BORGE Y GÓNGORA ENVILECEN A QR: Ambos engañan y ofenden con sus triqueñuelas pre-electorales | Por Carlos Cantón

1
27

CONSTE!

BORGE Y GÓNGORA ENVILECEN A Q.ROO

+ Ambos engañan y ofenden a ciudadanos con sus triqueñuelas pre-electorales

+ Mauricio robó las identidades de playenses para su ilegal andanada publicitaria

CARLOS CANTÓN ZETINA*
carlos_cantonz@hotmail.com

Roberto Borge Angulo y sus “caballos” priistas a la gubernatura, particularmente Mauricio Góngora Escalante (alcalde de Playa del Carmen), envilecen la política y asestan un mazazo a la democracia en Quintana Roo, como nunca antes había ocurrido.

La obscenidad se adueñó del quehacer político. La mafia del PRI tiene permiso para violar todas las leyes en su afán de mantenerse en el poder, ¡y cuánto daño le ha infringido al estado!…

Sin ocultarlo, Borge permite y alienta el cúmulo de ilegalidades y chanchullos (una auténtica grosería a la sociedad) perpetrado por sus pupilos, siempre con recursos del erario.

Así, el mandatario estatal convierte en un estercolero su propia sucesión. Las violaciones van desde actos anticipados de campaña hasta desvió de recursos públicos.

Borge dio el ejemplo al desatar intensas campañas de “guerra sucia” contra los serios prospectos a la gubernatura Carlos Joaquín González y Julián Ricalde Magaña, sobre todo. Al primero, incluso lo eliminó a la malagueña de una antidemocrática lista de precandidatos del PRI, el 18 de agosto.

Y se supo que su “delfín”, José Luis “Chanito” Toledo, mintió toda la vida a los quintanarroenses: no nació en el estado sino en Yucatán. Se vino abajo los aberrantes “nativismo” y “yucafobia” proclamados por el gobernador.

En cuanto a Góngora, resulta evidente que su procacidad, utilizando dineros del pueblo, tiene el visto bueno de Borge. Le ha tolerado que, incluso, cometa delitos graves como el de peculado.

El PRI no debe designar candidato a un personaje que ya estuvo preso por robo a la empresa donde laboraba y que, ahora, hace campaña ilegal y le miente a los quintanarroenses. Además tiene al municipio con una deuda pública de 1.200 millones de pesos. Imposible confiar en un truhan como Mauricio.

¿Cómo obtuvo el alcalde teléfonos y correos electrónicos para promoverse de cara a la elección de gobernador en 2016?.

Robó identidades, al menos en Playa del Carmen. El 24 de marzo de 2014 echó a andar el “Censo Solidaridad 2014” ideado por el Consejo Municipal de Población (Comupo), a cargo de Pedro Leal Salazar, y con fines políticos más que de recopilación de datos estadísticos. Los encuestadores de Mauricio pidieron teléfonos y correos electrónicos de los ciudadanos. Los quería para su campaña…

En Cancún, esos datos confidenciales se los habría proporcionado su aliado político Paul Carrillo de Cáceres, y ya se sabe que hay bases de datos en venta al mejor postor por todo México.

Además, en su particular Censo, Góngora hizo preguntas de tendencia política como la de cómo lo calificaba la gente, y también a Borge y a Peña Nieto.

Hoy, el alcalde es víctima de su propia urgencia y desesperación por posicionarse y aparecer en las encuestas que realiza el PRI para medir la popularidad de los aspirantes. Tal es el método que utilizará el tricolor para elegir candidato, como el delegado del CEN en el estado, Ulises Ruiz Ortiz, lo anunció el 24 de agosto.

(Un reciente sondeo atribuido a la SEGOB establece que el alcalde solidarense va en tercer lugar con 13.77 puntos. Carlos Joaquín González en primer lugar, con 18.85, y José Luis “Chanito” Toledo en segunda posición, con 14.63).

La montonera propaganda electoral de Góngora con que invade la privacidad ciudadana y para la que utiliza incluso a niños y gasta una millonada, ha causado indignación entre miles de quintanarroenses.

La fotografía de un menor de edad distribuyendo en hogares de Cancún hojas proselitistas del alcalde fue profusamente difundida en redes sociales. Vil explotación infantil.

Al desbocado aspirante a gobernador le salió el tiro por la culata: empeoró en vez de mejorar su imagen.

Mayor enojo popular provocó saber que el “precandidato” mintió al deslindarse públicamente de los mensajes de texto y de voz a teléfonos celulares en actos de campaña anticipada. Negó también que alargue su proselitismo a correos electrónicos y envíe propaganda impresa, igual para promoverse, a miles de domicilios particulares.

(Telefonazos, emails y basura política saturan no sólo Playa del Carmen sino también Cancún y otras ciudades del estado, en las que Mauricio nada debería estar haciendo).

“Yo no fui”, dijo el martes 25 de agosto, luego de que en redes sociales se generó una fuerte corriente de rechazo a su publicidad masiva e invasiva de cara al proceso electoral de 2016 en que se renovarán gubernatura, Congreso y los 10 ayuntamientos.

Llegó al extremo de negar que grabó con su voz (indiscutiblemente era suya) un mensaje enviado a teléfonos de miles de ciudadanos en todo el estado, con la asesoría del encuestador chafa Ulises Beltrán.

Pero la “guerra sucia” (complot) del que se dijo objeto supuestamente para perjudicarlo, resultó una falacia: de víctima pasó a ser verdugo.

El lunes 31 de agosto trascendió que fue hackeada la cuenta de correo de Indhira Carrillo Domani, con lo que Góngora quedó exhibido como mentiroso, pues aparecen pruebas de que, efectivamente, autorizó mensajes y cartas personales cuyo costo se estima en 5 pesos cada una. ¡Y han sido muchos miles de éstas!.

Indhira aparece en el organigrama municipal como “coordinadora de asesores” del alcalde, aunque en los hechos es responsable de la oficina de Comunicación Social. Fue vocera de Félix González Canto (antecesor de Borge) durante los primeros años de su gobierno.

Ver reportaje del portal noticioso quintanarroense Noticaribe:

Se ratifica que desde el ayuntamiento de Solidaridad (Playa del Carmen), mediante la utilización de recursos públicos, se fraguó y aplicó la fallida estrategia electoral del edil.

Derrocha dinero mientras que se niega a pagar a proveedores y arrendadores del municipio; les adeuda más de cuatro meses. Aumentan la inseguridad y los impuestos.

Además, se comprueba la desvergüenza y la ofensa a la sociedad de uno de los 6 “caballos” dados a conocer por Borge como sus prospectos del PRI a la gubernatura, una lista de la que eliminó a la carta más fuerte del tricolor: Carlos Joaquín González, subsecretario de Turismo federal, porque lo considera “enemigo acérrimo”.

Pero Góngora ni siquiera tiene el pudor para reconocer que mintió, de que cometió un error. Carece de valentía… y de valores morales.

Y ahora se explica por qué no formuló denuncias ante las autoridades judiciales y electorales contra quienes, según él, habrían enviado a su nombre la chocante propaganda telefónica y física.

¿Cómo podría designarlo el PRI candidato a gobernador, cómo podrían votar por él?.
Pertenece a la mafia política que desde hace una década se adueñó de Quintana Roo. Es uno de los protagonistas de la historia de traiciones, corrupción, negociaciones en lo oscurito y antidemocracia.

Siempre de rodillas, “disciplinado” –por eso lo premiaron con la alcaldía en 2013–, va siempre contra los intereses de la sociedad a la que ha prometido defender y mejorar.

Ya se sabe que como diputado local fue cómplice de González Canto y de Borge Angulo en la contratación y refinanciamiento de millonarios empréstitos que colocan a Quintana Roo como una de las entidades con mayor deuda pública.

Participó en la “reingeniería” borgista que dejó sin empleo a unos 4 mil burócratas sobre todo en Chetumal.

Como tesorero del ayuntamiento de Solidaridad guardó ominoso silencio ante las corruptelas del ex alcalde priista Román Quian Alcocer.

Ladrón de identidades… y de una cervecera

Mauricio Góngora Escalante no sólo robó datos confidenciales de sus gobernados, sino que también tiene antecedentes penales, cosa que mañosamente se ha cuidado de no incluir en su currículum.

El 11 de enero de 2003 fue acusado de los delitos de robo calificado y fraude genérico en perjuicio de la empresa cervecera donde trabajaba en Playa del Carmen. El 24 de junio de ese año fue aprehendido por la Policía Judicial, fichado y recluido en la cárcel municipal.

El desfalco en que estuvo involucrado ascendió a un millón 274 mil 173 pesos. De aquellos pesos…

Góngora, tras ser detenido, compareció ante el Ministerio Público del fuero común que inició la averiguación previa número P4-00064/2003, la cual permanece abierta. Luego fue consignado ante el Juzgado Mixto de Primera Instancia, cuya titular era Dulce María Balam Tuz.

El priista era gerente de ventas de la Agencia Superior de “Cervezas Cuauhtémoc Moctezuma, S.A. de C.V.”, en Playa del Carmen.

Presuntamente gracias a la intervención de Félix González Canto, quien ya era un personaje influyente en la política de Quintana Roo, Góngora fue liberado por la juez el 28 de junio (4 días en prisión). “Misteriosamente” se echó a la basura la amplia y profesional investigación que, sobre el desfalco, elaboró el agente de la Policía Judicial del estado, William Beltrán López y que resumió en el oficio número PC-774/2003. Incluía por ejemplo la confesión acusatoria contra Góngora de Eliezer Alberto Ancona Ramírez, su compañero de trabajo en la cervecera.

Félix fue alcalde de Cozumel (1999-2002) y el 6 julio de 2003 ganó la diputación federal por el distrito I de Quintana Roo.

La resolución de la juez sobre el proceso judicial al ex Tesorero de Solidaridad puede consultarse aquí:

http://mauriciogongora.blogspot.mx/

——————- —————————————–
*Carlos Cantón Zetina es un periodista tabasqueño con una vasta trayectoria profesional de 45 años. Fue reportero y Jefe de Información del diario Excélsior y director general de las revistas que fueron de circulación nacional Quehacer Político y Polémica.
@cantonzetina
http://carloscantonzetina.blogspot.com

Comentarios en Facebook

1 COMMENT

  1. Mandarlos a la chingada y carcel por ratas corruptos como los integrantes de todos ños partidos todos son una bola de rufianes

Comments are closed.