Siguen policías en la mira de la SIEDO por nexos con el crimen

Posted on marzo 06, 2011, 11:55 pm
10 mins

CANCÚN, MX.- Un abanico de corrupción ligada al crimen organizado, es el que se ha extendido con mayor fuerza en los últimos meses al interior de Seguridad Pública de Benito Juárez.


Policías municipales ligados a secuestros, “levantones”, robos, violaciones y otros delitos; han quedado al descubierto y muchos, siguen bajo la “mira” de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO).
Para nadie es un secreto ya, que dentro de las filas de Seguridad Pública se sirve directamente al crimen organizado, ya sea como “Halcones” usando las mismas patrullas de la policía preventiva o brindando protección.
Pero también han participado de manera directa en secuestros y “levantones”, tal y como quedó al descubierto desde el año pasado cuando cuatro elementos en activo de Seguridad Pública fueron detenidos por la Policía Judicial del Estado (PJE), cuando fueron a cobrar el rescate para liberar al ejidatario Humberto Horacio Lara González (a) “El Indio Blanco”.
Raymundo Reyes De Aquino, Esteban de la Cruz Ramírez, Ezequiel Cruz Olán y Javier Cruz Trejo; fueron consignados en marzo a un juez penal por el delito de secuestro.
Los cuatro policías municipales fueron trasladados a la cárcel municipal de Cancún, en donde quedaron a disposición del juez Segundo de lo Penal y después serían liberados Esteban de la Cruz Ramírez, Ezequiel Cruz Olán y Javier Cruz Trejo; por falta de elementos, quedando encarcelado únicamente Raymundo Reyes de Aquino, quien fue contactado por la “Comandante Estrella” para recoger los 500 mil pesos que pagaría la familia de Lara González para que él fuera liberado.
Sin embargo, no contaban con que una elemento de la Policía Judicial estaba infiltrada como familia del ejidatario y fue así que mediante un operativo bien organizado, se logró detener a los policías, pero no a los secuestradores.
Otro caso que dejó al descubierto la participación directa de policías municipales con el crimen organizado, se dio también el año pasado, cuando el nueve de octubre Mario Tomás Interián Martínez fue “levantado” en la patrulla 5411 por los policías municipales Blanca Patricia Caamal Parra, Francisco Rodríguez Alpudia, Luis Alfredo Canul Moo y Carlos Fernando Puc Santiago; quienes fueron señalados por el agraviado de haberlo “levantado” y subido a la patrulla en mención esposado y después entregado a Carlos Alberto Mendoza Ayala (a) “La Araña” y/o “El Pitufo”, de quien pudo escapar después por la Región 94 y pedir ayuda a la Policía Judicial del Estado (PJE).
Días después, “La Araña” fue detenido por la policía judicial y militares y posteriormente fue arraigado por la SIEDO y trasladado a la ciudad de México.
Los policías municipales señalados rindieron sus declaraciones ante el Ministerio Público del Fuero Común y posteriormente regresaron a laborar de manera normal.
Fue hasta enero de este año, cuando elementos del Ejército y personal de la SIEDO, detuvieron a los cuatro policías, quienes fueron trasladados a la guarnición militar, para después ser llevados a la ciudad de México.
Otro caso, es el recientemente registrado en la céntrica avenida Andrés Quintana Roo, en donde el México-americano Miguel Angel Flores Mallestas, recibió tres impactos de bala al escapar de la “Comandante Estrella” y otro sujeto.
Pero lo grave de este hecho además de que fue a plena luz del día y en una avenida tan céntrica, fue que el agraviado dijo haber sido “levantado” por dos policías municipales que iban a bordo de la patrulla 5459 de Seguridad Pública.
Según la declaración de Flores Mallestas, el día de los hechos fue “levantado” junto con un “tirador” de droga, a las afueras del bar “Golden”, localizado cerca del cruce de las avenidas Tulum con Cobá.
Los policías municipales los detuvieron, los esposaron y después los subieron a la patrulla.
Ambos fueron “paseados” por diferentes zonas de la ciudad, hasta que a espaldas de la plaza Paseos Cancún fueron bajados de la patrulla y subidos a una camioneta que era conducida por la “Comandante Estrella” y en el lugar del copiloto se encontraba un hombre armado con una pistola.
Después de forcejear con el hombre que viajaba como copiloto, Flores Mallestas logró escapar, pero recibió tres disparos.
Días después, uno de los dos policías que “levantaron” a Flores Mallestas para entregarlo a la “Comandante Estrella”, fue identificado como Jesús Rogelio López Carreño ex escolta de Gregorio Sánchez Martínez cuando éste era presidente municipal.
El policía rindió su declaración ante el ministerio Público del Fuero Común y fue señalado por el México-americano como uno de los policías que lo “levantaron” y después, fue dejado ir para regresar a laborar de manera normal.
Recientemente trascendió que López Carreño dejó de presentarse a laborar a Seguridad Pública, aunque no se confirmó si fue dado de baja de la corporación.
Pero no sólo en actos ligados a la delincuencia organizada han participado policías municipales, pues también han sido señalados de violaciones y robos.
Tal es el caso de los policías Antonino Elmer Bravo Matías, Román Pimienta García, Amador Escobar Escobar y Cristian Alejandro San Román Braga; todos elementos del grupo de Fuerza de Reacción Inmediata (FRI) de la policía preventiva, quienes fueron señalados por una sexo servidora de haberla violado.
La agraviada señaló que fue “levantada” en la avenida José López Portillo con avenida Torcasita y subida a la patrulla 5612 de Seguridad Pública, para después ser llevada a un área verde ubicada en el cruce de Torcasita con ruta cinco, en donde uno de los policías la violó, en tanto que los otros tres la “manoseaban”.
La mujer señaló directamente al policía Cristian Alejandro San Román Braga, como el que la violó, por lo que éste fue puesto a disposición del ministerio público por el delito en mención, en tanto que los otros tres fueron puestos a disposición por abuso sexual.
Sin embargo, los policías fueron liberados al no haberse encontrado elementos para consignarlos a un juez.
El último caso en donde policías municipales salieron a relucir, fue el de los policías Heron Santiago Salazar y Miguel Angel Dehara, quienes fueron detenidos por la Armada de México en la Supermanzana 66 después de haber sido señalados por un ciudadano de haberle robado dos mil pesos.
Al vencerse el término constitucional de 48 horas, los dos policías fueron consignados por el delito de robo, pero liberados a las pocas horas con el pago de una fianza de 16 mil pesos.
Un gran porcentaje de elementos de la policía municipal, siguen bajo investigación de Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO). (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)