Desmiente Hacienda nuevo impuesto a las gasolinas en 2016; habrá impuesto disfrazado, dice Morena

0
11

CIUDAD DE MÉXICO.- El subsecretario de Ingresos en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Miguel Messmacher, desmintió la creación de un nuevo Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) a las gasolinas en la ley de Ingresos de la Federación del 2016.

“La Iniciativa de la LIF del 2016 no está proponiendo que en ningún momento haya un aumento en el precio de los combustibles; la información que ha salido publicada en algunos medios es completamente falsa”, aseguró.

Durante la primera reunión de trabajo de las Comisiones Unidas de Hacienda y Crédito Público, y de Estudios Legislativos del Senado de la República, añadió que también es falso el que se esté proponiendo un nuevo impuesto, ya que “el IEPS a gasolinas tiene mucho tiempo de existir”.

El funcionario federal aclaró ante los Senadores que lo que se propuso es que el precio de los combustibles se muevan de un IEPS variable a uno fijo donde este último se está estableciendo para que sea completamente igual al promedio estimado en el 2015.

“El IEPS a las gasolinas ya se aplicaba, el incremento de 4 pesos que supuestamente se aprobó en diputados es falso. No se propone en ningún momento incrementos con respecto a lo que se está observando en la actualidad, ni tampoco un impuesto adicional”, puntualizó Messmacher.

Los dictámenes que aprobó la Comisión de Hacienda y Crédito Público en la Cámara de Diputados en el cual no se realizó ninguna modificación a la propuesta del Ejecutivo, establecen para combustibles fósiles una cuota a la gasolina menor a 92 octanos de 4.16 pesos por litro.

Para la gasolina mayor o igual a 92 octanos la cuota será de 3.52 pesos por litro; para el diésel de 4.58 pesos por litro y para los combustibles no fósiles de 3.52 pesos por litro; rangos que no significan un aumento en los precios que aplicarán en el 2016.

Estas estimaciones lo que reflejan, dijo, es la recaudación del impuesto que estamos observando este año en promedio, “no implica el establecimiento de un nuevo impuesto o de un impuesto adicional, es el gravamen promedio que se observó en el 2015”.

Lo que se propone, insistió Messmacher, es que como parte de un proceso de liberalización que ya está establecido en la reforma energética, es que México termine con un mercado abierto del precio de los combustibles en el 2018.

Ayer, la dependencia a cargo de Luis Videgaray precisó en un comunicado que los precios de las gasolinas y el diésel, no se modificarán de aquí al 31 de diciembre de 2015. Es incluso probable que los precios de las gasolinas y el diésel se reduzcan al inicio del año de acuerdo al comportamiento de los precios internacionales de dichos combustibles.

“Lo que se está proponiendo es que nos vayamos moviendo gradualmente a un mercado liberalizado adoptando un esquema al que ya se observa en otros países del mundo para los precios de los combustibles; pasar de un impuesto variable a uno fijo y basados en precios de referencia internacional”, concluyó Messmacher. (Fuente: El Economista)

HABRÁ IMPUESTO DISFRAZADO: MORENA

En la Cámara de Diputados, las bancadas mayoritarias del Partido Revolucionario Institucional (PRI), del Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) desmintieron la versión de que, al aprobar la Ley de Ingresos, los legisladores avalaron un aumento en el precio de las gasolinas para 2016, de más de 4 pesos por litro.

El vicecoordinador Jorge Carlos Ramírez, dijo tajante que lo aprobado en San Lázaro y que está en espera de ser ratificado por el Senado, fue liberar el precio de la gasolina conforme a los precios internacionales de los combustibles, aunado a que la Secretaría de Hacienda (SHCP) deberá fijar topes mínimos y máximos de fluctuación del precio e informar al Congreso.

Sin embargo, eso no significa que las gasolinas subirán, por el contrario, afirmó categórico, el precio bajará y aunque aún se desconoce el porcentaje, lo cierto es que es ningún modo ese insumo aumentará de precio.

Ramírez Marín agregó que para aclarar esas versiones a las que calificó como “perversas”, la Junta de Coordinación pidió a la Mesa Directiva de la Cámara, que emita un desmentido.

“Les digo que este tema de los 4.16 pesos de aumento a la gasolina es una absoluta y rotunda mentira, un rumo que el día de hoy ha solicitado la Junta al presidente de la cámara, emita un pronunciamiento claro de desmentido (…) No solamente no va aumentar el precio de la gasolina en enero, sino que, y este es un dicho expreso del secretario de Hacienda, sobre el que incluso tomamos medidas para que no se politice, la gasolina en enero bajará de precio; no subirá”, dijo.

“Estamos tan seguros de que va a bajar el precio de la gasolina, que incluso pusimos candados, para que no tuviera otro uso más y ninguna interpretación más, que la de los precios internacionales del petróleo en la banda de flotación, en una banda de flotación de la cual Hacienda tiene que informar periódicamente”.

“Así que es un rumor totalmente infundado con alguna perversa intención de confundir a la sociedad o quizá de enemistarla con el Poder Legislativo, que hoy está haciendo lo posible por estar cada vez más cerca de los ciudadanos”, refrendó el legislador del tricolor.

En contraparte, la coordinadora del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Rocío Nahle, dijo que la decisión sobre las gasolinas es una “tomada de pelo”, porque en enero del 2016 no habrá gasolineras distintas a las de PEMEX y el precio, si no será el mismo que éste año, será mayor.

Si el Gobierno Federal decide importar gasolina más cara, los que pagarán el costo serán los usuarios, de modo que consideró que se trata de un impuesto “disfrazado”, insistió Nahle García.

En tanto, el coordinador del Sol Azteca, Francisco Martínez, que aprovechó para dejar en claro que el PRD votó contra la reforma energética, subrayó que la información respecto a que las gasolinas subirán 4.16 pesos por litro el año entrante no es real.

Explicó que de acuerdo a lo aprobado en la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), no se prevé un incremento en el precio de la gasolina, sino que éste se moverá dentro de rangos que Hacienda defina, pero no a la alza, sino probablemente a la baja, ello, como parte del proceso de liberación del precio, que se tenía previsto para 2017 y 2018, pero que el Ejecutivo decidió adelantar un año.

El coordinador panista, Marko Cortés, refrendó que lo aprobado refiere a una banda de flotación del precio de la gasolina, conforme se muevan los precios de los combustibles a nivel internacional.

Recordó que la propuesta de contrarreforma fiscal de Acción Nacional, pedía no solo liberar el precio de las gasolinas, sino bajar el cobro del impuesto especial a la mitad, para pasar de 4 pesos por litro, a 2 pesos por litro. No obstante, la moción no fue aceptada por la mayoría, por lo que lo más probable, es que el precio de ese insumo en 2016, sea el mismo que durante este año. (Fuente: Notimex)

Comentarios en Facebook