Inicia temporada del turista incómodo | Por Jaime Farias Arias

0
2
El próximo jueves uno de junio inicia la temporada de huracanes para el Atlántico , un periodo en que las antenas deben estar encendidas de forma permanente, no sólo para las autoridades encargadas de la protección civil sino para la propia ciudadanía , la cual en su mayoría ya conoce este tipo de fenómenos hidrometeorológicos, el paso de dos monstruos marinos y que fueron emblemáticos en la zona del Caribe Mexicano, como lo fueron Gilberto en 1988 y Wilma en 2005 dejaron una huella indeleble en los quintanarroenses y por ende una experiencia que se transformo en cultura sobre este tipo de fenómenos , sin embargo sabemos que nuestra entidad es de población flotante , sobre todo la zona norte , donde se localiza Cancun, Puerto Morelos, Playa del Carmen, Tulum y Cozumel principalmente, por ello es importante seguir de forma permanente informando y fomentando a la población los peligros y sobre todo el respeto y la prevención para enfrentar los embates de estos fenómenos que pueden convertirse en huracanes y alcanzar la más alta categoría en la escala Saffir Simpson .
 
Fortalecer nuestra cultura para saber que hacer antes, durante y después de un huracán no ha sido fácil, incluso para las mismas autoridades,  como en aquel mes de septiembre de 1988 cuando el meteorólogo José Chi Ortiz a pesar de no contar con la tecnología con la que actualmente tenemos a la mano como lo es la herramienta de la  internet, previno la potencial llegada de un huracán de alta peligrosidad sin embargo fue ignorado por funcionarios del ayuntamiento de Benito Juárez incluyendo el entonces Presidente Municipal Jose González Zapata, ya cuando el ciclón Gilberto estaba encima fue cuando pedían las autoridades buscar por cielo, mar y tierra al meteorólogo José Chi Ortiz para que les brindará la información que días antes no habían querido escuchar.
 
En octubre de 2005 Cancún recibió un turista incómodo posiblemente el más nefasto de los que hayan llegado sin invitación, el Huracán Wilma , que en su lento paso por este destino dejo a más de 300 mil personas afectadas en sus bienes y otras 700 mil personas que sufrieron daños en sus viviendas. 
 
La ciudad quedo en penumbras, según datos de la Comisión Federal de Electricidad el paso de Wilma provoco la caída de 220 torres de luz , el servicio telefónico también sucumbió ante el fenómeno, sin embargo hay que reconocer que empresas muchas veces criticadas como la CFE y  TELMEX mostraron su grandeza como entes organizacionales y sobre todo con un profundo sentido humano . 
 
Hoy cuando varios critican al ex gobernador Félix González Canto , incluso aquellos que se beneficiaron de forma grosera durante su mandato y lo alababan , es oportuno reconocer que el hoy Senador Gonzalez Canto , fue una pieza fundamental para que la entidad y en especial Cancún se levantará en unas cuantas semanas del peor impacto natural que ha sufrido Quintana Roo, su capacidad de gestión y su overol puesto para trabajar al parejo de la ciudadanía en las jornadas de trabajo fue evidente, hoy tal vez muchos no lo recuerdan. 
 
Así, Quintana Roo ha vivido lo que es navegar contra corriente y contra huracanes y hasta en contra de algunos malos ciudadanos que aprovecharon la tragedia y el desconcierto de las autoridades para saquear negocios y viviendas , un asunto que también las autoridades actuales deberán estar al pendiente y preparados de ese otro huracán que tenemos adentro , el de la rapiña y la gente indeseable que se aprovecha de la tragedia.
 
Hace un par de días el gobernador Carlos Joaquín en el marco de la reunión “Inicio de Temporada de Lluvias y Ciclones Tropicales 2017” en donde estuvo el Presidente Enrique Peña Nieto , dijo que Quintana Roo está más que preparado para afrontar cualquier contingencia climática , así pues no dejemos pasar por alto que la previsión de estos fenómenos no sólo competen a los tres niveles de gobierno sino también desde nuestras propias trincheras , llámese casa, trabajo o escuela no cree usted? 
Comentarios en Facebook