Sin categoría

Cuerda Floja – ¡Ah, Chihuahua! PRI y PRD van juntos – Por Armando Tiburcio Robles

Posted on marzo 26, 2013, 10:39 am
3 mins

La luz llegó del norte. Chihuahua nos ilumina. Entonces me pregunto: ¿no debió el PRD en Quintana Roo promover la alianza electoral con el PRI y ahorrarnos tantos pleitos y vergüenzas? Una coalición como aquella: todos unidos contra el PAN, que esta ninguneado por la voluntad ciudadana nacional y, por lo tanto, a la baja.

Advertisement

Aunque hemos dicho, sólo para decirlo, que el PRI y el PAN son los mismo, éste es el más conservador entre los conservadores y la izquierda la más liberal entre las progresistas; el agua y el aceite ¿qué no?

Con un acuerdo a la chihuahueña se canalizaría de manera positiva el caudal de energía y recursos desperdiciados hoy en ese pleito que ya parece personal entre el Presidente Municipal de Benito Juárez y el titular del Ejecutivo del Estado. Se obviarían los vergonzosos dimes y diretes que a diario están, con diferentes fajadores, en radio, periódicos y la tele.  A todos nos desgastan el ánimo y la ciudadanía pierde.

Los medios de comunicación tendrían más fácil su tarea: nada de torceduras argumentales ni preferencias ocultas. Los resultados electorales por venir no se irían a tiempos extras y el ejercicio de gobierno, en todos sus niveles, reflejaría abiertamente la pluralidad democrática y liberal multicolor sin tener que forzarla por presiones de poder, conveniencias privadas o amistades de temporada.

Gobernabilidad. Esa estaría garantizada: la necesaria gobernabilidad.

Ni modo que el PT, el Panal, el Verde y el PMC no jalen, incluyendo a sus respectivos aliados, líderes sociales y personalidades mediáticas. Es más, se me hace que hasta se sumarían los de Morena. Todo el universo político liberal -la verdadera y completa izquierda de México-  unido para cerrar el paso a la derecha conservadora y confesional.

¡Lástima! Lo dejamos pasar como la gran oportunidad de hacer el parteaguas. ¡Demasiado tarde, chihuahua! La luz del norte no llegó a tiempo y aquí faltó la altura de miras, la grandeza ideológica y la agudeza pragmática para pensarlo antes y tomar la delantera histórica. Nadie en el campo de los buenos se salva de la pifia: el PAN gana. Se cerraron los plazos para manifestar legalmente las intenciones de ir en coalición y las cartas que se presentaron van erradas.

Tendremos que sufrir, entonces, el infierno de la competencia rasposa entre contendientes equivocados o asumir el trago amargo de los acuerdos parciales inconfesables, por el bien de la comunidad, en la mesa chiquita.

Concédanme la ironía. Pero no tanto.

26 marzo 2013

Advertisement
Advertisement
Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)