CRECIENTE INSEGURIDAD EN CHETUMAL: Asalto y asesinato en minisuper confirma avance de la delincuencia en OPB

Posted on abril 10, 2015, 11:54 pm
16 mins

CHETUMAL, MX.- En lo que va de la administración del secretario de Seguridad Pública, Juan Pedro Mercader Rodríguez, los asaltos con violencia y robos en casas habitación han incrementado considerablemente ante la ineficiencia de los elementos de la Policía Estatal Preventiva que están a su mando.

Advertisement

La ineficiencia de los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública al mando del comisionado de la Policía Estatal Preventiva, Paul Armando Hernández Ruiz y del secretario, Juan Pedro Mercader Rodríguez, ha hecho que los delincuentes asalten y maten gente a cualquier hora del día.

Mercader Rodríguez, desde su llegada a la Secretaría de Seguridad Pública a principios del mes de junio del año 2014, lejos de implementar una estrategia propia para combatir a la delincuencia, siguió trabajando con la gente que dejó Carlos Bibiano Villa Castillo, es decir, el comisionado de la Policía Estatal Preventiva, Paul Armando Rodríguez Ruiz, personajes que nunca elaboraron algún plan de trabajo, pues solamente se dedicaban a detener a fayuqueros cuando esto no corresponde a la dependencia.

Villa Castillo y Rodríguez Ruiz nunca se preocuparon de la seguridad de la ciudadanía; al contrario, desmantelaron varias partidas de la policía ubicadas en la zona rural.

Quitó a los policías que estaban adscritos en las casetas ubicadas en esta capital, dejando a la ciudadanía a merced del hampa que cada día fue ganando terreno y hoy en día no hay nadie que los frene.

Con este panorama llegó Juan Pedro Mercader Rodríguez a la Secretaría de Seguridad Pública y sigue trabajando con ese total desorden que hay en la Secretaría de Seguridad y la delincuencia ha aprovechado eso para operar impunemente. Por ello es que en lo que va de su administración los asaltos a mano armada y robos a casas habitación han incrementado considerablemente.

Cajeros automáticos, casas habitación, farmacias, Oxxos, tiendas de abarrotes y otros establecimientos han sido blancos frecuentes de la delincuencia que opera en esta ciudad ante la ineficiencia de los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública.

Pero también los transeúntes han sido víctimas de una banda de ladrones que operan en motocicletas, cuyos miembros hasta el día de hoy no han sido detenidos.

Como evidencia de la inseguridad que prevalece en esta ciudad, es que el pasado 26 de julio del año pasado 2014, a poco más de un mes en que tomó posesión Juan Pedro Mercader Rodríguez, un solitario ladrón entró a robar en la casa situada en avenida Javier Rojo Gómez con Retorno 18, en la colonia Payo Obispo, cuando su propietaria la abogada María Elena Pérez Huerta, de 48 años de edad, se encontraba durmiendo y a quien lesionó gravemente.

Policías ministeriales y peritos de la Procuraduría General de Justicia, así como paramédicos de la Unidad de Respuesta a Emergencias Médicas (UREM), atendieron a la afectada, quien estaba en el baño, en el segundo piso de su casa, semidesnuda y sangrando de la cabeza, por lo que de inmediato fue llevada a la clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Ahí le fue practicada una tomografía rápida, en la que los médicos pudieron determinar la gravedad de la mujer, ya que detectaron traumatismo craneoencefálico severo, acompañado de fractura de la región parietal, que se extendió al temporal izquierdo, además de fractura de cráneo, edema y hemorragia cerebral interna.

La mujer fue llevada de inmediato a un nosocomio de la ciudad de Mérida para que fuese intervenida quirúrgicamente de las graves lesiones que presentaba, con la intención de salvarle la vida. Sin embargo, más tarde perdió la vida. Días después la policía detuvo al presunto asesino, quien actualmente se encuentra en la cárcel bajo proceso penal por el delito de homicidio.

Asimismo, en el mes de julio del año 2014, los ladrones intentaron apoderarse de un cajero automático en el ingenio San Rafael de Pucté, localizado en la comunidad de Javier Rojo Gómez, donde amarraron a dos guardias mientras intentaban subir el pesado aparato electrónico a una camioneta.

Sin embargo, no tuvieron la fuerza para lograrlo. Personal de vigilancia del ingenio San Rafael de Pucté reportó al número de emergencias que el cajero automático de Banamex, instalado a escasos metros de la caseta de vigilancia, había sido desprendido de su base por malhechores armados con pistolas.
Pero posteriormente, un espectacular golpe que dieron los ladrones fue el robo de tres cajeros en la comunidad de Majahual ocurrido en el mes de agosto del mismo año.

Dos de los cajeros fueron robados en las instalaciones del muelle de Majahual, en los cuales había 665 mil 860 pesos, mientras que el tercer cajero fue hurtado en el predio del hotel llamado Hotelito, pero no se dio a conocer la cantidad de dinero que contenía.

La Policía recuperó los tres cajeros y parte del dinero robado, y actualmente uno de los presuntos responsables se encuentra recluido en el Centro de Reinserción Social para el deslinde de responsabilidades.

Sin embargo, el caso que conmocionó la población chetumaleña es el asalto que sufrió un empleado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), quien fue asesinado en el tramo de la carretera Buenavista-Pedro Antonio de los Santos.

La Procuraduría de Justicia del Estado refirió que la víctima fue emboscada para robarle al menos 650 mil pesos que serían utilizados para el pago de jornaleros inscritos en el programa de Empleo Temporal.
Mientras que en lo que va del presente año 2015, tan solo en el mes de enero, se registraron varios asaltos, como el ocurrido el dos del mes ya indicado, en una tienda del Oxxo ubicada en la colonia Primera Legislatura, en donde los ladrones cargaron con mil pesos, luego de lesionar con un machete al encargado del local.

El 5 de enero, activos delincuentes robaron televisores, una computadora, un modular y un horno, todo con un valor de más de 13 mil pesos, en el interior de dos casas habitación ubicadas en diversos puntos de esta ciudad.

El 7 de enero, un solitario delincuente logró burlar a la encargada de un establecimiento Oxxo situado en la colonia Ocho de Octubre y se apoderó de dos cartones de cervezas. Fue una de las tiendas más afectadas por la delincuencia el año pasado y al parecer este año continuará siendo blanco de los delincuentes al no contar con medidas de seguridad que eviten este tipo de ilícitos.

El 8 de enero, hombres armados bloquearon la carretera que conduce al poblado de Zamora en el municipio de Bacalar y despojaron de aproximadamente 16 mil pesos en efectivo, la tarde del pasado miércoles, al cobrador de la empresa Corporativo Marlon; el hombre pidió apoyo minutos después, pero los agentes policíacos no lograron localizar a los presuntos delincuentes pese al impresionante operativo que implementaron.

Ese mismo día, cuantioso botín sustrajeron dos delincuentes que irrumpieron en el hotel Explorean Konhulich ubicado en la carretera Escárcega-Chetumal, en donde ingresaron con armas de fuego. Días después, la policía detuvo a dos presuntos responsables del hurto, quienes actualmente se encuentran recluidos en la cárcel.

El 12 de enero, tres sujetos desconocidos asaltaron a una conocida farmacia de esta ciudad, en donde robaron dos mil 500 pesos en efectivo y 10 cajas de cigarros, luego se dieron a la fuga con rumbo desconocido.

El 17 de enero, dos delincuentes armados con una navaja asaltaron una gasolinera ubicada en la colonia Proterritorio, durante la madrugada. Los malhechores se apoderaron de dos mil pesos.

En tanto que en el mes de febrero ocurrieron los siguientes robos: El cinco del mes ya señalado dos delincuentes que viajaban a bordo de una moto intentaron asaltar a una mujer, en la colonia Adolfo López, al no lograr su objetivo dieron un “planazo” en la pierna de la dama con un machete y luego los cobardes asaltantes huyeron con rumbo desconocido.

Ese mismo día, dos ladrones que viajaban a bordo de un auto marca Nissan tipo Tsuru asaltaron a una mujer a quien le robaron un teléfono celular, hechos ocurridos en la calle Manuel M. Diéguez, luego los delincuentes se dieron a la fuga.

El 6 de febrero, con una lesión en la mano terminó un sujeto que se dirigía a comprar a un Oxxo pero fue asaltado por un par de delincuentes en la colonia Adolfo López Mateos. El agraviado fue golpeado y uno de los malhechores intentó apuñalarlo pero metió la mano derecha, en la cual sufrió una cortada de tres centímetros.

El 8 de febrero, cerca de 15 mil pesos fue el botín que hombres armados lograron hurtar en la tienda Baroudi, sucursal situada en Calzada del Centenario con Ramón Corona la madrugada de este domingo; los delincuentes lograron darse a la fuga pese a que las instalaciones de la Policía Estatal Preventiva se ubican a unos 200 metros.

Ese mismo día, 30 mil pesos, en diversos valores, fueron sustraídos del interior de un domicilio por delincuentes en la colonia Caribe. El botín constó de alhajas y aparatos electrónicos y dinero en efectivo.

El 10 de febrero, cuando se dirigía a realizar un depósito a la sucursal bancaria Banorte, en la colonia Centro de Chetumal, una mujer fue víctima de un solitario ladrón que le arrebató su bolso de dama en el que llevaba la cantidad de 16 mil pesos en efectivo; policías de vialidad que dirigen el tráfico en avenida Héroes con Lázaro Cárdenas no se percataron de este hecho delictivo.

El 12 de febrero, Yahaira acudió a disfrutar las actividades culturales del carnaval de Chetumal, pero al regresar la madrugada a su vivienda situada en la colonia Pacto Obrero Campesino se dio cuenta que los ladrones aprovecharon su ausencia para llevarse artículos por un monto aproximado a los 20 mil pesos.

El 12 de febrero, después de disfrutar una película en el cine que se encuentra en el interior de una plaza comercial ubicada en la colonia Emancipación de México, un sujeto notó que delincuentes se habían apoderado de su automóvil, por lo que lo reportó de inmediato pero no fue encontrado por las autoridades al terminar un operativo de búsqueda, el cual duró casi media hora.

El 13 de febrero, alrededor de 70 mil pesos fueron robados del interior de un domicilio ubicado en la colonia Emancipación de México. Entre lo hurtado se encuentra un lote de alhajas, aparatos electrónicos y dinero en efectivo.

El 15 de febrero, con cuchillo en mano un violento delincuente intentó asaltar una farmacia Yza ubicada en pleno centro de la ciudad. El maleante aprovechó que por el lugar todo se encuentra en penumbras y solitario.

Con eso de que algunos robos se han dado hasta en negocios ubicados cerca de las instalaciones de la Policía Estatal Preventiva indica que los delincuentes prácticamente han perdido respeto a la policía, tan es así, que actualmente es más fácil toparse con un ladrón en la calle que con un agente policíaco. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Advertisement
Advertisement
Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)