Despiden a comandante policiaco ejecutado en la Colosio de Playa

Posted on junio 23, 2012, 11:55 pm
12 mins

PLAYA DEL CARMEN, MX.- Al encabezar la ceremonia luctuosa de cuerpo presente del comandante de la Policía Municipal Preventiva (PMP) de Solidaridad, Irving Alejandro Canul Falcón, ejecutado cobardemente por “Los Pelones” por afectar sus intereses en la ilícita actividad de venta de drogas al menudeo, el presidente municipal, Filiberto Martínez Méndez, exhortó a los elementos de la corporación a seguir trabajando en el combate contra la delincuencia y el crimen organizado, “a cumplir con el compromiso con la sociedad”.

Advertisement

Consignan a sicarios

PLAYA DEL CARMEN, MX.- Por el delito de homicidio calificado, los tres integrantes de la organización criminal “Los Pelones”, implicados en la ejecución del comandante de la PMP de Solidaridad, Irving Alejandro Canul Falcón, y su cuñado, porque les afectaba su negocio al detener a los vendedores de droga de la organización en la colonia Colosio donde fungía como comandante, fueron consignados la noche de este sábado por el Ministerio Público al Juzgado Penal, toda vez que fueron detenidos en flagrancia; y en lo que respecta a las armas, las granadas y el uniforme táctico que les fue asegurado, se dará vista a la PGR.
Alrededor de las 20:30 horas, el Ministerio Público del Fuero Común (MPFC) resolvió la situación jurídica de Pedro Ramírez Tapia, alias “Peter”, de 39 años de edad, originario de Apatzingán, Michoacán; Pablo Antonio de la Cruz Meléndez, alias “El Tigre”, de 20 años, oriundo de Huatulco, Oaxaca; y el taxista cozumeleño José Alfredo Domínguez Dzib, de 33 años, encontrando los suficientes elementos para consignarlos al Juzgado Penal por el delito de homicidio calificado, por lo que los agentes de la Policía Judicial del Estado (PJE) los trasladaron al Centro de Retención Municipal (CRM) para su custodia.
El trío de integrantes de la organización “Los Pelones” reconoció plenamente ante el MPFC su participación en la cobarde ejecución del comandante Irving Alejandro Canul Falcón, de 36 años de edad, originario del municipio Othón P. Blanco, Quintana Roo, quien tenía el cargo de comandante de la PMP en la colonia Luis Donaldo Colosio Murrieta, y su cuñado Francisco Javier Pérez Torres, de 30 años, fueron acribillados cuando se encontraban en el interior de su automóvil, color azul, modelo antiguo, con placas de circulación UVR-56-57 del estado, y estacionados frente a su casa en la calle 66 con avenida 35, en la colonia Colosio.
De acuerdo a la declaración rendida ante el agente del MPFC por los criminales, la ejecución del comandante de la Policía Municipal Preventiva, encargado del Sector II de la colonia Luis Donaldo Colosio Murrieta, fue ordenada por el líder del grupo criminal “Los “Pelones”, identificado con el alias de “El Indio”, por afectarle sus intereses en la ilícita actividad de venta de drogas al menudeo.
El trío de sicarios no solamente reconoció su participación en la doble ejecución, sino que prácticamente fue detenido en flagrancia, porque testigos de los trágicos hechos observaron que el par de sicarios se daban a la fuga en el taxi local del sindicato “Lázaro Cárdenas del Río” con número económico 589, porque se implementó un operativo de búsqueda, siendo localizado en la Décima Avenida con calle 6, y al cuestionar al chafirete, José Alfredo Domínguez Dzib, dijo que había llevado a los asesinos a una casa de seguridad ubicada en la calle dos entre las avenidas 40 y 45 de la colonia Centro. Al llegar al domicilio las autoridades sorprendieron a Pedro Ramírez Tapia, alias “Peter” y a Pablo Antonio de la Cruz Meléndez, alias “El Tigre”, intentando darse a la fuga, por lo que procedieron a detenerlos y encontrándoles las pistolas usadas para matar al mando policíaco.
En las próximas 48 horas, comenzando la noche de este sábado, el trío de criminales rendirá su declaración preparatoria tras las rejillas de prácticas del Juzgado Penal, para que en un periodo de tres días, en dado caso que la defensa no pida la duplicidad a seis días, el juez les resolverá su situación jurídica con el auto de formal prisión o libertad, aunque por el cúmulo de pruebas que pesan en contra de ellos, se prevé la formal prisión y por tratarse de delitos tipificados como graves no tendrán derecho al beneficio de la libertad bajo fianza y por consiguiente deberán esperar sentencia recluidos en el CRM, proceso que llevará cuando menos un año.
Implicados en otras ejecuciones
El trío de sicarios, Pedro Ramírez Tapia, alias “Peter”; Pablo Antonio de la Cruz Meléndez, alias “El Tigre”; y el taxista cozumeleño José Alfredo Domínguez Dzib, aceptaron su participación en las ejecuciones de Ricardo Sosa González, alias “El Negro”, arrojado en la avenida CTM con fraccionamiento Real Ibiza, bajo la averiguación previa 3202/2001; de la ejecución del ex policía municipal Alexis Morales Manuel encontrado en la zona residencia Los Arrecifes en diciembre pasado, expediente 3595/2011, y el intento de asesinato de la sexoservidora Jazmín Alejandra Sánchez Mejía (a) “La Kimberley.
En cuanto a las granadas, los chalecos antibalas, uniformes tácticos, asegurados al taxista, y las armas de fuego aseguradas a los sicarios
Pedro Ramírez Tapia y Pablo Antonio de la Cruz Meléndez, usados para ejecutar al comandante de la PMP y su cuñado, el MPFC dará vista a la delegación estatal de la Procuraduría General de la República (PGR) con la entrega del desglose de la averiguación previa al Ministerio Público de la Federación (MPF) por ser de su competencia, debido a que son delitos de índole federal. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Acompañado por el director general de Seguridad Pública, Tránsito y Bomberos (SPTyB), comandante Rodolfo del Ángel Campos e integrantes de su gabinete, a las ocho de la mañana de este sábado; el alcalde presidió en la plaza cívica de la corporación, la ceremonia luctuosa a Alejandro Canul Falcón, de 36 años de edad, originario del municipio Othón P. Blanco, Quintana Roo, quien tenía nueve años en la corporación, alcanzó el grado de policía primero y se desempeñaba como comandante de las colonia Luis Colosio Murrieta y Nicte-Há, quien fue acribillado la noche del jueves con su cuñado en el interior de su auto, frente a su casa en la calle 66 con avenida 35 de la Colosio.
Minutos antes de las ocho de la mañana, llegó a los patios de la corporación, la carroza de la funeraria con el cuerpo sin vida del mando policíaco, y a las ocho la banda de guerra de la Dirección General de SPTyB, tocó la marcha, para que fuera ingresado el féretro; posteriormente se hizo el pase de lista y en las tres ocasiones se dijo el nombre de Irving Alejandro Canul Falcón, sus cientos de compañeros congregados en la plaza cívica al unísono, gritaron ¡presente!, y después vino el toque de silencio.
El presidente municipal, Filiberto Martínez Méndez, al dirigirse a los elementos policiacos, los exhortó a seguir trabajando en el combate contra la delincuencia y el crimen organizado. A Cumplir con el compromiso con la sociedad y destacó que “nuestra policía en Solidaridad es ejemplo en el estado”.
Después se tuvo la intervención del director general de SPTyB, comandante Rodolfo del Ángel Campos, quien expresó lo siguiente: Quiero, en nombre de todos los compañeros de esta corporación, reconocer la labor de Irving Alejandro Canul Falcón quien se distinguió por ser un comandante aguerrido y con mucha pasión en el desempeño de sus funciones”. “Por esto, quiero decirte compañero Irving, que descanses en paz donde te encuentres, porque puedes estar seguro que en este mundo cumpliste con tu misión”.
Por último, Arsenio Parra Cano, comandante de vigilancia de uno de los turnos, tuvo a su cargo el exhorto de servicio, quien en las tres ocasiones que exclamó “Dirección General de Seguridad Pública y Tránsito”, los policías presentes respondían “al servicio de la sociedad”, y después con el toque de la marcha de la banda de guerra de la Dirección General de SPTyB, la escolta de la corporación puso el féretro en hombros para sacarlo de la plaza cívica, y subirlo a la carroza, para su traslado a la ciudad de Chetumal, su lugar de origen, para su cristiana sepultura. ¡Descanse en paz! (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Advertisement
Advertisement
Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)