Autoridades de Solidaridad siguen sin aceptar responsabilidad en la instalación irregular de baños en Punta Esmeralda

0
2

Por Saraí Santillán

PLAYA DEL CARMEN, MX.- A casi dos semanas de que inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), realizara verificaciones y observaciones a la construcción de baños y regaderas que el H. Ayuntamiento de Solidaridad inauguró recientemente en una zona de manglar, aledaño a la playa Punta Esmeralda; ninguna de las dependencias correspondientes e involucradas en esta obra, se ha hecho responsable del daño ambiental cometido.

El 5 de mayo pasado, se dio a conocer que elementos de la Profepa realizaron observaciones a la Dirección de Obras Públicas por el biodigestor instalado en los baños y regaderas públicas, con lo que se busca el distintivo “Blue Flag”; pero hasta el momento no se ha esclarecido qué tipo de medidas ha tomado el Ayuntamiento.

Samaria Angulo Sala, presidente municipal, sólo ha mencionado que “en Punta Esmeralda estamos en el proceso de obtener el reconocimiento Blue Flag. Nos hicieron algunas recomendaciones que debemos subsanar, pero todavía no se ha determinado el distintivo”, dijo; sin abundar más en qué tipo de recomendaciones ni de qué dependencia.

Por su parte, Orquídea Trejo Buendía, bióloga y directora de Medio Ambiente y Cambio Climático municipal, señaló que “ahí es una situación que es directamente con Zofemat, ya que ellos ven la parte ambiental del lugar. Desarrollo Urbano hizo la instalación de unos baños, precisamente porque uno de los problemas ambientales que había en Punta Esmeralda, era el fecalismo. Al no contar ese espacio con baños, la gente se metía al mangle y defecaba en esas áreas.”

La obra fue construida, según información pública, por una empresa privada, cuyo representante, Carlos Manuel Alcalá González, fue sancionado el 3 de enero del 2018, por haber cortado más de 50 metros lineales de manglar blanco, especie vegetal protegida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), en la NOM-059-Semarnat, debido a que se encuentra en peligro de extinción.

Además de estas irregularidades, ha quedado en evidencia la falta de una Manifestación de Impacto Ambiental ante la Semarnat, documento primordial para la construcción en un espacio protegido.

La instalación de estos baños públicos, desde el principio, desató problemas en la zona de Punta Esmeralda, playa ubicada en la popular colonia Luis Donaldo Colosio, ya que por varios meses se impidió el paso a bañistas, debido a la construcción; además al ser inauguradas las estructuras, se especificó un cobro de 5 pesos, que actualmente es administrado por el DIF municipal; por lo que ocasionó el enojo de usuarios. (Noticaribe)

Comentarios en Facebook