NO SE IRÍAN LOS TIGRES DE QUINTANA ROO: Analizan el regreso a Cancún de Jorge Cantú para la próxima temporada

0
29

CANCÚN, MX.- Mientras se definen tres puntos fundamentales para el futuro del beisbol profesional de verano en nuestro país, de cara a la temporada de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB), temporada 2017, el ex liga mayorista Jorge Cantú, aún “suspira” por regresar a Cancún para seguir enfundado en la franela de los Tigres de Carlos Peralta.

El regreso de Cantú a jugar con los Tigres de Quintana Roo, está supeditado al acuerdo que logre su propietario Carlos Peralta con el entrante gobierno de Quintana Roo, encabezado por Carlos Joaquín González.

Como Noticaribe informó, Cantú fue cambiado en el último tercio de la temporada veraniega 2016 de la LMB, ante los problemas que ya empezaba a enfrentar el anterior mandatario quintanarroense, el priista Roberto Borge Angulo, y que afectaron la llegada de recursos al club felino para completar el pago de los salarios de jugadores, managers y personal administrativo.

Será hasta la próxima Asamblea de Presidentes de la LMB, a efectuarse el 15 de noviembre en la ciudad de estadounidense de Washington, cuando se definan diferentes temas deportivos y administrativos, de cara a la campaña 2017.

Durante la misma asamblea de diciembre, en el marco de las Winter Meetings, se afinarán temas de carácter deportivo, así como el rol de juegos, el presupuesto de operación de la oficina de la LMB y de la Academia de El Carmen, Nuevo León, donde se forman la mayor parte de los jugadores jóvenes mexicanos.

 El tema más polémico es el referente al tema relacionado con los jugadores mexicanos nacidos en el extranjero y jugadores naturalizados.

Para tal efecto, directivos de la LMB y su presidente ejecutivo, el yucateco Plinio Escalante sostendrán, durante los próximos días, conversaciones  para avanzar en la confección de un acuerdo que se presentará en las Reuniones Invernales del mes próximo.

La molestia de Tigres, Sultanes, Diablos y Guerreros radica en la completa libertad que tienen todos los equipos para contratar peloteros estadounidenses con raíces mexicanas (los llamados “pochos”), algo que en su opinión debilita el desarrollo de los jugadores nacionales que se encuentran en las sucursales y que el 90 por ciento de ellos, pasaron por la Academia de El Carmen, Nuevo León, centro de formación de peloteros que se formó teniendo como modelo a Pastejé, Estado de México, creada por el fundador de los Tigres, Don Alejo Perarlta.

Equipos jugaron hasta con 9 extranjeros

El debate surgió en la Asamblea de los Dueños de la LMB efectuada en septiembre, el propietario de los Tigres, Carlos Peralta, propuso tocar el tema de los peloteros “jugadores mexicanos nacidos en el extranjero, jugadores extranjeros naturalizados mexicanos y jugadores extranjeros”, pues desde la temporada recién concluida, se aceptó que no habría restricciones en el número de beisbolistas con doble nacionalidad que pudieran conformar los equipos.

La propuesta no estaba en la agenda de los temas a tratar y no se tuvo el 80% de los votos a favor para que pudiera ser discutido. Ante la negativa, Peralta, Alfredo Harp Helú (dueño de los Diablos y Guerreros) José Maiz (Sultanes de Monterrey), decidieron salir de la asamblea, argumentando que no iban a seguir en un lugar donde se afectaba el futuro del beisbol mexicano y de la liga, según declaraciones de otros presidentes presentes.

Después de dejar la reunión comenzaron a surgir las primeras noticias acerca de su salida intempestiva, los clubes involucrados emitieron sus respectivos comunicados de prensa, aclarando que sólo había sido un acto de protesta contra la asamblea, pero que no significaba su salida del torneo más importante del “rey de los deportes” en México.

“Hay equipos que tienen más de 75 años en la Liga Mexicana y unos que apenas con un año que quieren venir a domar el campeonato acabando con la producción del pelotero mexicano. No es posible que quieran traer varios beisbolistas naturalizados. Están peor que el futbol. Hay muchos extranjeros con papeles chuecos, una serie de cosas viciadas en las cuales no estamos de acuerdo. Están equivocados si piensan que retirarnos de una asamblea, nos quita el derecho de continuar en la Liga”, apuntó Mansur.

Con 16 títulos, Diablos Rojos es la institución con más títulos, seguido por los Tigres de Quintana Roo con 12 y Sultanes nueve.

Sin embargo, para el mandamás de la pelota veraniega de nuestro país, Plinio Escalante, a quienes los dueños de 4 clubes acusan de supeditarse a las órdenes de los más noveles directivos de la LMB, ésta “debe dejar de ser vista como una liga de desarrollo y fomentar el espectáculo, para que se vuelva más atractiva a los aficionados y atraer más público a los estadios.

“El objetivo es dar espectáculo, no somos liga de desarrollo. Quieren que el beisbol de la LMB sea negocio, tenemos que tratarlo como tal”.

La semana pasada Harp Helú anunció que el conjunto escarlata y el oaxaqueño jugarán con puro mexicano, para dar más cabida a los jóvenes que egresan de la academia de beisbol.

Mientras Erick Arellano, el novel presidente de los Leones de Yucatán, que participan en la Liga Mexicana de Beisbol (LMB), declaró: “No podemos ceder a caprichos de directivos que en cinco años no se habían parado en la asamblea y que vengan a tocar un tema y no les interesa nada más que su voluntad. Eso ha sido el béisbol por 90 años, ahora que no queda campeón uno de los grandes: ese es el resultado. Es el berrinche de Diablos por no clasificar a playoffs; el berrinche de Sultanes por ser eliminado por una directiva nueva; el berrinche de Tigres por no recibir el apoyo del gobierno”.

Dos cambios de plaza

En tanto en la Asamblea efectuada el martes pasado en Monterrey, Nuevo León, se aprobó sujeto al cumplimiento de una serie de requisitos, el cambio de plaza del club Delfines del Carmen a la ciudad de Durango.

Asimismo y también supeditado al cumplimiento de determinadas condiciones, se aprobó la ciudad de León, Guanajuato, para formar parte del circuito en la próxima temporada, con el club Bravos.

La Asamblea de Presidentes nombró tres comisiones, que por ahora sustituirán al Consejo Directivo, las cuales estarán facultadas para trabajar en tres áreas: Honor y Justicia, Negocios y Finanzas y Área Deportiva.

 Además, se aprobó el desafío de jugadas mediante la repetición instantánea para la temporada 2017. La vicepresidencia de operaciones de Minor League Baseball y el instructor de umpires de MiLB, Jorge Bauzá, trabajarán en conjunto con la LMB para desarrollar un proyecto sobre la operación del sistema, el cual será presentado a la Asamblea de Presidentes en las Reuniones Invernales de diciembre, a celebrarse en Washington. (Noticaribe)

 

Comentarios en Facebook