Admiten déficit presupuestal

0
3

CANCÚN, MX.- El ayuntamiento Benito Juárez no sólo no llegará a los dos mil 300 millones de presupuesto aprobado para 2011, sino que registrará un déficit, derivado de una mala proyección financiera de la pasada administración.


Jesús Pool, secretario de la Comisión de Hacienda en el Cabildo dijo que la revalorización catastral es un hecho, pero descartó impuestos adicionales.
Asimismo anticipó que el presupuesto de 2012 será de casi dos mil 500 millones de pesos, 200 millones más de lo que originalmente está previsto, pero que este monto se anexarán tras gestiones que el gobierno municipal hizo en el Congreso del Estado para ejecutar obra en Benito Juárez.
Dijo que en la revisión que llevan del presupuesto del 2011 “si se detecta un ahorro”, pero que por mala proyección de la pasada administración no se logró la meta de recaudación.
Refirió que cuando se aprobó el presupuesto de 2011, el Cabildo anterior aprobó la revalorización catastral, pero que el Congreso del Estado rechazó y ya no se hizo el ajuste respectivo, además de que se aplicaron descuentos de hasta el 25 por ciento a los que hicieron pago de predial por adelantado.
“La administración anterior aprobó incrementar las tablas catastrales, pero el Congreso del Estado las rechazó (y se cobraron las del 2007), tuvieron un presupuesto desfasado, y de acuerdo a lo previsto no se alcanzará la recaudación, con todo y los programas de inventivos (cero multas y recargos) que se llevan a cabo (en la Tesorería Municipal)”.
Como ejemplo, refirió que en el presupuesto de 2011, por concepto de impuestos apenas se ha logrado un 65 por ciento de avance, y se ve difícil alcanzar la meta, aunque por su parte insistirá que el programa de cero multas y recargos se extienda hasta noviembre porque “de nada nos sirve aplicarle a la gente multas y recargos porque la gente menos viene a pagar, lo que hay que hacer es darle facilidades”.
Dio por hecho que Benito Juárez cerrará con un déficit en sus finanzas, aunque omitió decir de cuánto, ya que señaló que esto será cuando se revise el ejercicio fiscal del año.
Aunque cabe señalar que días atrás Jesús Pool anticipó que el déficit será por deudas a proveedores, principalmente.
Asimismo el alcalde, Julián Ricalde reconoció que hubo un “manipuleo” de las cédulas catastrales, que llevaron a sancionar a dos empleados de Catastro -hoy ya dados de baja- de los que uno era sindicalizado. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook