PAUL, UN PLAGIADOR: Se atribuye Alcalde autoría del alcoholímetro en Cancún y lo corrompe; despliega abrumadora propaganda por informe

Posted on septiembre 08, 2015, 7:04 pm
6 mins

CANCÚN, MX.- Sin mucho que informar, el Alcalde priista de Benito Juárez, Paul Carrillo de Cáceres, lanzó una extensa campaña publicitaria con cientos de anuncios espectaculares por toda la ciudad y la carretera, además de propaganda en prensa y spots en radio y televisión en los que plagia y presume la autoría del alcoholímetro, programa creado e implementado por el anterior gobierno perredista.

Advertisement

“Hoy cumplimos dos años de trabajar junto a tí…”, dice el Alcalde al empezar uno de los varios videos que se están distribuyendo, previo a su segundo informe de gobierno que se realizará el próximo viernes, y en el que destaca como propia la implementación de internet gratuito en espacios públicos de Cancún (que se realizó con recursos de un programa federal), así como el conocido programa de alcoholemia.

“Implementamos el programa del alcoholímetro, reduciendo los accidentes de tránsito. ¡Así, cuidamos a tu familia!”, exclama Paul Carrillo mientras apunta con su dedo a la cámara.

El diputado Jorge Carlos Aguilar Osorio, quien durante la anterior administración fungió como secretario de Servicios Públicos, no sólo lamentó la poca ‘memoria´ del alcalde priista al no reconocer lo que hizo el gobierno perredista sino que criticó que ellos tomaron este programa de alcoholemia y lo corrompieron.

Jorge Carlos Aguilar Osorio.

Jorge Carlos Aguilar Osorio.

Antes, existía un comité ciudadano independiente que vigilaba la correcta aplicación del alcoholímetro, pero cuando llegó Paul Carrillo, este mismo comité se deslindó y dejó de cumplir con esta tarea al constatar irregularidades y falta de transparencia, recordó.

Además, señaló que el alcoholímetro, con Paul Carrillo, fue usado para golpeteo político al filtrar a la prensa información y fotos tomadas de las cámaras de seguridad de ‘El Torito’ de opositores o críticos que llegaron a ser detenidos en algunos de los retenes implementados en diferentes puntos de la ciudad.

Dijo que con la anterior administración perredista este programa tenía sobre todo un objetivo de prevención de accidentes, tal y como fue concebido en el Distrito Federal, cuyas autoridades asesoraron al municipio para implementar el programa de forma correcta, tanto en sus aspectos técnicos como en la parte legal, pero con la nueva administración priista la prioridad cambió y lo empezaron a desplegar por toda la ciudad con un afán claramente recaudatorio.

Y el programa empezó a generar corrupción porque los conductores ebrios podían alcanzar su libertad anticipada, o de plano no llegar al alcoholímetro mediante el pago de una cuota. También se generó una mafia de vendedores de amparos para evitar pisar ‘El Torito’, en común acuerdo con mandos medios de ese centro de retención municipal provisional.

Aguilar Osorio recordó que el alcoholímetro fue puesto en marcha desde junio del 2012 con la asesoría directa de Manuel Mondragón y Kalb, entonces secretario de Seguridad Pública del Distrito Federal, quien viajó a Cancún para supervisar su puesta en marcha y recibir un reconocimiento de las autoridades locales.

“Paul Carrillo le entregó el programa a los coyotes que han vuelto el tema de los retenes y ‘El Torito’ un jugoso negocio de particulares y autoridades corruptas”, afirmó.

Pero esto no ha sido el único exceso de Paul Carrillo, previo a su informe.

El Alcalde de Benito Juárez también desplegó una abrumadora campaña publicitaria que implicó la colocación de decenas de anuncios espectaculares, a veces uno tras otro, sobre la carretera federal Cancún-Puerto Morelos y en puntos estratégicos de la ciudad Cancún, similar a la colocada por el ex diputado federal Raymundo King para su último informe y que, en los hechos, compite con la propaganda del Gobernador Roberto Borge para su cuarto informe, la cual también es abrumadora por excesiva.

En casi todos los espectaculares, los mensajes se repiten junto al rostro gigante del Alcalde Paúl Carrillo, lo que convierte a este publicidad oficial pagada con el erario en propaganda personal que podría ser sancionada por la autoridad electoral, ya que hay que recordar que este funcionario aspira a obtener la candidatura priista a la gubernatura en 2016.

En prensa, radio y televisión, la propaganda del Alcalde Paul Carrillo también ha sido constante y desbordada, aunque hasta no existen datos sobre el costo de esta estrategia de publicidad.

Como ejemplo, durante los pasados partidos de los Tigres, en la transmisión local a cargo de TVCún, al terminar cada entrada y mandar a comerciales, pasaban uno de estos spots del Alcalde Paul Carrillo. (Noticaribe)

EL PLAGIO DE PAUL POR EL ALCOHOLÍMETRO
Collage de fotos del programa del alcoholímetro durante la administración perredista de Julián Ricalde que hoy contrasta con la propaganda desplegada por Paul Carrillo para hacerse publicidad personal con pretexto de su segundo informe.
08paul_alcoholimetro

Advertisement
Advertisement
Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)