Excesivo operativo policiaco para detener a presunto delincuente, pone en riesgo vida de inocentes en Cancún

Posted on abril 20, 2014, 11:52 pm
8 mins

CANCÚN, MX.- Un supuesto abuso de autoridad fue cometido por elementos de la Policía Municipal de Cancún, quienes ingresaron a un domicilio de la Región 219 para detener a un supuesto delincuente, a quien golpearon y sometieron en el interior de la vivienda, pero además detonaron en tres ocasiones un arma de fuego, poniendo en peligro la vida de la mujer y su bebé recién nacido.

El intenso operativo que abarcó varios domicilios generó que varias personas reportaran los hechos al número de emergencias 066 para solicitar el apoyo de policías judiciales, pues entre los afectados estaba un elemento judicial a quien los municipales sacaron de su domicilio e intentaban obligar a que se arrojara al piso, por ello al sitio arribaron los compañeros del agredido, aunque la situación no pasó a mayores entre las fuerzas del orden.

En este tenor, la madrugada de hoy habitantes de la Región 219 vivieron momentos de terror cuando varios policías municipales irrumpieron en un domicilio y uno de los gendarmes para amedrentar a los moradores accionó en tres ocasiones su arma de cargo, pese a que había una mujer y un bebé recién nacido, siendo sometido el hombre de la casa y golpeado ante la mirada atónita de mujeres y niños.
Una vez que esta persona fue detenida, los municipales comenzaron a allanar otros domicilios en busca de otro sujeto, quien según ellos estaba con el primero y se transportaba en una moto tipo Cross.

Durante el ingreso a varios domicilios los policías municipales irrumpieron en el de un agente de la Policía Judicial del Estado (PJE) quien salió para observar lo que ocurría, pero a pesar de identificarse con los municipales, éstos intentaron detenerlo, amenazándolo con sus armas de cargo debido a que éste les refirió que estaban cometiendo un delito porque no tenían una orden emitida por un juez.

Sin embargo, los uniformados le indicaron que estaban en una investigación, tratando de asegurar a dos sujetos que habían cometido un asalto a una cervecería denominada “El Barrilito”.

En el lugar donde fue detenido el primer sujeto también se aseguraron tres casquillos percutidos y una gorra de la Secretaría Municipal de Seguridad Pública que se le cayó a uno de los gendarmes.

Cabe destacar que la pareja sentimental del detenido César Gustavo Fuentes Ruiz manifestó que los policías municipales la amenazaron con matar a su familia y a ella si denunciaba los hechos a las autoridades investigadoras, ya que ella se percató cuando los elementos efectuaron disparos y pusieron en riesgo su vida y la de su familia.

Al ser sacado el sujeto de la casa, los policías lo golpearon fuertemente en una pared, provocándole una herida en la cabeza y debido a esto su sangre quedó en la pared y posteriormente lo subieron a la patrulla número económico 5421.

Cuando esto ocurría, otro grupo de policías ya estaba de un sujeto identificado como Manuel Acosta, por lo que comenzaron a irrumpir en otras casas para lograr capturarlo.

PARTE INFORMATIVO DE LA POLICIA MUNICIPAL

De acuerdo con el boletín emitido por parte de la Policía Municipal, a las 04:00 horas elementos de la corporación detuvieron a César Gustavo Fuentes Ruiz, de 21 años de edad, originario de Yucatán, por ultrajes a la autoridad, lesiones y daños en agravio de los elementos aprehensores.

Los hechos ocurrieron en la Supermanzana 219, manzana 29, lote 19, cuando elementos de la Policía Municipal del grupo motorizado estaban en recorridos de prevención y se percataron de dos sujetos circulando en la motocicleta marca Honda, tipo Cross 150, color rojo con negro, sin placas, quienes al notar la presencia policiaca emprendieron la huida y ante su actuar los elementos de inmediato iniciaron una persecución, logrando darles alcance cuadras más adelante, donde ambos sujetos se introdujeron a un domicilio.

Momentos después salió el ahora detenido para subir a dicha moto e intentar retirarse del lugar, por lo que al aproximársele los uniformados descendió alteradamente y sin motivo alguno golpeó en la cabeza a uno de los policías con un envase de cerveza de cristal, quitándole el radio Matra, color negro, para arrojarlo al suelo, dejándolo completamente inservible.

Por esta acción los demás elementos procedieron a su aseguramiento y traslado a la Secretaría Municipal de Seguridad Pública y Tránsito, para ponerlo a disposición de las autoridades ministeriales del fuero común.

PROCURADURIA GENERAL DE JUSTICIA DEL ESTADO INVESTIGA

Elementos de la Policía Judicial del Estado acudieron a investigar un reporte que llegó al número de emergencias 066 a las 6:10 horas, toda vez que en el domicilio ubicado en la Región 219, manzana 14, lote 11, se encontraron cartuchos percutidos y manchas hemáticas en el interior de la vivienda.

Al arribar agentes investigadores se entrevistaron con V.E.L., de 53 años de edad, quien mencionó que a 04:30 horas de hoy estaba durmiendo en su domicilio cuando escuchó tres detonaciones de arma de fuego que lo despertaron y al interior de su casa observó a varias personas con uniforme, al parecer de la Policía Municipal, quienes intentaron detenerlo sin motivo aparente.

Una vez que se retiraron las personas uniformadas se dio cuenta que no estaba una persona de iniciales César Gustavo Fuentes Ruis, a habían golpeado en el interior de su casa y al parecer también a su vecino de nombre Manual Acosta Balam.

Cuando llegó personal de peritos y la PJE se percataron de un casquillo percutido cerca de la puerta principal de la casa y rumbo al pasillo trasero se ubicó una palapa donde se encontró una gorra de color negro o azul marino, con siglas de la Policía Municipal.

El agente del Ministerio Público dio fe de los hechos y ordenó el levantamiento del casquillo percutido y la gorra para iniciar la investigación correspondiente y aclarar cómo sucedieron dichos acontecimientos. (Fuente: Diario de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook