Planean regularización de la “Ruta de los Cenotes”

Posted on julio 13, 2010, 11:53 pm
13 mins

CANCÚN, MX.- Muy pronto posesionarios de parcelas de la zona conocida como “Ruta de los Cenotes” contarán con su certificado parcelario, con el cual se tendrá la certeza jurídica de poder obtener su respectivo título de propiedad de cada fracción de tierra.

Quieren modificar el POEL

Integrantes de la Asociación Turística de Desarrolladores de la Ruta de los Cenotes pugnará por la modificación del Programa de Ordenamiento Local de Benito Juárez (Poel), para que permita aumentar las densidades de dos a cuatro viviendas por hectárea.
“El Poel está rebasado, tiene cinco años que se realizó, hay mucha gente y muchos proyectos. Ese proyecto habrá que cambiarlo, las UGAS que corresponden a esta área, hablan de una densidad de dos cabañas por hectárea y nosotros estamos pidiendo cuatro, que creo que es una cosa justa que no afecta”, consideró Oscar Arzac Avilés, presidente de la organización, que agrupa a un promedio de 40 desarrolladores, entre ejidatarios y empresarios.
El entrevistado asegura que tienen el interés de que la zona crezca en orden, de ahí que decidieron conformarse recientemente como grupo, para pedir asesoría a autoridades y biólogos, como Reyna Gil, presidenta de Biosilva y ex directora de Ecología del municipio.
La Ruta de los Cenotes es un corredor turístico de 36 kilómetros, inmerso en una zona que abarca 16 mil hectáreas de terrenos que comprenden los ejidos de Puerto Morelos, Leona Vicario y Central Vallarta, en Benito Juárez y la zona ejidal del municipio de Lázaro Cárdenas.
La zona está ubicada como principal abastecedor de agua potable de Cancún e incluso de Isla Mujeres, por lo cual organismos como la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Quintana Roo (Capa) y el Instituto Municipal de Planeación (Implan), han dado la alerta sobre su crecimiento desordenado y sin permisos, toda vez que el área no es apta para el desarrollo urbano.
Disposición
Ayer, como ya se consigna en nota a parte, miembros de la asociación sostuvieron un encuentro con el delegado de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Guy Piña, con la intención de conocer de la normatividad aplicable en el área y regularizar su situación.
Héctor Salas Quiroga, integrante de dicha organización, informó que, entre otras cosas, la dependencia solicitó a los propietarios de desarrollos clausurados, allanarse al procedimiento para facilitar su regularización, lo cual aceptaron.
“Estamos muy satisfechos. Nos han dado respuesta, en especial Profepa y el biólogo Guy Piña, que ha sido muy amable en venir para mostrarnos el proceso de regularizarnos y allanarnos”, confirmó Arzac.
De los 36 kilómetros que abarca la Ruta de los Cenotes, existen 15 desarrollos clausurados, que comprenden seis mil hectáreas, en 12 kilómetros.
Arzac informó que se está realizando un censo para determinar con mayor certeza, cuántas obras se desarrollan en la zona y cuántos propietarios, entre ejidatarios e inversionistas, tienen intereses en el lugar.
También se acordó que a nivel grupal se tiene que presentar un estudio de la zona para determinar la vulnerabilidad de la zona, con apoyo de las autoridades y, a nivel individual, los propietarios deben tramitar una Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) para informar sobre la magnitud de sus proyectos y medir los impactos ambientales que provocarían en los recursos naturales. (Fuente: El Periódico)

Oscar Arzac Avilés, quien es presidente de la Asociación de la “Ruta de los Cenotes” A.C, aseguró que desde hace algunas semanas iniciaron un censo para registrar a todos los posesionarios de las parcelas que componen dicha zona para que posteriormente se realicen los estudios correspondientes y enviarlos a las autoridades correspondiente como la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y el Registro Agrario Nacional (RAN) y comenzar los proyectos convenientes.
Dijo que pretenden pedir que se cambie el uso de suelo para que en cada hectárea se puedan construir hasta cuatro cabañas, ya que el que actualmente los rige sólo permite dos de este tipo de edificaciones.
Entrevistado posterior a la “Junta Asamblea de la Asociación Ruta de los Cenotes A.C.”, en la cual asistió por lo menos 100 miembros del ejido de Leona Vicario y el delegado de la Profepa en el estado, Guy Adrián Piña Herrera, quien dijo que muchos posesionarios se han acercado para que la dependencia a su cargo realice las inspecciones pertinentes en torno al impacto ecológico que se tiene en la zona.
Agregó que la reunión celebrada ayer por la mañana en el kilómetro 30 de la “Ruta de los Cenotes”, se derivó luego de las inspecciones que se han realizado, de las cuales 10 fueron clausuras y otras cinco más procedimientos administrativos.
“Básicamente es una reunión que viene derivada de las inspecciones que hemos estado teniendo en la ruta de los cenotes, ya son varias inspecciones que tenemos en la zona por lo que ciertas organizaciones solicitan las inspecciones correspondientes a los predios donde han iniciado la actividad”, dijo.
Agregó que es una reunión en la cual se pretende orientar a la gente que cuenta con proyectos y programas para desarrollar diferentes actividades en el sitio al respecto de la normatividad ambiental por parte de la Profepa en las cuales deben de cumplir para evitar posibles sanciones administrativas y/o clausuras en caso de que sea necesario.
“Hemos entrado por dos materias, por forestal y de impacto ambiental y están todavía en procedimiento todos ellos”, dijo.
Explicó que en materia de impacto ambiental por carecer de Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) y el forestal por la falta de autorización de cambio de uso de suelo.
Añadió que son más de 50 desarrollos contabilizados en donde se realizarán las posteriores inspecciones.
“Hay de todo tipo de desarrollos, como ecoturismo. Están en proceso de hacer brechas y caminos, están delimitando su predio”, comentó.
Destacó que se tiene que hacer la valoración a través de las inspecciones para saber con exactitud cuál es el impacto ambiental que presenta el área, ya que se encuentra ubicada sobre una zona importante de captación de agua que abastece a los municipios de Benito Juárez e Isla Mujeres. (Fuente: SIPSE/Novedades de Quintana Roo)

Va Profepa contra proyectos sin MIA

Ante el desarrollo de proyectos turísticos en la “Ruta de los Cenotes”, carentes de autorizaciones en materia de impacto ambiental y forestal, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), anunció el inicio de un operativo en aquel corredor de 36 kilómetros ubicado en la zona ejidal de Puerto Morelos, para verificar la situación de medio centenar de obras, que probablemente se edificaron también sin permisos.
El delegado de la dependencia en Quintana Roo, Guy Adrián Piña Herrera, informó que han iniciado al menos 15 procedimientos administrativos y una decena de clausuras ahí, por la carencia de autorizaciones de impacto ambiental y cambio de uso de suelo en terrenos forestales, para abrir brechas, caminos y construir cabañas.
De esos 15 desarrollos, ninguno cuenta con los permisos de impacto ambiental o cambio de uso de suelo forestal.
“Lo que pretendemos ahora es hacer visitas de inspección a todos y cada uno de los proyectos que se ubican en la Ruta, son alrededor de 50 los que están en la lista, podría haber más”, señaló, para luego precisar que estas acciones se iniciarán a partir del lunes próximo.
La entrevista se desarrolló en el desarrollo Selva Maya, uno de los sitios clausurados por la Profepa y lugar en donde se realizó una reunión entre el funcionario e integrantes de la Asociación Turística de Desarrolladores de la Ruta de los Cenotes, interesados en regularizar su situación.
“La reunión se deriva de las inspecciones que hemos estado realizando en la Ruta de los Cenotes. Entiendo que hay una serie de organizaciones que trabajan en la zona y que solicitan orientación sobre la normatividad para desarrollar en el sitio”, manifestó.
Piña Herrera reconoció estar enterado sobre oficios emitidos por la Comisión Estatal de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA), en que se advierte que la zona es susceptible a la contaminación del acuífero subterráneo, lo que compromete a su vez la calidad del agua que sirve para abastecer a Cancún.
“De hecho es una zona importante de captación de agua potable para la ciudad de Cancún; de ahí también nace la necesidad de hacer una inspección de todos los predios, precisamente para ver realmente qué tanto impacto se tiene en la zona; ahorita no lo sabemos y el resultado se le turnará a la autoridad responsable de dar las autorizaciones, que es la Semarnat”, explicó.
El delegado aclaró que lo observado es que si bien los propietarios decidieron arrancarse con sus proyectos, sin contar con los permisos, han buscado que estos se adecúen a lo establecido por el Programa de Ordenamiento Ecológico Local (Poel), de Benito Juárez.
“Realmente no cuentan con autorizaciones de cambio de uso del suelo, ni de impacto ambiental, pero sí pretenden mantener la densidad del sitio y la cobertura vegetal”, señaló. (Fuente: El Periódico)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)