Cinco días después de que un policía matara a un sexagenario en poblado, no hay detenidos

0
27

CHETUMAL, MX.- Dos campesinos del poblado Altos de Sevilla acudieron a rendir su declaración ante un agente del Ministerio Público de Bacalar, con relación al fallecimiento de Lázaro Pech Cupul y las lesiones que sufrió el policía estatal Jesús Agustín Dzul Rivera, en hechos del pasado domingo durante una reyerta. El caso se sigue integrando sin detenido y así podría consignarse ante un juez de control.

De acuerdo a datos recabados en la Procuraduría General de Justicia, se pudo averiguar que el Ministerio Público de Bacalar continúa con la integración de la carpeta de investigación que se inició por la muerte de Lázaro Pech Cupul, de 65 años de edad, el domingo pasado.

Al menos dos campesinos más de esa localidad que presenciaron los hechos, acudieron ante el representante social para rendir su declaración y determinar si el policía estatal Jesús Agustín Dzul Rivera actuó con alevosía y ventaja o la escopeta se activó durante un forcejeo.

Hasta el momento, el expediente se sigue integrando sin detenidos, y al concluir será enviado a un juez de control para su análisis, por lo que en caso de comprobarse la responsabilidad del policía se solicitará la orden de aprehensión correspondiente; mientras tanto continúan las entrevistas con testigos y trabajos de campo.

Sólo una escopeta Winchester calibre 12 GA fue puesta a disposición del Ministerio Público, así como una pistola tipo escuadra calibre 9 milímetros, que al igual que los cartuchos percutidos calibre 9 milímetros y 12 GA, se encuentran en la bodega de evidencias al concluir con los estudios de balística.

La Dirección de Servicios Periciales tampoco ha informado sobre los resultados de rodizonato de sodio que se le practicó al occiso Lázaro Pech Cupul y a dos policías municipales de Bacalar, un hombre y una mujer, quienes fueron señalados de detener y golpear a dos pobladores de Altos de Sevilla, lo que desencadenó en un enfrentamiento.

Tampoco la Dirección General de Seguridad Pública de Bacalar ha informado el motivo que llevó a los dos elementos a realizar el arresto de los primos Eliseo y Alfredo Natanael, quienes señalaron que los policías municipales abusaron de su autoridad al rociarles gas lacrimógeno en el rostro, además de golpearlos.

Serán las investigaciones que realiza la Policía Ministerial, peritos y el representante social las que determinen el grado de responsabilidad de Dzul Rivera o de los policías municipales de Bacalar, ante las declaraciones que realizan los pobladores en su contra. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook