Retador, líder de taxistas pide que lo investiguen, aunque “yo no meto la mano al fuego por nadie”

0
4

2303fabroCANCÚN, MX.- El líder de taxistas, Heidelberg Oliver Fabro, retó ayer a la autoridad a que lo investiguen para ver si tiene nexos con la delincuencia organizada y también respondió que no mete las manos al fuego por los taxistas detenidos relacionados con el narcotráfico.

“Que investigue a cualquier dirigente si es necesario, pero que lo investiguen, que lo hagan, incluso a mí, yo no meto la mano al fuego por nadie”, dijo en entrevista con los medios cuando asistió ayer a la asamblea del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el hotel Iberostar.
También dijo que los socios concesionarios deben ser investigados en lo personal porque son los responsables de la operación de sus placas y de cómo lo maneja, para que no existan supuestos.

“Que investiguen, no hablemos de suposiciones, que la autoridad investigue, yo creo que la autoridad tiene la ley y la facultad para poder investigar a cualquier socio concesionario que son los responsables de su concesión, de cómo lo opera personalmente”, expuso.

Heidelberg Oliver Fabro, secretario general del Sindicato de Taxistas Andrés Quintana Roo, contestaba con cierta tranquilidad sobre temas de política, pero cuando se le preguntó sobre la ejecución de los taxistas, entre ellos el subsecretario de Conflictos, Francisco de Asís Achach Solís, emprendió la huida para buscar la entrada del recinto, y sobre la marcha le cayó una lluvia de cuestionamientos sobre los taxistas vinculados con el narcotráfico.

Como se recordará, el pasado jueves 14 de marzo del presente, un comando armado ejecutó a siete personas, entre ellos el subsecretario de Conflictos del Sindicato de Taxistas Andrés Quintana Roo, Francisco de Asís Achach Castro, en el restaurante bar “La Sirenita” en la Región 233.

Además, el pasado miércoles la Policía Judicial del Estado (PJE) detuvo a tres presuntos delincuentes, entre ellos el taxista relacionado con el atentado (incendio) contra el bar El Castillo del Mar, de nombre Julio César Mancera Zamudio, alias “El Zamudio”. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

ADVIERTEN INDIFERENCIA ANTE INFILTRACIÓN DEL NARCO EN SINDICATO

Abundante infiltración en el Sindicato de Taxistas de “Andrés Quintana Roo” lleva en sus filas a ¡chóferes-Zetas! que han hecho de su unidad un transporte delictivo y de operaciones para su ciudad y zona hotelera de la delincuencia organizada.

Y con toda impunidad y proteccionismo circulan por las calles y ni siquiera los numerosos delegados se atreven a sancionarlos por el gran temor, por lo que terminan en el círculo de la impunidad que rodea al gremio sindical.

La falta de interés por parte del Sindicato de Taxistas “Andrés Quintana Roo”, que dirigen el secretario general, Oliver Fabro Heildelberg, y Eric Castillo Alonso, secretario general adjunto, para evitar que la delincuencia continúe operando al interior, es prácticamente nula y han dejado que avance y se apodere de la vida sindical, hoy bajo seria amenaza por las ejecuciones de uno de sus miembros del Comité Ejecutivo, que representa la directiva. Porque ninguno de los dos denunció nunca a las autoridades policiacas y mucho menos hizo nada para evitar la creciente infiltración de la delincuencia organizada, y permitieron que se multiplicara.

La clonación de taxis, que son habilitados como narco-taxis, es un sistema delictivo que se maneja con toda impunidad en las propias instalaciones y por toda la ciudad. Y desde el ingreso de autos robados que son habilitados como vehículos de alquiler, el uso de placas “piratas” y la tolerancia de operadores (martillos) de taxis con alto perfil criminal, es una grave realidad.

La imagen de un sindicato dominado por el crimen organizado quedó reflejado con la detención de Julio César Mancera Zamudio (a) “El Zamudio”, sicario ligados a “Los Zetas” y vinculado al multihomicidio en donde perdieron la vida 8 personas en el bar “El Castillo del Mar”. Así como José de la Cruz García Tique (a) “El Zopi”, sicario acusado por una doble ejecución perpetrada el 30 de septiembre en la zona hotelera, es un contundente ejemplo de la presencia de “martillos” ligados a “Los Zetas” que operan con sus “narco-taxis”.

Si bien es cierto que no todos los taxistas se encuentran ligados e involucrados en acciones ilícitas, tan solo por ese grupo de 400 taxistas, que conforman un listado que es controlado por la célula criminal. Todo el gremio sindical se ve empañado por la sombra de las acciones del crimen organizado que se ha enraizado en esa agrupación, que por muchos años se caracterizó por su liderazgo. Y que hoy se encuentra por los suelos, con la sangrienta ejecución de Francisco de Asís Achach Castro, subsecretario de conflictos y sobrino de la ex alcaldesa Magali Achach de Ayuso.

Esto quedó más que demostrado con el reciente aseguramiento de siete unidades con reporte de robo y otras clonadas, durante un operativo implementado por el Grupo de Operaciones Especiales de la Policía Federal en Cancún, apenas en el mes de febrero.

Y e que en tan solo una semana fueron localizados durante los filtros instalados por los elementos federales en distintos puntos de la ciudad y todos los vehículos junto con los conductores, fueron puestos a disposición de la Fiscalía Especializada en Recuperación de Vehículos de la Procuraduría General de la Justicia del Estado, (PGJE).

A lo largo de los años, la infiltración del crimen organizado en el Sindicato de Taxistas “Andrés Quintana Roo” creció de manera significativa y a pesar de que en la mesa directiva y en la dirigencia se sabe perfectamente quiénes y cuántos operadores, delegados y supervisores trabajan para la delincuencia organizada, nada se ha hecho para frenar esta situación.

Dentro del mismo sindicato, se habla de más de decenas unidades incluidas en el padrón vehicular de dicho sindicato, que son clonadas hasta con número económico para servir al crimen en la ciudad o incluso, se utilizan vehículos robados para funcionar como taxis.

La situación dentro del sindicato es más que alarmante y hasta ahora, no se ha iniciado una investigación a fondo dentro del gremio taxista, para dar con los enlaces del crimen organizado. Pues actúan con una criminal indiferencia, que le ha permitido a la delincuencia organizada multiplicarse.

Y desde el mes de febrero, quedó una vez más al descubierto, con el aseguramiento de siete unidades que funcionan como taxis clonados del sindicato, trabajo llevado a cabo por el Grupo de Operaciones Especiales de la Policía Federal en Cancún.

Fue durante una semana cuando se realizaron operativos en distintos puntos de la ciudad por parte de los elementos federales, enfocados a ubicar taxis con reporte de robo o clonados, pues conocen de la situación que se vive al interior del sindicato.

Y fue en tan solo dos puntos, uno en la zona del periférico y otro en el distribuidor vial, se logró el aseguramiento de las siete unidades, deteniendo a sus respectivos conductores agremiados al sindicato “Andrés Quintana Roo”.

Las unidades aseguradas fueron el taxi marcado con el número económico 6770 y con placas 2050TPB, resultó tener la serie del motor alterada; el taxi 1024 con placas 2701TPA, también tenía la serie de motor alterada.

En la misma situación se encontró el taxi 5255 con placas 7657TNB, el taxi 3698 con placas 8909TPB y el taxi 0767 con placas 5924TNA.

En el caso de los taxis 5530 con placas 4967TPA y 6682 con placas 1816TPB, ambos resultaron con reporte de robo.

Los efectivos federales se encargaron en ese momento de revisar minuciosamente los vehículos, enfocándose en el Número de Identificación Vehicular (VIN por sus siglas en inglés Vehicle Identification Number).

También revisaron la “Pared de Fuego”, la cual es una placa que divide la cabina con el compartimiento del motor, y que es en donde se ubica el número de serie de este último y esta placa le es cambiada a los vehículos robados o clonados en el sindicato de taxistas.

Los vehículos clonados son aquellos que tienen los números de serie idénticos a otro vehículo totalmente en regla, incluyendo el modelo y la marca, falsificando de igual manera la factura de este automóvil. Hasta convertirlos en taxis del sindicato “Andrés Quintana Roo”. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook