Identifican a 2 de 3 ejecutados; no pagaron su rescate, revelan

0
4

CANCÚN, MX.- Como Carlos Efrén Carrillo Haas y Kareem Israel Hass Cohuó fueron identificados dos de los tres ejecutados encontrados la mañana del sábado en la carretera que conduce al libramiento aeropuerto.


Los dos jóvenes fueron secuestrados y su familia no logró juntar los 350 mil pesos que pedían como rescate por su liberación.
La osamenta continúa sin identificar y permanece en el Servicio Médico Forense (Semefo).
Ante el Ministerio Público del Fuero Común se presentaron personas que dijeron ser familiares de dos de los tres ejecutados encontrados el pasado en la carretera que conduce al libramiento aeropuerto.
Clementina Hass Naal identificó el cuerpo de su hijo Carlos Efrén Carrillo Hass, de 28 años de edad, originario de Quintana Roo, quien trabajaba con su papá en un negocio dedicado a la renta de videojuegos.
Mientras que Benita Hass Naal identificó el otro cadáver como el de su hijo Kareem Israel Haas Cohuó, de 21 años de edad, originario de Quintana Roo, compañero de trabajo y primo del primer occiso.
La noche del domingo, los familiares de las dos víctimas realizaron todos los trámites ante el ministerio público, para reclamar los cuerpos y poderles dar cristiana sepultura.
Según información obtenida, estos dos jóvenes fueron secuestrados el pasado 23 de septiembre cuando salían de sus domicilios y desde ese entonces, ya no se supo nada de ellos.
Después de su desaparición, su familia recibió una llamada telefónica en donde sujetos que se identificaron como miembros del grupo delictivo de “Los Zetas”, les exigían el pago de 350 mil pesos como rescate.
La instrucción de los secuestradores fue que dos días después, debían entregar el dinero, mismo que tendrían que dejar en una bolsa junto a un puesto de tacos ubicado en la entrada a Rancho Viejo.
Sin embargo, la familia no logró juntar todo el dinero y cuando acudieron al sitio indicado, sólo dejaron una parte del dinero que exigían los secuestradores.
A pesar de que los días transcurrían y los dos jóvenes no regresaban a casa, fue hasta el día 27 de septiembre cuando Clementina Hass Naal se presentó a denunciar la desaparición de su hijo Carlos Efrén y su primo Kareem Israel ante el Ministerio Público del Fuero Común, quien inició el acta circunstanciada 416/2011 por hechos probablemente constitutivos de delito.
Lamentablemente, el pasado sábado primero de octubre, ambos aparecieron en una brecha aledaña a la carretera que conduce al libramiento aeropuerto.
Los dos cuerpos fueron encontrados junto a una osamenta que hasta el momento no ha sido identificada.
Los jóvenes llevaban entre cinco y seis días de haber fallecido, lo que hace suponer que fueron ejecutados tres días después de que sus secuestradores cobrasen el rescate.
El día en que fueron encontrados los cuerpos se inició la averiguación previa 4507/2011 y la Policía Judicial del Estado (PJE) intentó hablar con los familiares de los jóvenes, para ver si se trataba de alguno de los cuerpos, pero por temor, no quisieron tratos con la policía.
Fue hasta el domingo, día en que el hallazgo fue publicado en los diferentes medios de comunicación, cuando los familiares de las víctimas los identificaron por la vestimenta y por el tatuaje que uno de ellos tenía en una pierna y de esta forma, se presentaron ante el ministerio público para hacer los trámites correspondientes. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook