Reconocen autoridades de Salud corrupción de inspectores que piden ‘mochada’ para no clausurar

0
21

CHETUMAL, MX.- Las autoridades estatales de Salud aceptan que existe corrupción entre los inspectores de Cofepris, al grado que reunieron el pasado martes por la tarde con propietarios de restaurantes para solicitarles que denuncien este tipo de estafa. “O se mochan o clausuramos y multamos”, es la actitud de estos seudotrabajadores adscritos a la Secretaría de Salud.

El presidente de la Unión de Propietarios de Restaurantes, Bares y Similares, Joaquín Ismael Noh Mayo, indicó que el martes por la tarde, dueños de este tipo de establecimientos se reunieron con los titulares de la Secretaría Estatal de Salud, Juan Lorenzo Ortegón Pacheco, y Jorge Antonio González Orlayneta, Director de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), a quienes le expusieron una serie de problemas y dificultades producto de la corrupción que impera entre los inspectores de esta ultima dependencia de SESA..

Noh Mayo destacó que ambos funcionarios reconocieron que existen “prácticas desleales” entre los llamados inspectores de salud, quienes han hecho de la frase “o se mochan o clausuramos y multamos”, su modus vivendi.

Ante estos hechos, solicitaron a los empresarios que de inmediato acudan de forma directa ante ambos funcionarios a informar de cualquier intento de extorsión por parte de los inspectores, subrayando Ismael Noh que la disposición de ambos funcionarios de salud los dejó satisfechos, por lo que estarán muy pendientes ante el mínimo intento de extorsión, dejando claro que acudirán a denunciar este tipo de prácticas, incluso, ante los medios de comunicación.

Señaló que la problemática de los inspectores corruptos ha llegado a grado tal, que Ortegón Pacheco y González Orlayneta indicaron que a menos de que se trate de casos extremos de poca higiene, la instrucción es no aplicar ningún tipo de multa, pero si observaciones con el propósito de que sean corregidas.
Hundida en corrupción

Cabe señalar que la primera en señalar directamente la corrupción de los inspectores de Cofepris fue la propietaria del Restaurante de Comida China Guang Zhou, quien en un inicio fue víctima del intento de extorsión de un joven que supuestamente había encontrado una cola de ratón en su comida, sujeto que horas después fue capturado por ser integrante de una banda de robacoches en el sur de Quintana Roo.

Ante la denuncia de este, posteriormente, la extorsión la intentaron realizar los empleados de Cofepris, lo cual fue documentado e incluso grabado por la dueña de origen chino, quien señaló directamente como autor del delito al coordinador de la Cofepris en la zona sur, Manuel Castro Carrillo.

Sobre el tema, el coordinador de la Cofepris zona sur, Manuel Castro, “juró y perjuró” que las autoridades no aceptan ningún tipo de soborno y tampoco cederán ante los chantajes, intimidaciones y calumnias iniciadas por los propietarios del citado establecimiento.

Sin embargo, Por Esto! fue testigo de cómo personal de la Cofepris ha tomado una actitud terrorista en la capital del Estado y se ha dedicado a extorsionar y multar a los propietarios de los establecimientos de venta de comida y también se ha recibido la denuncia de los expendedores de agua purificada y de las pollerías.

El pasado martes por la mañana, al ser sorprendidos en el restaurante “Café Milagros”, se mostraron indignados e intentaron agredir al personal de este medio informativo, pero todo indica que el de la Cofepris en la recta final del año se ha dedicado a extorsionar a los propietarios de los restaurantes y otros negocios que requieren regulación sanitaria.

Este martes, dos personas que se identificaron como personal de la Cofepris arribaron al mediodía al restaurante “Café Milagros” y de manera prepotente trataron de intimidar a los comensales y encargados del lugar.

Los comensales dieron a conocer que los inspectores llegaron de manera prepotente y humillando a los socios y empleados del tradicional “Café Milagros”, les pidieron documentos, permisos y supervisaron cada uno de los rincones y, en vez de dictar recomendaciones, intentaron aplicar cuantiosas multas.

Una trabajadora de la Cofepris, al ver a los reporteros de Por Esto! de Quintana Roo, lo primero que hizo fue tratar de amedrentar al fotógrafo y con desplantes de prepotencia trató de humillarlo ante los comensales.

La empleada de la Cofepris, en vez de realizar su trabajo de manera profesional arremetió contra los reporteros cuando era fotografiada y aunque prometió dar su nombre, cargo y todo lo que la acredite como una trabajadora de la Cofepris, no lo hizo. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook

1 COMMENT

  1. Acá en playa cuando le reventó la bronca de corrupción a Javier Edie Villanueva , lo premiaron y ahora esta robando con singular alegría en SINTRA, el lema del empleado estatal :
    \”TAPAR LA CORRUPCION CON UNA COBIJA DE IMPUNIDAD\”
    ES CUANTO :.