Cierran 75 restaurantes en 2011 y se pierden hasta 750 empleos

0
3

CANCÚN, MX.- El 2011 pasará a la historia como el peor año para el sector restaurantero de Cancún, cerrando 75 establecimientos, dentro de los cuales se encuentran El Tacolote, Pat O’Briens y Shrimp Bucket, que en su conjunto representaron la pérdida de unos 750 empleos e inversiones superiores a 75 millones de pesos.


Y es que este año las ventas del sector se vieron empañadas por diversos factores, como la Ley Antitabaco, la crisis económica y la caída en el consumo promedio, que finalmente provocaron el cierre de restaurantes como Sirloin Stockade de Plazas Outlet; Italian Coffee y Mama Roma de Plaza Las Américas; el Tacotorro de la avenida Kohunlich; Los Bisquets Obregón de Plaza Las Palmas, y Rainforest de Plaza By Forum.
Datos de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en el destino, revelan que contrario a otros años en los que las aperturas compensaban los negocios cerrados, este 2011 apenas se contabilizaron 25 inauguraciones contra 75 cierres, lo cual implicó la pérdida de una inversión mínima de un millón de pesos por unidad.
Luego de que al inicio de la temporada baja del turismo la Canirac reportaba ya el cierre de cuando menos 15 negocios en el centro y Zona Hotelera de Cancún, el balance anual resultó más pronunciado de lo esperado en medio del freno que representa para el crecimiento del sector la excesiva tramitología y costo para la apertura de este tipo de establecimientos.
Turismo pobre
De acuerdo con el presidente de la Canirac Cancún, Fernando Vargas Aguilar, los cierres se extendieron por igual en el centro y la Zona Hotelera del destino, debido a una serie de factores dentro de los que destaca también la caída en la afluencia de visitantes estadounidenses a causa de la situación económica por la que sigue atravesando ese país y el impulso que le están dando a su turismo interno.
Adicionalmente, destacó que otro problema que enfrenta el sector es el bajo poder adquisitivo del turismo que llega actualmente, lo cual ha provocado una caída de 15% en el cheque promedio con relación a 2010, en el cual se registró también una baja de 10% sobre 2009, obligando a los restaurantes a implementar paquetes más accesibles para atraer al comensal.
Lo anterior, dijo, contrasta con el alza de 7% que han acumulado los insumos en lo que va del año, a los que se suma el incremento en los gastos de operación derivados del aumento en las tarifas de agua potable, energía eléctrica y combustibles, que no pueden trasladarse al precio del menú, pues implicaría elevar 30% el monto de la cuenta y ahuyentaría a los comensales, que continúan cuidando su bolsillo.
Ante este panorama, el gerente de la Canirac en el destino, Alberto García Cancino, destacó que hay muchas expectativas de que la situación mejore en 2012, pues a partir del próximo 20 de diciembre se espera un repunte de 20% en las operaciones del sector derivado de la temporada alta del sector turístico y las cenas navideñas, en las cuales algunos restaurantes logran darle hasta dos vueltas a las sillas.
De esta manera las operaciones del sector pasarían de entre 40% y 45% que se encuentran hoy en día a 60%, debido también al impulso que representa para los restaurantes la celebración de las posadas navideñas, que este año han tenido muy buena demanda y les permitieron levantar un 10% sus operaciones. (Fuente: diario Quequi)

Comentarios en Facebook