Total desinterés por sanear al sindicato de taxistas en Cancún, infiltrado por el narco

0
1

CANCÚN, MX.- De nueva cuenta, queda en evidencia la infiltración del crimen organizado en el Sindicato de Taxistas Andrés Quintana Roo, gremio que desde el 2007 ha sido señalado por los peligrosos nexos.

En siete años, los taxistas se convirtieron en transportistas criminales que lo mismo manejan el narcomenudeo, trasladan sicarios e incluso ahora, se prestan para levantones y secuestros.

A pesar que autoridades del sindicato y de la Secretaría de Infraestructura y Transporte (Sintra) aseguraron que todo el gremio sería sometido a investigación y permeado, esto fue evidenciado con la ejecución de otro de sus agremiados la madrugada de éste jueves.

De acuerdo con miembros de la mesa directiva del sindicato de taxistas, hoy en día el gremio de martillos no sólo es una bomba de tiempo, sino que también se ha convertido en un nido de delincuentes que amenaza con desplazar a todos aquellos socios que, de alguna manera, han evitado a toda costa entrar y pertenecer a las filas del crimen organizado.

Como prueba de lo anterior, las fuentes consultadas explicaron que ahora ya es común conocer y escuchar la detención de operadores por hechos relacionados con la venta al menudeo de estupefacientes en Cancún.

En promedio se habla de por lo menos mil operadores que ya fungen como vendedores y en algunos casos, como distribuidores de drogas de tiempo completo para la delincuencia organizada.

Para ello se han establecido rutas de narcomenudeo tanto en la ciudad como en la zona hotelera, donde los taxistas son los principales actores, debido a la movilidad que pueden tener y la disposición de horarios.

Con casi siete mil socios que representan igual número de unidades o más, y con más de 14 mil “martillos” (conductores), el sindicato de taxistas de Cancún se convirtió en el sitio ideal para contar con una extensa red de narcomenudistas, “halcones” y hasta sicarios.

Son demasiados los señalamientos y ni la cúpula de la directiva sindical se ha preocupado por sanear al gremio taxista, lo cual representa un riesgo para la población que usa este medio de transporte, y que nadie sabe si el que va al volante de una unidad es en verdad un taxista, o un miembro de la delincuencia organizada.

Aunque estos señalamientos no han dejado de existir, las autoridades siguen haciendo caso omiso, pues fue a principios del 2013 cuando autoridades del sindicato y de la Secretaría de Infraestructura y Transporte (Sintra) anunciaron que se realizarían operativos constantes para erradicar estas prácticas ilegales, estos se abandonaron tan sólo un par de semanas después de que fueron anunciados.

Esto podría marcar una nueva ola de violencia para Cancún, en la que los “martillos” marcarán una pauta de suma importancia para el crimen organizado. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook