Se quejan vecinos de aumento de inseguridad en SM 15 de Cancún

Posted on diciembre 14, 2010, 11:55 pm
3 mins

CANCÚN, MX.- Integrantes del Comité de Vecinos de la Supermanzana 15, en donde ocurrió el asesinato entre elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito de Benito Juárez, reprocharon la falta de interlocución con las autoridades y la inseguridad que ha alcanzado la zona, considerada como una de las más exclusivas del centro de la ciudad.


Sin acceder a que sus nombres aparezcan publicados, por temor a algún tipo de represalia y, ante la escalada de violencia en la zona, habitantes de la Supermanzana 15, se quejaron del incremento de la inseguridad, lo que les ha obligado a instalar rejas en sus casas o departamentos, cercas eléctricas y hasta cámaras de vigilancia.
“¿Quién manda en materia de seguridad pública?”, cuestionó una de las integrantes del Comité Vecinal, que desde 1990 interactúa lo mismo con el ayuntamiento, que con el gobierno federal, a través del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), para darle mantenimiento a la zona y al parque GAIA que se encuentra en el sitio y que representa la única área natural protegida municipal en México.
“La caseta de policía la pusimos los vecinos hace 20 años y desde entonces es el juguete de Seguridad Pública; hemos llegado al extremo de que hace tiempo unos jóvenes fueron asaltados por los policías que resguardan esa caseta o que al menos estaban ahí. Les robaron dinero y sus celulares”, recordó la entrevistada, sobre un hecho que, en efecto, se registró en este año.
Un empresario, con 15 años de residencia en la zona, cuenta que durante las noches solía salir a caminar en compañía de sus dos perros, hábito que ha reducido ante la creciente inseguridad.
“Tranquilamente se podía caminar por este parque… por cualquier calle de la Supermanzana, sin que nada pasara. Ahora no falta el vecino que ya puso alarmas y hasta cerca electrificada”, expresó.
Colindante a la zona, está la Supermanzana 11, que también ha resentido el incremento de asaltos.
En las casas de la zona se han levantado bardas y colocado cercas electrificadas, medida replicada por algunos edificios de condominios. Sus habitantes también han echado mano de las alarmas y paga seguridad privada 24 horas, por un costo mensual de nueve mil pesos.
“Es un servicio bastante caro, pero ¿qué haces? Estuvimos viendo varias empresas, pero muy pocas realmente están capacitadas y prestan servicio de calidad, entonces tuvimos que contratar a esa”, dijo una habitante del área. (Fuente: El Periódico)

Comentarios en Facebook