Detienen a ex director de Seguridad Pública de Cozumel por asesinato de una mujer

0
404

img_1371717518_94ced99d53f50744051eCOZUMEL, MX.- Muerta y en estado de descomposición fue encontrada Yrene Martínez Encalada, la mujer de 48 años, que desapareció en condiciones por demás extrañas en la isla de Cozumel a finales de mayo pasado. El asesino confeso es Carlos López Avilés, quien en el pasado ocupara el cargo de director de Seguridad Pública municipal. El móvil fue por venganza y para robarle dos vehículos y joyas.
Las autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), en concreto elementos de la Policía Judicial de Playa del Carmen y Chetumal, desarrollaron la investigación de este caso y dieron con el paradero en Cozumel del cuerpo sin vida de Yrene Martínez Encalada.
Gaspar Armando García Torres, procurador de Justicia de Quintana Roo, informó los pormenores que rodearon al suceso en una labor de investigación que trascendió hasta la capital del estado, recordando primeramente que el pasado 30 de mayo Yrene Martínez Encalada desapareció repentinamente de su domicilio ubicado en la calle 21 sur con 40 avenida de la colonia San Miguel II, por lo que su hija Yrene Beatriz Castillo Martínez denunció el hecho el 5 de junio y se abrió el acta circunstanciada 72/6-2013 por extravío de persona, pero ahora cambió el estatus para dar paso a la averiguación previa 829/6-2013 por homicidio doloso en contra de Carlos López Aviléz y Emilia Bernal Hernández.
Hizo mención que la occisa se dedicaba a la renta de departamentos, venta de automóviles usados, y a prestar dinero cobrando intereses.
Martínez Encalada era propietaria en ese instante de una camioneta Dodge modelo Journey de color blanco con placas de circulación UUV1305/ de Quintana Roo y una camioneta de doble cabina marca Chevrolet tipo Pick Up, modelo Colorado de color blanco con placas TB80087/Quintana Roo, que conjuntamente con ella desaparecieron de su domicilio en Cozumel.
Al indagar Yrene Beatriz Castillo Martínez, entre sus conocidos, supo que un exinquilino de su madre de nombre Carlos López Aviléz tenía en su poder la camioneta Journey, y al contactar a este sujeto le dijo que no sabía nada pero que trataría de ubicarla por medio de algunos conocidos y que el vehículo se lo había vendido la propietaria, sólo que Carlos López Aviléz ya se había marchado de la isla ese mismo 30 de mayo, por ello se dio parte a la policía judicial de todo el estado para tratar de ubicar los dos vehículos y a esa persona, por ello se dio parte a la Fiscalía de Mérida, Yucatán.
El 17 de junio de este año se logró ubicar en Chetumal el vehículo Chevrolet tipo Pick Up, modelo Colorado, en poder de Arturo Rivera Bonilla de 52 años, originario de Querétaro, que al ser cuestionado informó que 14 de junio lo había adquirido a una persona de nombre David Alejandro Chuc Puente, a quien le pagó un cheque por 45 mil pesos, una cuatrimoto y una camioneta Chevrolet tipo Tahoe de modelo antiguo.
La Policía Judicial de Chetumal dio con el paradero de David Alejandro Chuc Puente, de 36 años, y al ubicarlo el martes 18 de junio, declaró que el 12 de junio le vendieron el vehículo por Carlos López Aviléz, alias “El Chabuelo” que estaba urgido de venderlo por un problema que tenía y también le ofreció la camioneta Colorado y un terreno en Chetumal.
David Alejandro Chuc Puente dio a conocer a las autoridades que Carlos López Aviléz vivía en la colonia Fovissste de la avenida Aarón Merino de Chetumal, donde fue detenido la noche del martes pasado.
Al ser cuestionado por los policías, “El Chabuelo”, aceptó conocer a Yrene Martínez Encalada apenas en enero de este año, ella le rentaba a él y a su esposa Emilia Bernal Hernández un departamento por 3 mil 500 pesos, y al haber mayor comunicación con la casera, empezó a trabajar para ella como cobrador a los morosos que le debían, recibiendo el diez por ciento de cada cobro.
Semanas atrás Yrene Martínez Encalada, Carlos López Aviléz y su esposa Emilia Bernal Hernández, viajaron a Chetumal a cobrar un dinero a una persona que debía 100 mil pesos a la mujer, ahí les entregaron a cambio la camioneta Chevrolet tipo Colorado, que al manejarla Carlos López Aviléz le averió alguna refacción, a lo que la difunta le advirtió que no le pagaría la comisión de 15 mil pesos que le correspondía, lo que causó el enojo al “Chabuelo” y de ahí surgieron grandes y fuertes diferencias, el detenido argumenta que su patrona lo humillaba lo que acrecentó su ira.
Fue el miércoles 29 de mayo cuando Carlos López Aviléz regresaba a Cozumel con su esposa de un viaje que hizo a Mérida, Yucatán, y en el trayecto planearon matar a Yrene para quedarse con su dinero y vehículos.
Ya el jueves 30 de mayo, “El Chabuelo” citó a su casera al departamento que le rentaba donde empezaron a discutir sobre el dinero que le debían de comisión, mientras Emilia Bernal Hernández, estaba escondida en el baño.
Yrene Martínez Encalada se negó rotundamente a pagarle pidiéndole que desocupara el departamento y una casa que les tenía rentada en Mérida, Yucatán, luego se dirigió a la salida pero su inquilino fue tras ella y por la espalda la sujetó del cuello con sus brazos asfixiándola; luego la llevó a una cama donde la tiró y con amenazas le exigió la combinación de una caja fuerte de la mujer logrando obtener la clave, en eso apareció Emilia Bernal quien la ató de pies y manos, aunque por la desesperación la mujer se desmayó y al recobrar el sentido intentó forcejear con sus ataduras por lo que Emilia Bernal Hernández le metió una fibra de lavar en la boca para que no gritara, en ese instante Carlos López Aviléz le dijo que como los conocía la tenía que matar, por lo que la sujetó del cuello de nuevo por la espalda y le apretó hasta asfixiarla.
Posteriormente entre los dos amarraron el cuerpo en posición fetal, lo colocaron en una bolsa negra grande, y la trasladaron a bordo de un vehículo hasta “El Pueblo Fantasma” o “Laberinto”, una zona de monte que cuenta con varios caminos pavimentados ubicado frente al resguardo marítimo La Caleta en la zona sur.
A casi tres kilómetros de la entrada del “Pueblo Fantasma” o “Laberinto”, ubicaron un pozo de concreto de casi dos metros de profundidad por un metro de ancho, sin agua, y ahí arrojaron el cadáver, luego fueron a comprar un saco de cemento, un saco de grava, y uno de polvo, que arrojaron a la oquedad para tratar de aminorar la fetidez, luego taparon el pozo con una tapa de concreto cuadrada.
Ese mismo día cruzaron las dos camionetas a Playa del Carmen e hicieron compras en Sam’s Club, en ese municipio pagaron combustible y se dirigieron a Mérida, Yucatán, a la casa que le rentaban a la mujer y ahí dejaron la camioneta Journey.
Tres días después, Carlos López Aviléz se dirigió con la camioneta Colorado a Chetumal para venderla porque intentaba marcharse al centro o al norte del país a radicar.
Desde la noche del martes trajeron a Cozumel a Carlos López Aviléz y a Emilia Bernal Hernández, y en la madrugada la Policía Judicial logró ubicar el pozo de donde con la ayuda de bomberos fue sacado el cadáver en estado de descomposición por los días que llevaba de muerta, esta mañana la hija Yrene Beatriz Castillo Martínez reconoció el cuerpo con lo que procederá a reclamarlo.
Como dato adicional hay que mencionar que Carlos López Aviléz fue director de Seguridad Pública municipal en el trienio de Carlos Hernández Blanco, hace unos ocho años aproximadamente. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook