Controlan amotinamiento de reos en cárcel de Cozumel

0
6

img_1375516911_10ebd480f314de19ea8aCOZUMEL, MX.- Se desató un motín en la cárcel pública municipal la noche de este viernes. Los reos quemaron colchonetas para manifestar su deseo que no les quiten el privilegio de tener señal satelital en la televisión, tener agua potable para su uso personal y comida de mejor calidad. El motín movilizó a una importante cantidad de elementos de la Guarnición Militar, Policía Judicial, y Seguridad Pública, pero fue controlado por los mismos custodios.

Al filo de las 19:30 horas se desató el motín de presos al interior del penal de Cozumel, a esa hora las autoridades carcelarias empezaron a escuchar gritos y vieron salir denso humo del área conocida como general que aglutina a unos 70 presos de los 107 que habitan el reclusorio.
Enseguida se dio parte a las autoridades de la Guarnición Militar, Policía Judicial, y Seguridad Pública, que arribaron de inmediato a bordo de varias patrullas con las torretas encendidas al inmueble carcelario ubicado en la zona industrial para brindar ayuda.

No fue necesario que los elementos de seguridad ajenos al penal ingresaran al interior de la prisión, únicamente Sergio Luis Terrazas Montes, director de Seguridad Pública con licencia acompañado de cinco elementos ingresó.

A los pocos minutos, llegó un carro bomba y una pipa de bomberos, para sofocar el fuego que provocaron los presos que incendiaron alrededor de seis colchonetas y algunas sábanas.

De igual forma hicieron acto de presencia entre 30 a 40 familiares de internos, quienes afuera del penal denostaban un semblante de enojo, desesperación, y nerviosismo, y gritaban consignas contra el nuevo encargado Adán Mora González, de quien decían que a su llegada les restó algunos beneficios a los presos.

El clima se volvió tenso cuando alrededor de 20 familiares, trataron de derribar a empujones la malla anticlónica de la reja principal del reclusorio, la que a punto estuvieron de romper, de no ser por la pronta intervención de elementos de Seguridad Pública que al estar adentro del predio, específicamente en el estacionamiento del reclusorio, se dirigieron a la entrada para impedir el paso de los inconformes sin agredirlos.

La calma volvió cuando llegó hasta ellos Mariano Chan Mondragón, el segundo a bordo en la dirección del penal para informarles que sus familiares estaban bien, que no había nadie lesionado, y les pidió que tuvieran paciencia ya que el director Adán Mora González los atendería en cuanto terminara de platicar con lo reos.

Chan Mondragón fue el primero en dar algunos datos de la condición en que se encontraban los reos, dijo “ya están pasando lista para que vayan a sus dormitorios. Lo que ocasionó esta situación que ellos dicen es que quieren el cambio de director que por unos privilegios, como su (sistemas de televisión) SKY, como supuestamente su visita que eran más de seis y les rebajaron a tres porque son órdenes que tiene el nuevo director, que él trajo, él vino con las órdenes”.

Señaló que “no hay ningún lesionado, nada más incendiaron como cinco colchonetas y nada más, todos participaron no hay ningún responsable, a las mujeres recluidas las sacamos para que no se vayan a intoxicar por el humo”.

Alrededor de 15 minutos más tarde, salió Sergio Luis Terrazas Montes, director de Seguridad Pública, que de entrada aclaró que no le corresponde arreglar los problemas que se generan en la cárcel municipal pero que fue a coadyuvar, afirmando que el tema del agua potable ya se les había surtido por eso mismo fue que llegó una pipa de bomberos con el líquido.

Se le preguntó cuáles eran las peticiones que le hicieron los reos, a lo cual apuntó, “es lo que le corresponde normalmente por derecho, lo que es el agua, la comida, las visitas conyugales, creo que se habían ganado el derecho de tener algún ventilador, estando yo presente, se comprometió el director a devolverlo, son peticiones de todos ellos”, y a su consideración mencionó que “la cárcel de Cozumel es una cárcel modelo, porque nunca hay problemas siempre está todo tranquilo”.

Los familiares afuera del penal aseguraban que a la llegada de Adán Mora González, empezó a cobrar por usar los aparatos para hacer ejercicio, para tener SKY, y para dejar pasar comida.

Alrededor de las 21 horas, salió Adán Mora González, encargado del penal, afirmando que todo estaba bajo control y negó que se haya estado haciendo los cobros que los familiares aducían y en cuanto a la comida apuntó que tratarían de que haya mayor ración.

El director del penal dio oportunidad a los familiares que estaban congregados a que entraran en grupos de cinco para constar que todo estaba bien. Al salir, los mismos familiares confirmaron a los medios de comunicación que no había lesionados, no había destrozos, y que los presos estaban tranquilos y todo estaba en orden.

Los internos habían hecho las peticiones a Carlos Bibiano Villa Castillo, secretario de Seguridad Pública del Estado, apenas el 30 de julio pasado quien les dijo que se les daría la facilidad aunado a tener ventiladores extra por el sofocante calor que se siente.

Hubo unos cuantos familiares de los prisioneros que empezaron a pedir que regresaran a Raúl Alberto Ramírez Puga, el ex director que fue cesado fulminantemente la semana pasada por haber llevado a disfrutar de la playa al interno Carlos Humberto Basto Ávila y luego regresarlo a la cárcel. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook