Ejecutan 4 de las 7 órdenes de aprehensión contra involucrados en el atentado contra ex Alcalde

Posted on octubre 08, 2011, 11:55 pm
9 mins

PLAYA DEL CARMEN, MX.- Por el delito de homicidio calificado, en agravio de Rolando Gómez Carrillo de 67 años de edad, compadre y contador del ex presidente municipal Miguel Ramón Martín Azueta, los agentes de la PJE cumplieron cuatro órdenes de aprehensión de las siete libradas en contra de “Los Zetas” que rafaguearon el automóvil de Martín Azueta, y llevados a Cancún para que enfrenten proceso ante un Juez Penal de esa ciudad.


De las detenciones pendientes, dos se cumplirán los próximos días, en virtud de que se encuentran presos por ultrajes a la autoridad, y por lo tanto, sólo uno se encuentra prófugo y se trata de Lázaro Rivadeneira (a) “El Greñas”.
La madrugada del miércoles pasado, al día siguiente del intento de ejecución de Miguel Ramón Martín Azueta, perpetrada la noche del martes cuando circulaba en su automóvil en la carretera Playa del Carmen-Cancún, resultando ileso al igual que su chofer-escolta; su compadre y contador falleció por las heridas mortales de los disparos del arma AR-15, calibre 2.23, la PMP logró la detención de ocho de los implicados; sin embargo, el viernes el MPFC solamente consignó a siete al Juzgado Penal por ultrajes a la autoridad, porque golpearon a la policía al momento de su arresto, ya que la madre de Karen Ramos Flores demostró que ésta es menor de edad y por eso fue enviada al juez para menores en Cancún.
Los cuatro miembros de la organización criminal “Los Zetas” fueron detenidos por la Policía Judicial del Estado (PJE) de los grupos de aprehensiones y homicidios provenientes de la ciudad de Cancún, en el transcurso de este sábado, cuando pretendían abandonar el Centro de Retención Municipal (antes Cárcel Municipal), porque después de rendir su declaración preparatoria tras las rejillas de prácticas de los Juzgados Primero y Segundo de lo Penal, su defensa de oficio pidió la libertad bajo fianza, misma que fue fijada en 5 mil pesos a cada uno y cubierta por los familiares.
Al primero que se cumplió la orden de aprehensión girada por un Juez Penal de Cancún fue a Roberto López Bautista (a) “El Flaco” de 37 años de edad, originario del Estado de Veracruz, con antecedentes criminales, después que sus familiares cubrieron la fianza de 5 mil pesos en el Juzgado Primero de lo Penal, alrededor de las 15:30 horas pretendían abandonar el Centro de Retención Municipal cuando fue detenido por la PJE y bajo fuertes medidas de seguridad lo llevaron a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de esta ciudad.
Declara un grupo de cinco
Alrededor de las 16:30 horas de este sábado, cinco de los seis consignados el viernes por el Ministerio Público al Fuero Común (MPFC) al Juzgado Segundo de lo Penal, por ultrajes a la autoridad, bajo fuertes medidas de seguridad de la Policía Municipal Preventiva (PMP) fueron llevados tras las rejillas para que rindan su declaración preparatoria, porque en el sexto caso la diligencia se realizó en las instalaciones del Hospital General de los Servicios Estatales de Salud (Sesa), en donde convalece de fractura de costillas y la perforación de un pulmón, provocada por la PJE durante su interrogatorio.
Los cinco Zetas que rindieron su declaración en el Juzgado Segundo de lo Penal, fuertemente custodiado por la PMP son: Juan Carlos Osorio Narres, de 32 años de edad, originario del Estado de Chiapas (taxista); Víctor Hugo Hernández, de 23 años, del Distrito Federal (D.F.); Dorilian Guarda Hidalgo, de 31 años, de Tabasco, taxista que había dicho llamarse Adrián García Ruiz, de 31 años, de Tabasco; Miguel Angel Chan Balam, de 27 años, de Quintana Roo; José María Pool Madera (a) “Gokú”, de 22 años, de Quintana Roo, (taxista), traslado al “tirador” y Rodolfo Pérez Villegas, de 40 años de edad, alias “Kaibil”, originario del Estado de Tabasco y quien accionó el arma AR-15 en contra del automóvil del ex presidente municipal de Solidaridad.
Al término de la declaración preparatoria, la defensa de oficio pidió la libertad bajo fianza de cuatro de los cinco detenidos: Juan Carlos Osorio Narres, Víctor Hugo Hernández, José María Pool Madera (a) Gokú”, y Miguel Angel Chan Balam, misma que fue fijada en cinco mil pesos a cada uno y la cual fue cubierta, por lo que, junto con Dorilian Guarda Hidalgo, alrededor de las diez de la noche fueron llevados nuevamente al Centro de Retención Municipal, en donde ya se había desplegado un impresionante operativo con la participación de la Policía Federal, PJE y PMP.
Alrededor de las 22:30 horas, y en el momento en que Juan Carlos Osorio Narres, Víctor Hugo Hernández, José María Pool Madera (a) Gokú”, y Miguel Angel Chan Balam abandonaban la prisión, los agentes de la PJE les cumplieron las órdenes de aprehensión a los tres primeros, porque a Chan Balam no se le giró orden de aprehensión, los metieron al camión “Rinoceronte” de la Policía Federal, y fuertemente custodiados por la PJE y la PMP los llevaron a Cancún para ser recluidos en la Cárcel Municipal, quedando a disposición del juez que lleva la causa penal por homicidio calificado.
De las tres órdenes de aprehensión pendientes por cumplirse, dos se cumplirán los próximos días, porque Rodolfo Pérez Villegas, alias “Kaibil”, sigue bajo proceso penal por ultrajes a la autoridad, y convaleciente en el Hospital General, en tanto que Dorilian Guarda Hidalgo y/o, Adrián García Ruiz, quien en abril pasado se vio involucrado en la ejecución de Aurelio de Jesús Masa Fabián, alias “El Black”, quien controlaba la venta de droga para uno de los grupos rivales del Crimen Organizado que operan al interior del sindicato de taxistas “Lázaro Cárdenas del Río”, logrando salir libre, sigue recluido en prisión.
Solamente uno de los siete “Zetas” que tiene orden de aprehensión se encuentra prófugo de la justicia, y se trata del taxista Lázaro Rivadeneira (a) “El Greñas”, quien ocupa un lugar relevante en la estructura de una célula de esta organización criminal en esta plaza. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)