Llamarán a declarar a líder de taxistas por ejecución en ‘La Sirenita’

0
15

10CANCÚN, MX.- El secretario general del sindicato de taxistas, Heildelberg Oliver Fabro, será llamado por las autoridades para acudir a comparecer en la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), en medio del escándalo que cubre a ese gremio sindical que fue cimbrado por la ejecución múltiple de 7 personas, entre ellas el subsecretario de conflictos, Francisco de Asís Achach Castro, miembro del comité ejecutivo.
La investigación es abierta, por la infiltración del crimen organizado que dio origen al cuantioso ingreso de dinero de turbio, que ha marcado al gremio sindical.
Sólo así se explican las cuantiosas cantidades que se generan por la clonación de unidades, el cambio de colores y hojalatería a los vehículos que utiliza el crimen organizado que habilitó una bien estructurada red de narcotaxis.
Lo que inclusive; le costó la vida a uno de sus ejecutivos, Francisco Achach Castro (a) “La Barbie”.
La comparecencia del dirigente sindical es clave, porque ha sido señalado una y otra vez de permitir el manejo de la agrupación sindical de taxistas por la abierta infiltración de la narcocélula de “Los Zetas” que abrió un abanico de actividades delictivas que se han acumulado durante mucho tiempo.
Los gastos de la dirigencia sindical son excesivos y millonarios, y van desde la gran remodelación de sus oficinas, unidades de alto costo, habilitadas como “patrullas” de vigilancia, los constantes viajes al extranjero y hasta la ostentosa fiesta de aniversario. Todo ello refleja una grave situación de turbias acciones, pues no se justifican esos gastos en exceso, cuando la directiva sindical ha pregonado que se encuentra en números rojos y sin presupuesto.
Ingresos económicos cuantiosos y de turbio origen, sólo así se explican las grandes cantidades de dinero que ingresan a la dirigencia sindical. Producto de las acciones delictivas que ahí se han acumulado y que van desde la clonación de unidades de taxis, desde el ingreso de autos robados que son recepcionados, habilitados y lanzados a la calle como taxis.
Todo ello quedó marcado de forma sangrienta con la ejecución múltiple perpetrada el jueves por la tarde en al bar familiar “La Sirenita”.
Esa es la terrible realidad y la única explicación del otrora poderoso y ejemplar sindicato de taxistas “Andrés Quintana Roo” que resaltaba a nivel nacional.
Es así que la infraestructura del gremio sindical fue subordinada al crimen organizado y operada por la narcocélula de “Los Zetas”, lo que se agudizó con la ambición desmedida de su directiva que se ofrendó al servicio del crimen organizado, que convierte a la agrupación sindical en un ambicionado y apetitoso manjar que ahora se disputa a sangre y fuego.
Es ahí en donde surge otra figura rodeado de gran polémica. Porque Eric Castillo Alonso, secretario general adjunto y segundo en importancia del sindicato “Andrés Quintana Roo”, es señalado como uno de los precursores e impulsores del sometimiento criminal de la organización sindical.
Pero todo ello avalado por la desmedida ambición y los sueños políticos de Oliver Fabro, quien como secretario general del sindicato ha pregonado a los cuatro vientos sus aspiraciones por la candidatura a la presidencia municipal de Cancún.
De ahí que los ingenuos sueños políticos de Oliver Fabro se conviertan en una peligrosa realidad para el gremio taxista, porque tanto socios concesionarios y operadores de taxis así como su dirigencia sindical aceptó el ingreso de dinero sucio, sin medir las consecuencias.
Pero todo lo anterior es reflejo de las ambiciones personales. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

taxistas1

SINDICATO DE TAXISTAS, NIDO DE CRIMINALES, VENTILAN

La ejecución de Francisco de Asís Achach Castro (a) “La Barbie”, subsecretario de conflictos del sindicato de taxistas “Andrés Quintana Roo” confirmó una vez más la participación de taxistas de Cancún, con grupos del crimen organizado, principalmente con “Los Zetas”.
Esta participación incluye el uso de taxis clonados o con reporte de robo, que son utilizados para brindar servicio de transporte o para cometer hechos delictivos.
Y de ahí se desprende la forma en que las unidades de taxis, se encuentran conformando una extensa red hasta de 400 narcotaxis, sunodrinados a “Los Zetas”. En donde sirven para el transporte de “Halcones” (espías de “Los Zetas”), traslado de secuestrados o “levantados”, venta de droga, traslado de cargamentos. Así como para movilizar sicarios, y hasta armamento. Ya sea en taxis regularizados o en taxis “clonados”, tal y como se describe en le gráfica.
En los últimos tres años, han sido ejecutados al menos seis taxistas y detenidos más de 10, por nexos con el crimen organizado; sin contar los choferes que han sido detenidos durante operativos federales en donde se han asegurado taxis clonados o con reporte de robo.
El sindicato de taxistas se convirtió desde hace varios años en un verdadero centro de reclutamiento del crimen organizado, pues con los más de siete mil vehículos registrados como taxis, los grupos delictivos tenían la mejor red de distribuidores de drogas, de “halcones” y hasta de sicarios, que pasaban desapercibidos como simples taxistas.
En los últimos tres años, han sido ejecutados varios taxistas, entre ellos: Domingo Jiménez Pérez quien fue decapitado el ocho de diciembre del 2011 y su cuerpo fue encontrado en el interior del taxi que manejaba.
Días después, Juan Manuel López Gaburel (a) “El Tamaulipas”, ejecutó junto con otros dos sicarios al servicio de “Los Pelones”, al taxista Willmart Bartolón Scout en la Región 221.
El año pasado, fueron ejecutados los taxistas Juan Diego Farfán Peraza en el mes de abril, Miguel Arturo García Gutiérrez (a) “El Metralleta” y Francisco Alejandro de la Torre Vélez, ambos en el mes de mayo.
En este mismo lapso de tiempo, han sido detenidos más de 10 taxistas que estaban al servicio del crimen organizado, tanto para “Los Pelones” como para “Los Zetas”.
También han sido detenidos varios taxistas durante los operativos implementados por la Policía Federal, al conducir taxis con reporte de robo o clonados.
Aun con todos estos casos, el sindicato de taxistas “Andrés Quintana Roo” nunca llevó a cabo una investigación hacia sus agremiados, para detener la ola de delitos cometidos por taxistas.
Incluso, algunos socios fueron víctimas de “levantones” o secuestros, pues desde el interior del sindicato, se informaba a los grupos delictivos que socios eran “buenos” para pagar un rescate.
La ejecución de Francisco de Asís Achach Castro (a) “La Barbie”, confirmó una vez más, la infiltración y la complicidad de los taxistas, con el crimen organizado.
“La Barbie” fue ejecutado por una deuda pendiente por la venta de vehículos robados y clonados, deuda que no quiso reconocer ante el cambio que ha habido de miembros de “Los Zetas” hacia el Cártel del Golfo.
Con él, murieron otros taxistas que se encontraban en el bar “La Sirenita” el día del ataque, muerte que es considerada como circunstancial por parte de las autoridades. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

 

Comentarios en Facebook