BALACERA EN BAR DE CANCÚN: Sobrevivientes de masacre en ‘La Sirenita’ se niegan a denunciar por temor a ser ‘rematados’

0
89

img_1363424799_16007135079264dcc06dCANCÚN, MX.- Sólo dos de los tres heridos a balazos en el bar “La   Sirenita” han declarado ante el agente del Ministerio Público del Fuero Común (MPFC), quienes señalaron que no quieren presentar sus respectivas denuncias por temor a represalias y que desconocen los motivos de la agresión.

Las autoridades ministeriales informaron que Carlos Aguilar Aguilar y Miguel Alejandro Díaz Espadas, de oficio taxistas, declararon la mañana de hoy ante el agente del MPFC, y comentaron que el día de los hechos estaban conviviendo con varios compañeros de trabajo, cuando escucharon varias detonaciones de arma de fuego, por lo que se tiraron al piso.

Explicaron que no se percataron quiénes son los sujetos y que sólo alcanzaron a ver que uno de los gatilleros era de complexión delgada, mismo que portaba el arma larga.
Comentaron que resultaron con lesiones en las piernas, pero se negaron a interponer su denuncia, ya que temen por su vida.

En torno a José Alfredo Rodríguez, éste aún no ha sido declarado, pues continúa recibiendo atención medica; de hecho, personal del nosocomio informó que hoy fue intervenido quirúrgicamente, por lo que todavía está imposibilitado para hablar.

Asimismo, las autoridades dieron a conocer que de los siete ejecutados, a cuatro les realizaron pruebas toxicológicas, y uno de ellos, identificado como Nazario Sánchez Flores, dio positivo al consumo de cocaína.

Cabe destacar que las autoridades ministeriales aún no fijan la línea de investigación en este hecho, aunque sólo atinan a señalar que se trató de un ajuste de cuentas entre grupos rivales vinculados con la delincuencia organizada.

Mientras tanto, en el bar aún están los siete vehículos de los occisos, cinco son taxis y dos particulares.

Al interior del establecimiento todavía están las mesas en completo desorden, botellas de cerveza destrozadas y manchas de sangre en el piso y sillas.

Afuera una patrulla de la Secretaría Municipal de Seguridad Pública se mantiene vigilando el establecimiento para evitar que curiosos ingresen, en espera de que el MPFC concluya con los trabajos de investigación. (Fuente: Diario de Quintana Roo)

img_1363424818_7676c17e5df77c027d67

INVESTIGAN NEXO DE BALACERA DE ‘LA SIRENITA’ CON DISPAROS EN PRADO NORTE

CANCÚN, MX.- Como parte del ajuste de cuentas entre dos grupos rivales Cártel del Golfo y Los Zetas, por la ejecución múltiple de 7 personas, la Policía Judicial del Estado (PJE) investiga si las armas que usaron los sicarios en la masacre en el bar “La Sirenita” son las mismas que rafaguearon la casa del fraccionamiento Prado Norte el mes pasado, en donde se usaron armas calibre .9 milímetros y “cuerno de chivo”.
Dos de los tres lesionados que continúan hospitalizados, ya rindieron su declaración ante el agente del Ministerio Público del Fuero Común, pero no quisieron interponer una denuncia formal por los hechos ocurridos.
Las investigaciones continúan por parte de la PJE en torno a los hechos sangrientos ocurridos el pasado jueves en el bar “La Sirenita”, ubicado en la Región 233, en donde un grupo de taxistas fue atacado por un comando armado que abrió fuego con un arma larga AK-47 de las conocidas como “cuerno de chivo” y una pistola calibre .9 milímetros.
El día de los hechos, el Ministerio Público del Fuero Común inició la averiguación previa correspondiente por la muerte de siete personas y tres más que resultaron lesionadas.
En dicho expediente rindieron su declaración el mismo día, 16 personas en calidad de testigos, incluido el dueño del restaurante, Sebastián Dzul Herrera.
Todos los testigos coincidieron en que los sicarios llegaron a bordo de dos vehículos, ingresaron al terreno del bar y dos sujetos descendieron uno portando una pistola y el otro, llevando un arma larga con la que abrió fuego hacia la mesa donde se encontraban el sobrino de la ex alcaldesa Cancún, Magaly Achach de Ayuso, Francisco de Asís Achach Castro (a) “La Barbie”, subsecretario “B” de conflictos del Sindicato de Taxistas “Andrés Quintana Roo”, acompañado de otros taxistas.
Después de cumplir con su cometido, se dieron a la fuga en los mismos vehículos, saliendo por la puerta que colinda con la avenida 20 de noviembre, perdiéndose sin que nadie les siguiera el rastro.
En el ataque murieron Manuel Antonio Carrascosa Ferrer, Juan Briceño Villagómez, Nazario Sánchez Flores, Domingo Pérez Aguilar, Olegario Manuel Contreras Gamas y Francisco de Asís Achach Castro.
Heridos con varios impactos de bala, fueron llevados a diferentes hospitales Juan Carlos Aguilar Aguilar (a) “El Kisifur”, Miguel Alejandro Díaz Espadas, José Alfredo Rodríguez Hoy y José Luis González Moo quien murió momentos después en el hospital.
Ayer, la Subprocuraduría de Justicia en la zona norte dio a conocer que Nazario Sánchez Flores dio positivo al consumo de cocaína, según los exámenes toxicológicos que le fueron practicados.
En tanto, los siete vehículos que fueron asegurados por el ministerio público, permanecían hasta ayer en el bar “La Sirenita”, el cual se encuentra también asegurado y bajo resguardo de policías municipales.

Declaran taxistas

El viernes por la noche, agentes del Ministerio Público del Fuero Común acudieron a los hospitales donde se encuentran aún internados Juan Carlos Aguilar Aguilar (a) “El Kisifur”, Miguel Alejandro Díaz Espadas y José Alfredo Rodríguez Hoy; para tomar sus declaraciones ministeriales.
En el caso de Rodríguez Hoy, no se pudo tomar su declaración pues estaba en el quirófano en una intervención quirúrgica.
En el hospital Amerimed se encuentra Juan Carlos Aguilar Aguilar (a) “Kisifur”, quien sólo recibió un disparo en la pierna derecha.
Al tener un estado de salud estable, Aguilar Aguilar declaró en torno a los hechos, pero sin abundar en el caso.
Según la información obtenida, declaró que solo escuchó los disparos, que fue tirado al suelo por el sujeto que llevaba el arma corta y al intentar incorporarse, le dieron un disparo en la pierna.
Sin embargo, dijo que no quería interponer una denuncia formal por la lesión sufrida.
En la clínica de taxistas se encuentra internado Miguel Alejandro Díaz Espadas, quien recibió un disparo de entrada por salida en la espalda.
El taxista declaró ante el ministerio público que el día de los hechos sólo escuchó los disparos y que se tiró al suelo de inmediato para salvar su vida.
Aseguró que desconoce quienes cometieron el ataque y los motivos para hacerlo, además de que dijo no haber visto el rostro de los sicarios.
Al igual que Aguilar Aguilar, Díaz Espadas se negó a presentar una denuncia por los hechos.
Los tres lesionados permanecen hospitalizados con custodia de la Policía Judicial y de la Policía Municipal, pues se teme que pueda darse algún ataque en los hospitales para “rematarlos”.
La noche del viernes incluso, se recibieron reportes de supuestas detonaciones en ambos hospitales, lo que provocó movilizaciones policíacas, resultando ser reportes falsos. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook