Levantan a taxista en la Riviera y aparece en pueblo de Yucatán

0
33

SEYÉ, YUCATAN, MX.- El taxista progreseño Alfredo Paredes Gallegos, de 37 años de edad, fue levantado la madrugada del lunes en la Riviera Maya de Quintana Roo y trasladado, atado de manos y con los ojos vendados con cinta canela, a una casa del municipio de Seyé, de donde logró escapar para dirigirse al Palacio Municipal, donde alertó a la Policía local diciendo que “estaba condenado a muerte”.


En esta población, los habitantes mencionaron que los residentes de la casa, ubicada en la calle 33 Nº 55 entre 38 y 40 de la colonia San Sebastián, de donde escapó el progreseño, están involucrados en drogas en ese polo turístico. Otra versión es que son problemas de taxistas, pero siempre en el vecino estado.
La torpeza de la Policía Municipal, que se tardó más de una hora en dar aviso a la Policía Judicial y a la Secretaría de Seguridad Pública, permitió que el autor del “levantón”, Manlio Iván Sosa Tutzín, de 29 años, y su pareja sentimental se dieran a la fuga.
Los habitantes del municipio aseguran que el alcalde José Manuel Cauich Miam recibió dinero de la familia Sosa Tutzín para su campaña.
Sin embargo, por la rápida movilización policíaca de la SSP se logró la detención de la señora María Luz Tutzín Pech, de 40 años de edad y de Luis Alonso Sosa Tutzín, de 18 años de edad (a) “Marmota”, madre y hermano de Manlio Iván, respectivamente, y de Manuel Alejandro Sulub Huchim (a) “Chiquis” de 23 años.
Por la noche fue detenido Gabriel Calán Tuc, de 31 años de edad y vecino de Campeche, pero con residencia en Cancún.
Se rompe la calma en el municipio
Según se averiguó, alrededor de las once de la mañana un individuo salió corriendo de la casa de la familia Sosa Tutzín con las manos atadas y con una gruesa cantidad de cinta canela alrededor de su cuello. Corrió por las calles y a los pocos con los que pudo hablar les dijo que lo “querían matar y que era un taxista que levantaron”.
La gente le dijo que fuera al Palacio Municipal, donde narró a los policías locales su odisea.
Paredes Gallegos mencionó que fue “levantado” frente al hotel Princess, de la Riviera Maya por cuatro sujetos que lo subieron a un taxi con número económico 5830 con placas de circulación 4470 TNV del servicio público.
Dijo que lo pasearon y que luego “oyó” que lo llevarían a Seyé para desaparecerlo.
El taxista nacido en Progreso, Yucatán, según registros, ya estuvo detenido en tres ocasiones en ese polo turístico por dedicarse a la distribución de drogas.
Entre los mismos policías se mencionó que les pareció “raro” que sus altos mandos no dieran parte de inmediato a la SSP y a la PJ, lo que permitió que Manlio Iván se diera a la fuga en la Voyager color blanco, por lo que ayer fue el vehículo más buscado en todo Yucatán y que cerca de la medianoche fue encontrado en montes del municipio de Tahmek.
Mientras se dio aviso a las policías estatales, el hermanito Luis Alonso Sosa Tutzín (a) “Marmota” se dio tiempo para dejar en los montes una camioneta Ram que serviría para “llevar al monte al taxista”.
La paz de Seyé se rompió cuando decenas de camionetas de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Policía Judicial empezaron a recorrer las calles. Mientras que en la vía federal a la entrada que conduce al pueblo se apostaron varias patrullas de la Policía Federal.
La SSP instaló retenes a lo largo de la autopista Mérida-Cancún.
Paredes Gallegos presentaba hematoma en un ojo y tenía residuos de cinta canela en las manos y la garganta.
Manlio Sosa Tutzín nació el 22 enero de 1986 en Seyé y trabajó en la empresa de seguridad “Sistemas de Seguridad Avanzada”. Tiene varias detenciones por delitos contra la salud en Cancún, Quintana Roo. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook