EJECUTAN A TAXISTA EN TULUM: Con un balazo en la cabeza, hallan muerto a operador en una brecha de la carretera a Cobá

Posted on agosto 04, 2014, 8:16 am
7 mins

TULUM, MX.- El operador del taxi con el número económico 546 del sindicato de taxistas “Tiburones del Caribe”, Evaristo Soriano Ramírez, de 35 años de edad, originario de Veracruz, apareció ejecutado durante la mañana del domingo en un camino de terracería ubicado en el kilómetro 8 de la carretera Tulum-Cobá, que conduce a los cenotes “Isla Alamos” y “Rancho India Blanca”, con un balazo en la parte trasera de la cabeza, cuya ojiva le salió en la frente.

A las 8:30 horas del domingo, Emiliano Hau Dzib, de 30 años de edad, originario de Chemax, Yucatán, reportó a la central de emergencias una persona muerta en el interior de un taxi tipo Atos, placas 28-06-TRV, de Quintana Roo, cuando salía de un rancho ubicado en las cercanías para dirigirse a la cabecera municipal, por lo que se ordenó a los elementos policíacos, asignados a la comunidad de Macario Gómez, que acudieran a verificar la información, la cual confirmaron minutos después.

Ante esta situación, se dirigió una patrulla desde Tulum al lugar de los hechos para acordonar y resguardar el área así como esperar que acudieran los peritos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), en Tulum, para recabar evidencias y posteriormente ordenar el levantamiento del cadáver para su traslado al Servicio Médico Forense (Semefo), para la necropsia de ley.

Al recabar los datos, los peritos determinaron que Evaristo Soriano Ramírez tenía alrededor de 12 horas de muerto, ya que el cuerpo presentaba rigidez cadavérica, como resultado del balazo en la parte trasera de la cabeza, cuya ojiva le salió en la frente, atravesó el parabrisas y terminó en el monte.

Los especialistas determinaron que cuando el taxista recibió el impacto de bala circulaba lentamente por el camino de terracería, ya que al caer sobre el volante, el vehículo recorrió alrededor de 15 metros, toda vez que se encontraba sobre una pequeña pendiente, para terminar impactándose la parte delantera derecha en un árbol que se encontraba en la orilla del camino.

Al revisar sus pertenencias se corroboró que contaba con su cartera y varias monedas, por lo que de inmediato quedó descartada la muerte por robo, de tal manera que se establecerán líneas de investigaciones sobre posibles relaciones con el crimen organizado o problemas sentimentales, ya que tenía dos meses de haberse separado de su pareja María Félix González Hernández, y estaba iniciando una relación con una joven de origen chiapaneco.

De igual manera, en la parte trasera del vehículo, los policías encontraron una mochila en donde había dos cartuchos útiles calibre 9 milímetros y una playera de color blanco, al parecer propiedad del o los asesinos, quien de acuerdo con las primeras pesquisas, Soriano Ramírez fue ejecutado por una persona que se encontraba sentada detrás del conductor.

Trabajadores de los cenotes y ranchos de la zona indicaron que cuando llegaron alrededor de las 21:30 horas del sábado vieron el taxi sobre el camino de terracería, como a 150 metros de la carretera Tulum-Cobá, pero como escucharon música en su interior, consideraron que se trataba de una persona de las tantas que utilizan los caminos vecinales para tener aventuras amorosas, por lo tanto no le dieron importancia.

Durante las pesquisas, los elementos policíacos y judiciales no permitieron que los medios de comunicación se acercaran al lugar de la ejecución al colocar cintas de plástico aunado a la ausencia del vehículo de la funeraria, de tal manera que después de las 12:0 horas el taxi fue subido a una grúa con el cuerpo del taxista cubierto con una vieja toalla, para trasladarlo al Semefo, entorpeciendo con esto la labor periodística.

Durante la tarde, María Félix González Hernández, expareja sentimental de Evaristo Soriano Ramírez, acudió ante el agente del MPFC a declarar sobre su relación con el occiso, la cual concluyó en no buenos términos hace dos meses.

Por su parte, Donato Castro Martínez, dirigente del sindicato de taxistas “Tiburones del Caribe”, lamentó la pérdida de uno de los trabajadores del volante, pero cuestionó el hecho de que el taxi haya cruzado el filtro policíaco instalado en la carretera Tulum-Cobá, ya que el asesino llevaba el arma con la cual ejecutó a Soriano Ramírez.

“Los policías deben tomarse el tiempo suficiente para revisar a los taxistas y pasajeros que cruzan diariamente los filtros policíacos, a pesar de que se incomoden, pero se trata de su seguridad, con ello se evitarían hechos graves como el que sucedió en contra de un trabajador del volante”, precisó.

Por último, un numeroso grupo de taxistas, que acudió al lugar de los hechos, comentó que el operador ejecutado era una persona tranquila en el gremio, no se metía con nadie, por lo que no se explican las causas por las que le hayan ocasionado la muerte. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)