuenta con armas largas, cortas, granadas y lanzacohetes. Un dato revelador de este sector de los “Zetas”, es que los “operativos” se identifican como policías judiciales y/o federales, para llevar a cabo sus “levantones”.

El grupo de las ejecuciones y secuestros

La estructura desmembrada esta semana en Cancún por las fuerzas militares y la Policía Judicial del Estado era implacable, sanguinaria y se dedicaba únicamente a ejecuciones y secuestros.
Estaba a cargo de Alejandro Valdez Gutiérrez alias “El Pelón” y quien decidió la mayoría de la muerte de las 26 personas que hasta el momento han sido encontradas en narcofosas en esta ciudad.
Este grupo tenía como principal función el secuestrar a personas. Su último plagio fue el de Roberto Luévano Domínguez, propietario del restaurante Terraza Maya y quien fue secuestrado el 31 de mayo y a la fecha no aparece.
Asimismo, los “Zetas” también secuestraron a Luis Villanueva Hernández de oficio taxista y quien trabajaba con el empresario secuestrado. También se llevaron a Pedro Hernández Martínez, policía municipal y a un empleado del restaurante que se reconoció como Santos.
En esta estructura, estaban la mayoría de los detenidos.
El jefe era Alejandro Valdez Gutiérrez (a) “El Comandante Pelón”, y/o Arturo Pérez Sánchez, lesionado e internado en la clínica Santa Elena, la cual sigue custodiada por elementos de las fuerzas armadas.
El Charly o el Mayuyo y/o Martín Yáñez Rodríguez, de 21 años de edad, originario de Soto La Marina, Tamaulipas, ocupación brazaletero, con domicilio en el departamento 224, en Pok Ta Pok era uno de los principales “operativos” del grupo y llevaba dos meses en Cancún luego de haber llegado a esta ciudad por invitación de Alejandro Valdez Gutiérrez.
Luis Enrique Martínez Gutiérrez (a) El Quique de 21 años, de Soto La Marina, Tamaulipas, soltero, oficio cocinero, con domicilio en Pok Ta Pok, departamento 224. Halcón del grupo y también primo de Alejandro Valdez Gutiérrez, quien antes de ser detenido en la clínica Santa Elena, le dijo que se fuera a Tamaulipas.
Arturo Díaz May (a) El Percas, de 19 años de edad, originario de Cancún, de ocupación hojalatero, con domicilio en la Región 91, manzana 75. Uno de los halcones del grupo. Recibía 3 mil pesos a la quincena por vigilar y reportar los movimientos policiacos.
Maria Magdalena Marín Flores, “La Gorda”, de 23 años de edad, originaria del Estado de México, ocupación artesana, con domicilio en la Región 95, manzana 28, lote 14. Una de las administrativas del grupo de Alejandro Valdez Gutiérrez.
Patsy Gabriela Ayuso López (a) “Gaby” o “La Abuela”, de 26 años de edad, de Ticul, Yucatán, soltera, se dedicaba a la búsqueda y renta de casas para este grupo delictivo, era una de las administrativas.
Erick Antonio Moscoso Ferral alias “El Negro” originario de Veracruz. Era uno de los operativos de “El Comandante Pelón” y era quien se encargaba de llevar a cabo levantones y ejecuciones.
Sandra Jazmín Córdova Buenfil alias “La Brisa” originaria de Cancún, miembro del área de administrativos de la estructura dedicada al secuestro y ejecuciones de los “Zetas”.
Ismael Torillo Pérez alias “El Chilango”, operativo del grupo de Alejandro Valdez Gutiérrez alias “El Comandante Pelón”. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)