Liberan a 4 presuntos ‘polleros’ detenidos por el caso de rumanos ilegales en aeropuerto de Cancún

Posted on enero 18, 2013, 11:50 pm
6 mins

CANCÚN, MX.- Con toda la impunidad y ante una presunta falta de elementos, autoridades de la delegación estatal de la Procuraduría General de la República (PGR) dejaron en libertad a los cuatro “polleros” detenidos con una familia de Rumania, todos ilegales y con pasaportes falsos, el pasado lunes por la tarde en el Aeropuerto Internacional en Cancún, los cuales fueron señalados plenamente como miembros de una amplia red internacional de traficantes de personas.
Ante la súbita liberación de los cuatro sujetos, la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) y otras áreas de la PGR de inmediato solicitaron informes sobre el caso.
De acuerdo a fuentes al interior de la Procuraduría General de la República (PGR), con total discreción la noche del pasado jueves, Martín Eluay Vega, de 36 años de edad, originario de Uruguay, los mexicanos Miguel Angel del Real Ramírez, de 23 años de edad, Marco Antonio López Lozano, de 28 años y José Antonio González Silva, fueron puestos en libertad.
Con total impunidad y encubrimiento, autoridades del Ministerio Público Federal aseveraron que no existieron los elementos suficientes para consignar a los cuatros sujetos por tráfico de personas, a pesar que fueron detenidos por elementos de la Policía Federal en flagrancia cuando recibían a las seis personas originarias de Rumania con documentación apócrifa en el Aeropuerto Internacional de Cancún.
Ante esta noticia, agentes de la Policía Federal y otras áreas de la PGR reaccionaron asombrados sobre la súbita liberación, por lo cual de inmediato comenzaron a indagar por su cuenta para revelar las causas reales de esta dudosa decisión.
Por sí esto fuera poco, la tarde de este viernes trascendió que la misma Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) ya se encuentra investigando el caso y a los “polleros” ahora liberados, esto a cuenta de evitar que cualquiera de ellos piense o imagine dejar el Estado para ocultarse en otro país o ciudad.
La detención de los cuatro sujetos se registró el pasado lunes alrededor de las 17:10 horas cuando elementos de la Policía Federal asignados a la terminal internacional número tres del aeropuerto de Cancún, detectaron a seis personas sospechosas cuando salían, dos mujeres y un hombre, que iban acompañados de dos infantes y un menor de 16 años de edad.
Al ser intervenidos, los sospechosos dijeron ser de origen rumano y haber arribado a Cancún a las 15:50 horas en el vuelo número 7414 de la aerolínea Air Berlín, procedentes de Munich, Alemania.
Dijeron que esperaban a unas personas que llegarían por ellos a la terminal aérea y al detectar que sus documentos migratorios no eran los adecuados para internarse legalmente en México, se montó un operativo para esperar a quienes irían a recoger a los rumanos.
Más tarde se logró la detención de Martín Etulaín Vega, de 36 años de edad, originario de Uruguay, Miguel Angel del Real Ramírez, de 23 años de edad, de origen mexicano y Marco Antonio López Lozano de 28 años de edad, también de origen mexicano.
Al ser interrogados, los rumanos dijeron que se iban a contactar con un elemento del Instituto Nacional de Migración (INM), al que conocían con el nombre de “Toni” y este sería el enlace para dejarlos entrar al país aún sin contar con los documentos correspondientes.
Fue así como los federales buscaron al elemento de Migración señalado, ubicándolo dentro de la terminal aérea en donde también fue detenido y posteriormente identificado como José Antonio González Silva.
Los rumanos explicaron que habían pagado además de su traslado (monto que no fue revelado), mil 500 dólares al agente de Migración y 900 dólares para los tres sujetos que habían ido a recogerlos al aeropuerto, para finalmente ser llevados hasta la frontera con Estados Unidos, en donde otras personas se encargarían de cruzarlos a ese país.
A pesar de esta situación, ahora los “polleros” se encuentran libres de nueva cuenta para continuar impunemente con la red de tráfico de personas que crearon en el Aeropuerto Internacional de Cancún, la cual les ofreció una vida redituable y llena de lujos. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook