ESTELA DE VIOLENCIA DEL Z-34: La única vez que fue detenido el acribillado líder de ‘Zetas’, fue en Playa y lo soltaron de inmediato

0
300

PLAYA DEL CARMEN, MX.- Ráfagas de fusil de asalto R-15 pusieron fin a la larga carrera criminal de Guillermo Aparicio Lara, de 40 años, alias “Z 34” y/o “Willy”, ejecutado la tarde del sábado en su natal Veracruz, ataque en el murió su hija de año y medio, toda vez, que en los dos años que se desempeñó como jefe de la organización “Los Zetas” en esta plaza, en el 2008 y 2009, al amparo de la impunidad dirigió el narcotráfico, cometió ejecuciones, secuestros y extorsiones, entre otros delitos, y la única ocasión que fue detenido por la policía, el juez Penal, que llevó el caso, lo liberó de inmediato y el mando policíaco municipal que encabezó su arresto con tres de sus compinches, personalmente dirigió su ejecución, asesinando en el ataque a su escolta, doble homicidio que este lunes cumple seis años de cometido.

Alrededor de las 13:00 horas del sábado, Guillermo Aparicio Lara, acompañado de su esposa Mayara Alves Araujo, de 27 años de edad, de sus hijos gemelos Lara de Alba y Tyson Oviller Aparicio Alves de apenas 18 meses, su madre Margarita Lara de Aparicio, y cuatro personas más, circulaba en una camioneta Toyota Siena gris, placas 419-AM4 del D.F., en el bulevar de la calle principal del poblado de Mata Tenatito, municipio de Omealca, estado de Veracruz, cuando fue interceptado por un comando fuertemente armado que descendió de tres vehículos y un tráiler, disparándole a fuego cruzado con rifles de asalto R-15 y pistolas calibre 9 milímetros, matándolo de 10 tiros, resultando heridos las demás personas por desgracia dada la gravedad de su lesiones Lara de Alba murió minutos después en una clínica del IMSS.

No obstante que el “Z 34” y/o el “Willy”, alcanzó el liderazgo de la organización criminal “Los Zetas” en esta plaza, llegó a esta ciudad en el año 2005 con su papá Luis Aparicio Texón, y sus hermanos Jorge y Luis Aparicio Lara, para poner en funcionamiento el centro de rehabilitación de los adictos a las drogas y el alcohol “El Mediterráneo” en un inmueble situado en la calle 34 entre las avenidas 55 y 60 de la colonia Ejidal, arribaron provenientes de su natal Veracruz, a invitación de un grupo de comune0ros del Ejido Playa del Carmen, quienes se habían rehabilitado de sus adicciones en una clínica similar que tenía la familia Aparicio Lara en el poblado de Peñuela, municipio de Córdoba.

A pesar que desde el año 2007 era insistente el rumor que el hasta entonces honorable empresario Guillermo Aparicio Lara, tenía con su familia una fábrica de muebles finos junto al centro de rehabilitación, era el sanguinario jefe de la organización criminal “Los Zetas”, esto se confirmó el domingo 17 de febrero 2008, al pagar 60 mil pesos en efectivo los honorarios del cuerpo médico de una clínica privada que intervino quirúrgicamente al sicario Gustavo Guzmán Rodríguez, de 24 años, de Monterrey, Nuevo León, lesionado de bala la tarde del día anterior durante la ejecución de David Barrita Villanueva y su pequeño hijo Kevin Barrita Fierro, perpetrado en la ciudad de Cancún.

Fugaz detención del “Z-34”

En los dos años que se desempeñó como jefe de la organización criminal “Los Zetas” en esta plaza, en el 2008 y 2009, dirigían el narcotráfico, los levantones, las ejecuciones, los secuestros, y las extorsiones a los empresarios y dueños de negocios de “giro negro”, asaltos a tráileres con cargamentos millonarios, porque buscaban los que transportaban aparatos electrónicos, entre otros actividades delictivas, sembrando el terror en este polo vacacional, porque incluso entre sus víctimas habían turistas extranjeros, y se le atribuyen cinco ejecuciones, solamente fue una ocasión fue detenido y fue el miércoles 23 de julio del año 2008 por agentes de la Policía Municipal Preventiva (PMP) de Solidaridad, estuvo tras las rejas tres días, porque el viernes 25 el corrupto Juez Segundo de lo Penal, Alex Ramiro Buenfil Ayala no ratificó la detención y lo liberó, y ni siquiera le abrió expediente

La madrugada del miércoles 23 de julio del año 2008, la PMP al mando del Subdirector Operativo y Sectorial, comandante Manuel Jesús López Kantún, detuvo al “Z 34” cuando circulaban a bordo de una lujosa camioneta Lincoln, color negro, con tres de sus compinches, Edgar Barceló Córdova, del Infonavit Santa Margarita de Córdoba, Veracruz; Rodolfo Juárez Pérez, de 26 años, de Puebla y Rubén Castañeda Pérez, de 49 años, del Distrito Federal, por el delito de robo, siendo puestos a disposición del Ministerio Público del Fuero Común (MPFC), autoridad que la noche del jueves 24 resolvió consignarlos al Juzgado Segundo de lo Penal, a cargo en ese entonces de Alex Ramiro Buenfil Ayala, quien para sorpresa de todos los dejó libres, al no ratificar la detención, y ese mismo día el jefe criminal prometió vengarse.

La mañana del 11 de agosto del 2008, este lunes se cumplen seis años, el comandante Manuel Jesús López Kantún, y su escolta José Alfredo Gordillo Maldonado, fueron cobardemente asesinados por un grupo de al menos cuatro sicarios con ráfagas de armas calibre R-15, el mando policíaco recibió el clásico tiro de gracia de una pistola calibre 9 milímetros de manos de Guillermo Aparicio Lara, cuando circulaban a bordo de su patrulla en la avenida 20 con calle 74 de la colonia Luis Donaldo Colosio Murrieta.

Finalmente, en el 2009 a raíz del “levantón” de su hermano Luis Aparicio Lara, cometido el miércoles 23 de septiembre; “Z 34” y/o “Willy”, salió huyendo de esta ciudad, porque su cabeza ya tenía precio, y aunque logró burlarse de las autoridades, debido a que durante cincos años no fue “localizado” por las autoridades para que paguen por los delitos cometidos; una ráfaga de balas de un arma de asalto R-15, calibre 2.23 puso fin a su carrera criminal, aunque desafortunadamente en el ataque murió su pequeña hija de apenas 18 meses de nacida. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook