Hallan asesinado a chatarrero en el sur de QR

Posted on diciembre 21, 2013, 11:57 pm
7 mins

CHETUMAL, MX.- Con diversas heridas en el cuerpo, en la cabeza y nuca, y en avanzado estado de putrefacción, fue hallado el cuerpo del comerciante Alejandro Ambriz Beltrán, en un paradero de las ruinas Kohunlich ubicadas entre los poblados de Allende y Sabidos, municipio de Othón P. Blanco, ayer por la tarde.

Dicha persona está reportada como desaparecida desde el pasado 11 del presente, luego de que se dirigió rumbo al Estado de Campeche para comprar chatarra pues se dedica a la compraventa de ese material.

La Policía Judicial del Estado detuvo a dos presuntos responsables del crimen, mismos que se encuentran a disposición del agente del Ministerio Público del Fuero Común para el deslinde de responsabilidades.

De acuerdo a datos recabados, el cuerpo fue hallado ayer alrededor de las 17:00 horas en dicho lugar, a tres días en que fuera encontrada su camioneta en una brecha ubicada en la zona de cultivos de caña entre los poblados Ramonal y Allende de la ribera del río Hondo.

El ahora difunto fue hallado en posición boca abajo y presentó diversas heridas en la nuca y cabeza producidas con arma blanca, al parecer machete.

Al lugar de los hechos acudió un agente del Ministerio Público del Fuero Común acompañado de peritos criminalísticos de la Dirección de Servicios Periciales para dar fe del cadáver.

Después que la autoridad ministerial dio fe del cuerpo ordenó su traslado al Servicio Médico Forense para la necropsia de ley. Asimismo, se informó que la Policía Judicial del Estado detuvo a dos presuntos responsables del crimen, la esposa del ahora occiso y un trabajador de él, mismos que se encuentran a disposición del Ministerio Público del Fuero Común para el deslinde de responsabilidades.

El empleado del ahora occiso que se encuentra detenido hasta donde se sabe, se llama Santos Landeros, y la mujer al parecer se llama Hilda Arias.

La mujer al momento de ser detenida aparentemente ofreció dinero a los policías a cambio de no perjudicarla por lo que se le inició una averiguación previa por cohecho, mientras que Santos agredió a los agentes policiacos por lo que está acusado por ultrajes a la autoridad.

De acuerdo a datos recabados, el pasado 11 de diciembre del presente año, Alejandro Ambriz Beltrán salió de su negocio de chatarra ubicado en la calle Buenfil, colonia Solidaridad junto con su empleado de nombre Santos Landeros (detenido) para dirigirse al Estado de Campeche para comprar chatarras a bordo de una camioneta marca Ford, con placas de circulación TB-77-913.

Sin embargo, en el camino, Santos bajo engaños condujo a su patrón rumbo a las ruinas de Kohunlich y en un paradero del lugar primero lesionó a Alejandro Ambriz Beltrán con el machete, luego agarró una piedra con la cual le dio en la cabeza lo que provocó que éste se cayera al suelo oportunidad que aprovechó para darle varios machetazos en la nuca hasta matarlo.

Y el móvil del crimen se considera que fue pasional, ya que, al parecer, la esposa del comerciante tenía una relación sentimental con el tal Santos.
Y es que al comerciante lo mataron cuando días antes había solicitado el divorcio a su esposa.

Por otro lado, de acuerdo a datos recabados en forma extraoficial, el 10 de diciembre, Alejandro Ambriz Beltrán recibió 300 mil pesos por la venta de un predio de su propiedad, dinero que le iba a servir para ampliar su negocio pues se dedica a la compraventa de chatarras.

Aparentemente, el día en que fue asesinado por su empleado cargaba los 300 mil pesos pero esta versión aún no ha sido confirmada por las autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Estado.

Asimismo, algunos familiares del ahora occiso dijeron que el 11 de diciembre, a eso de las 19:00 horas, la esposa de Alejandro, identificada como Hilda Arias, acudió a casa de la mamá de Alejandro para informarle que su hijo no había llegado a su casa; lo que no se le hizo raro, pues hace algunos meses, Alejandro Ambriz Beltrán acudió a la ciudad de México sin avisar, y fue cuatro días después cuando les notificó dónde estaba.

Como se recordará, el pasado 14 del presente mes, Sara Ambriz Beltrán se comunicó al número de emergencias 066 para reportar la desaparición de su hermano Alejandro Ambriz Beltrán, de 39 años de edad, de quien no sabía nada y tampoco le contestaba el celular. Esto, luego de haber visitado la cárcel municipal y diversos hospitales.

Señaló a la operadora que la atendió que su hermano salió desde el día 11 de diciembre, aproximadamente a las cuatro de la madrugada, para comenzar a transitar por la carretera federal, pero desconocía a qué poblados acudiría para comprar material. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)