ASESINATO EN XUL-HA: De un escopetazo, matan a un campesino en el sur de QR

0
1

XUL-HA, OTHÓN P. BLANCO, MX.- Armando Gómez Martín fue ‘cazado’ por su victimario cuando se trasladaba en su caballo a su rancho denominado Las Pulgas, situado a 7 kilómetros de distancia de la localidad de Xul-Ha; el asesino usó una escopeta para privar de la vida al campesino, para cobrarse una afrenta personal, ya que todo indica que se trató de un crimen pasional.

Eran alrededor de las 08:40 horas de este lunes cuando despachadoras del número de emergencias alertaron a las corporaciones policíacas sobre un hombre ejecutado en un camino de terracería en las inmediaciones del ejido Xul-Ha.

Policías estatales, ministeriales y federales acudieron de inmediato, y a 4 kilómetros de Xul-Ha se entrevistaron con Roberto G.M., de 54 años, quien informó que la mañana del domingo su hermano Armando Gómez Martínez, de 46 años, salió al pueblo para realizar algunas diligencias.

Señaló que su hermano vivía en su rancho denominado Las Pulgas a 7 kilómetros de Xul-Ha, pero se les hizo raro que no llegara por la tarde, y por la madrugada escucharon el galopar del caballo, pero el equino llegó solo, lo que le alarmó más aún.

Por ello esta mañana decidió ir al pueblo para buscar a su hermano, pero cuando transitaba sobre el camino de terracería, a unos 3 kilómetros del rancho, se dio cuenta de que a un costado de la carretera estaba el cuerpo de una persona, boca abajo y con manchas de sangre, por lo que al aproximarse se dio cuenta que se trataba de su hermano Armando.

Todo parece indicar que al dirigirse a su rancho, Armando fue “cazado” por alguna persona con quien tenía problemas, a una corta distancia el asesino disparó su escopeta y las perdigones se alojaron en el pecho del infortunado campesino, quien cayó de bruces al suelo; el disparo asustó al equino y salió corriendo hasta llegar al rancho más tarde.

La zona fue acordonada unos 50 metros a la redonda, para que peritos en criminalística realizaran sus labores y recabaran evidencias que el asesino hubiese dejado en la escena del crimen, aunque no se localizaron cartuchos percutidos en la zona; al concluir levantaron el cuerpo y fue llevado al anfiteatro del Servicio Médico Forense (Semefo) para realizarle la necropsia de rigor.

La Dirección de Servicios Periciales no reveló la causa directa, mucho menos la zona de impacto de los perdigones, ya que médicos legistas aún trabajaban en la necropsia de rigor del cadáver, aunque preliminarmente se informó que la causa directa de su muerte fue por shock hipovolémico secundario a hemorragia por múltiples proyectiles de arma de fuego.

Para la Policía Ministerial todo apunta a que se trató de una venganza de índole pasional, de acuerdo a la información obtenida en sus indagatorias, por lo que realizan las investigaciones correspondientes para poder identificar y detener al presunto asesino. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook