DENUNCIA CITYMAR A SASCABERA: Acusan reinicio de explotación de material petreo en zona protegida de Cozumel

1
108


COZUMEL, MX.- La organización ecologista Cielo, Tierra y Mar (Citymar) denunció la reapertura presuntamente irregular de una sascabera en una zona que actualmente se encuentra en una zona que impide la extracción de material pétreo, por lo que demandó la intervención de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Mediante un oficio dirigido a la dependencia federal, Guadalupe Alvarez Chulím de Azueta, presidenta de esta agrupación, dijo que la sascabera, que fue explotada en el pasado, se encuentra en el kilómetro 11 de la carretera transversal, del lado izquierdo, a unos doscientos metros de la carretera aproximadamente.

Recordó que la explotación minera o extracción de material petreo a cielo abierto está fuertemente regulada por el Programa de Ordenamiento Ecológico Local del Municipio de Cozumel, vigente desde el 2008, el cual establece una normatividad muy estricta para la conservación y rehabilitación de zonas impactadas y que, de acuerdo con la denuncia, en este predio no se cumplió porque nunca se instrumentó un programa de restauración del lugar.

Sin embargo, hoy esta sascabera fue reabierta pese a que, según Citymar, desde el 25 de septiembre del 2012, por Decreto Presidencial, se declaró como área natural protegida, con carácter de área de protección de flora y fauna, la porción norte y la franja costera oriental, terrestre y marinas de la Isla de Cozumel, Municipio de Cozumel Estado de Quintana Roo.

Mencionó que por este decreto, de la zona Federal marítimo terrestre hacia la selva, se estableció la protección de un kilómetro cuatrocientos metros, “y que al parecer ya pasaron por encima de esa área, ya que las excavaciones van hacía el área marítima”.

Guadalupe Alvarez Chulim señaló que sería imposible que las autoridades hayan autorizado la reapertura de la sascabera porque la extracción de material petreo está prohibida en la zona “y la destrucción es criminal”, por lo que se demandó la actuación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), ya que no sólo se está arrasando con la vegetación que ahí existe, sino que también se está destruyendo el hábitat de “miles de especies” como son mamíferos, aves, y reptiles. (Noticaribe)

Comentarios en Facebook

1 COMMENT

Comments are closed.