DE GOLPE Y PORRAZO, MÁS DEUDA: Aprueba Congreso refinanciamiento de pasivos y la contratación de nuevos créditos por hasta 4,984 mdp que elevarán la deuda pública de QR a 18 mil mdp

0
28

CongresoQuintanaRooCHETUMAL, MX.- En menos de 24 horas, sin rendir cuentas ni dar mayores explicaciones, el Gobierno de Roberto Borge logró que el Congreso de Quintana Roo aprobará por aplastante mayoría el refinanciamiento de la deuda estatal y la contratación de uno o más créditos hasta por 4 mil 984 mllones de pesos con un plazo de 15 años que, de golpe y porrazo, elevarán la deuda pública a 18 mil millones de pesos.

Apenas la noche del lunes, en Comisiones, se aprobó la solicitud enviada por el Gobernador, y hoy, la iniciativa fue aprobada por el pleno en la sesión extraordinaria que se realizó a partir de de las 10:00 horas, con 19 votos a favor y sólo 3 en contra de los 25 diputados que conforman la actual Legislatura.

Los diputados que votaron en contra fueron los del Partido Acción Nacional: Yolanda Garmendia, Patricia Sánchez Carrillo y Mariana Aranda Arjona. A favor de la deuda votaron las perredistas Alejandra Cárdenas y Jaqueline Estrada.

El perredista Antonio Meckler no votó porque no lo dejaron asumir su cargo tras la licencia solicitada para realizar actividades de campaña en el pasado proceso electoral, a pesar de solicitar su reincorporación desde la semana pasada.

Fuentes del PRD adelantaron que analizarían la expulsión de Alejandra Cárdenas y Jaqueline Estrada por avalar el endeudamiento de Borge,

Tras la votación, mediante un comunicado de prensa, Eduardo Martínez Arcila, presidente estatal del PAN, calificó de “cínica, desvergonzada y cobarde” la actitud de los legisladores de la bancada del PRI en el Congreso local que, “sin recato alguno”, hoy le aprobaron al gobernador del Estado la contratación de nuevos créditos.

Aseguró que con esta aprobación del Congreso, la deuda de los quintanarroenses llegaría hasta 22 mil millones pesos porque hay pasivos con proveedores que no se están contabilizando.

“No presentaron ningún argumento que justifique la contratación de una nueva deuda. Y no lo hicieron porque no lo tienen. Es una prueba más de que la clase política que nos gobierna, la que encabezan los Borge y los González Canto, son verdaderos depredadores de la sociedad quintanarroense”, dijo Martínez Arcila.

Al tomar la palabra en el estrado, las legisladoras del PAN denunciaron la manera sospechosa en que fue introducido este punto en el orden del día para hacerlo pasar “inadvertido”. También criticaron el hecho de que no se haya explicado en qué se gastaría este dinero, ya que prácticamente se le estaría entregando un cheque en blanco al gobernador del Estado, lo que facilitaría la malversación de recursos públicos.

“Sorprende”, dijo la panista Aranda Arjona en su intervención, “que con este nuevo préstamos digan que vamos a tener finanzas sanas. ¿No acaso dijeron lo mismo con los anteriores créditos? Ya sumamos casi 18 mil millones de pesos de deuda y estamos sumidos en una crisis económica como nunca se había visto. ¿Hasta cuánto debe crecer la deuda de los quintanarroenses para que tengamos estabilidad financiera?”.

Por su parte, Patricia Sánchez Carrillo exhortó a los diputados del PRI a no seguir la línea dictada por el ejecutivo del Gobierno del Estado y a votar pensando no en sus intereses particulares o el de su partido, sino en el de todos los quintanarroenses, porque a ellos vinieron a representar.

“Tenemos que actuar responsablemente. En lugar de aprobar más deuda, debemos exigir que se nos aclare en qué se gastaron los más de 15 mil millones de pesos que han contratado el exgobernador Félix González Canto y el actual mandatario Roberto Borge Angulo. Porque hasta ahora no sabemos en qué se han gastado el dinero. La infraestructura que se ha construido y que ellos presumen fue construido con recursos de la anterior administración federal panista”, exclamó Patricia Sánchez.

En tanto que Yolanda Garmendia resaltó el hecho de que se ha hecho costumbre que en los días siguientes a la realización de elecciones en la entidad, el Gobernador en turno solicite nuevos préstamos “para refinanciar la deuda de Quintana Roo”, lo que deja entrever que las arcas del Estado son la caja chica del PRI.

Eduardo Martínez criticó que los diputados del PRI hayan aplaudido la aprobación de la solicitud del nuevo crédito, “que aunque lo quieran disfrazar como refinanciamiento, la realidad es que al fin y al cabo es más deuda que terminamos pagando los ciudadanos. Tal parece que el gobernador no tiene límites, se ha convertido en un verdadero señor feudal. Y todavía falta la verificación vehicular, el incremento al IVA. Él y su partido han demostrado que no les interesa el bienestar de los quintanarroenses, sino el propio. Pero las derrotas y los triunfos no duran para siempre. La sociedad despertará, le exigirá cuentas y los sacará del poder”.

“NO TENGO LA CIFRA EXACTA EN ESTE MOMENTO”

Mientras tanto, el presidente de la Gran Comisión, el diputado priista Manuel Aguilar, aseguró que no se trata de un nuevo adeudo; es más bien, acotó, el refinanciamiento de pasivos del gobierno del estado.

“Este es un acto de responsabilidad, el poder refinanciar la cantidad total de la nueva deuda”, alegó.

En una nota de la revista Proceso, también dijo que, anualmente, el gobierno del estado “va a ahorrar” unos 300 millones con esta reestructuración a 15 años, de pasivos que vencían el próximo mes de agosto.

“Se va a prorratear a lo largo de 15 años”, insistió.

–Y ¿cómo quedaría la deuda total de Quintana Roo? –preguntaron los reporteros.

“No tengo la cifra exacta en este momento”, respondió.

–¿17 mil, 25 mil millones? –insistieron los comunicadores.

“No, no tengo la cifra exacta, pero se las haremos llegar”, reiteró Aguilar.

De acuerdo con Fitch Ratings, Quintana Roo es el segundo estado más endeudado per cápita del país y, según la última cifra proporcionada por la calificadora, la deuda a largo plazo ascendió a 10 mil 970 millones de pesos.

Pero eso no es todo, además el gobierno del estado enfrenta un pasivo circulante de 5 mil 55 millones, de los que 2 mil 688 millones corresponden a créditos bancarios de corto plazo, con vencimientos a agosto de este año.

De igual modo, el priista Aguilar señaló que aún no se define la institución bancaria con la que se hará esta “reestructuración”, pero que “seguramente será Banobras”.

La diputada panista Patricia Sánchez Carrillo señaló que los diputados tampoco conocieron los términos de la aprobación de este nuevo crédito por casi 5 mil millones de pesos.

De hecho, en el orden del día se escondió el punto de aprobación del nuevo empréstito:

“5.- Sustanciación del oficio 000687 por el que el secretario de Gobierno del estado da cumplimiento a lo dispuesto por el artículo 68, fracción I de la Constitución Política del estado libre y soberano de Quintana Roo; para su aprobación en su caso”.

El líder panista Eduardo Martínez destacó que la contratación de esta deuda es injustificable, tal como la que contrató el exgobernador priista Félix González, que no se reflejó en obra pública.

“Este es un acto cobarde porque lo aprueban en lo oscurito y sin ningún sustento”, acusó.

Además, resaltó que se aprueba este crédito precisamente después del periodo de campañas, que se caracterizaron por el dispendio de los candidatos del PRI.

“Es cobarde porque ni siquiera vino al Congreso el secretario de Hacienda a dar la cara”, dijo.

Por último, lamentó que en Quintana Roo exista una clase política priista depredadora, no sólo del medio ambiente, también de la economía, las finanzas y de la democracia. (Con información del PAN y Proceso)

Comentarios en Facebook