Definen el 1 de agosto situación jurídica de los comuneros detenidos en Holbox

Posted on julio 30, 2014, 11:56 pm
10 mins

CANCÚN, MX.- El próximo 1 de agosto vence el plazo para que el juez Séptimo de Distrito, Darío Alejandro Villa Arnaiz, defina la situación jurídica de los 16 comuneros de Holbox acusados de delitos ambientales.

En caso de que el juez determine el auto de formal prisión, los inculpados no podrán ser liberados bajo fianza porque los cargos en su contra –tala de especies protegidas y cambio de uso de suelo forestal a urbano– son clasificados como graves.

De acuerdo con el abogado de los comuneros, Alejandro Aguirre Buenfil, el litigio se ha centrado hasta ahora en si los holboxeños fueron sorprendidos en flagrancia por los inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y elementos de la Marina-Armada de México en la tala de manglar y palma chit, que son especies protegidas.

Mañana, un día antes de que el juez Villa Arnaiz emita su resolución, ambas partes presentarán los últimos peritajes para determinar el momento o el tiempo en que ambas especies fueron cortadas.

Aguirre Buenfil indicó que en la audiencia celebrada ayer, la delegada de la Profepa, Ludivina Menchaca, indicó que la denuncia por la afectación del predio la recibió “días atrás” del operativo en el que fueron aprehendidos los 16 comuneros.

También destacó que en el peritaje de la Procuraduría General de la República (PGR) se establece que los especímenes de mangle y palma chit fueron cortados entre el día de los hechos y 15 días atrás, y destacó que durante la audiencia los inspectores de la Profepa no presentaron pruebas de que los comuneros fueron sorprendidos en flagrancia.

“En las fotografías que presentaron no se ve a los comuneros cortando manglar o palma chit”, dijo, aunque reconoció que fueron detenidos en el área afectada. (Fuente: Proceso)

LUDIVINA, DECIDIDA A HUNDIR A COMUNEROS

img_1406791929_0fb158cf562adb8b9be8La delegada de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Ludivina Menchaca Castellanos, no se retractó y ratificó su acusación en contra de los 16 habitantes de Holbox que fueron detenidos la semana pasada.

Así hundió más a los 16 detenidos, durante su comparecencia en el Juzgado Sexto de Distrito, la cual duró más de 12 horas.

Como “as bajo la manga”, la Profepa presentó de última hora como testigo, al inspector que fue retenido por habitantes de Holbox el día del operativo, comparecencia que fue calificada por la defensa de los inculpados, como un “testigo preparado”.

Será hasta mañana a las 09:00 horas, cuando se defina la situación jurídica de los 16 holboxeños, quienes continúan encarcelados a una semana de que fueran detenidos en medio de un violento y excesivo operativo de la Marina Armada de México.

El abogado defensor de los 16 habitantes de Holbox, detenidos la semana pasada, Alejandro Aguirre Buenfil, confirmó ayer que la delegada de la Profepa, Ludivina Menchaca Castellanos, compareció ante el Juzgado Sexto de Distrito desde las 09:15 horas del martes, hasta las tres de la madrugada de este miércoles.

Esto se pudo constatar en el edificio del Poder Judicial de la Federación, a donde Menchaca Castellanos llegó acompañada de su escolta, quien hizo hasta lo imposible porque su jefa no fuera captada en fotografía entrando a los juzgados.

En su comparecencia, la delegada de la Profepa reiteró que ella ordenó la inspección al área donde fue la devastación en la isla de Holbox, derivado de las denuncias anónimas que recibió los días 7, 14 y 23 de julio; es decir, que no fueron hechas el día del operativo donde fueron detenidos los 16 comuneros.

“Ninguno de los inspectores salvo el último testigo, habla de daño reciente pero no pudo precisar cuál es el daño reciente ni quién lo habría realizado de las 16 personas. Hay ocho machetes y aparte había tres topógrafos, el punto es que nos digan si vieron que alguien estaba cortando las palmas o estaba afectando el mangle, dijo que sí e incluso presentó fotografías de su celular, exactamente 12 y en ninguna se ve una imagen donde estén cortando, todas son del supuesto daño ya ocasionado. Nuestro argumento está basado en que suponiendo sin conceder, que estas personas hayan sido contratadas para hacer limpieza, no pudieron hacerlo, se puede crear una tentativa”, dijo el abogado defensor.

Aguirre Buenfil agregó que ni el perito de la Procuraduría General de la República (PGR) pudo precisar fecha exacta del daño causado en la zona donde se hizo el operativo.

“Algo muy importante es que hubo un perito biólogo por parte de la PGR, a este perito se le preguntó qué temporalidad le daba a la afectación que el percibió el día 25, cuando fue el ministerio público a hacer la inspección ministerial y me dijo no más de 15 días. Yo estoy ofreciendo una pericial en ese sentido, que se debe desahogar en el transcurso de hoy o mañana, con un perito que es un especialista para que determine el tiempo de la afectación. Lo que se pretende es que el daño fue causado desde antes del día del operativo y lo dijo la misma delegada”, comentó.

Como “patadas de ahogado”, calificó el testigo que presentó de última hora la Profepa, quien resultó ser el inspector que fue retenido por habitantes de Holbox el día del operativo.

“Mi percepción personal es que la Profepa sintió que se le estaba cayendo el caso y el día de ayer ofreció una testimonial del inspector que fue retenido en la alcaldía y me llama mucho la atención que si el señor fue liberado desde el 24 en la noche, según entiendo, hasta el día de ayer se presentara a declarar. Porqué no se presentó ante el ministerio público, porqué no lo ofrecieron desde un inicio y hasta que no vieron la estrategia de la defensa, se sacaron de la chistera el conejo y rápido dijeron el inspector va a declarar. En su testimonio esta persona nos dice a renglón seguido, un guión de película, atacó mucho que era reciente el daño, es un testigo preparado; esa es la percepción que tenemos”, puntualizó.

En la maratónica comparecencia participaron también un perito en fotografía, un perito biólogo, un perito criminalista, un agente del ministerio público federal y el perito traductor de lengua maya al español y viceversa, Hilario Chi Canul, quien llegó para asistir a cuatro de los detenidos que sólo hablan lengua maya, pero al final terminó asistiendo a todos, pues el resto, habla español “a medias”.

Al final de la comparecencia después de las tres de la madrugada de este miércoles, el escolta y chofer de Ludivina Menchaca ingresó por ella en su camioneta, para que no fuera abordada por los medios de comunicación que aguardaban afuera del edificio del Poder Judicial de la Federación.
Será mañana a las 09:00 horas, cuando el juez Sexto de Distrito determine la situación jurídica de los 16 detenidos. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook