Liberan a sexagenario detenido tras supuesto robo a tienda de buceo; afloran contradicciones y se cae la versión del presunto ataque

Posted on junio 29, 2018, 12:03 am
3 mins

Por César Guzmán

CANCÚN, MX.- La persona de la tercera edad que fue detenida en una tienda de buceo de la avenida Coba, por haber intentado supuestamente cometer un robo, recobró su libertad la tarde de este jueves, porque el Ministerio Público determinó que no incurrió en ese ilícito y además salió a relucir que presuntamente la pistola encontrada en el local, no era suya, sino del dueño del negocio.

En este polémico caso, las primeras versiones indicaron que Gonzalo “N”, de 68 años de edad, había sido lesionado presuntamente con un disparo, cuando pretendía cometer un robo, de acuerdo a lo que reportó el propietario de la tienda de buceo al número de emergencias 911.

La Fiscalía General del Estado, a través de la mesa de robos del Ministerio Público, no obtuvo elementos probatorios para vincular a proceso a Gonzalo “N”, por un supuesto robo en un comercio, en la Supermanzana 3, en la avenida Coba.

Las investigaciones arrojaron que el propietario se encontraba en el interior de su negocio, cuando llegó la persona de la tercera edad para cobrarle una fuerte deuda y se hicieron de palabras.

El dueño de la tienda de buceo agredió verbalmente y golpeó al sexagenario, para después utilizar una pistola, tipo revólver, con la cual lo sometió y le provocó una herida en la frente.

Ante esto, la persona de la tercera edad fue acusada injustamente de haber intentado cometer un robo y después de recibir atención médica en el Hospital General, la Policía Municipal lo puso a disposición del Ministerio Público.

En las investigaciones surgieron varias contradicciones y de hecho, una revisión en el sistema Plataforma México, reveló que la pistola encontrada en el local, resultó ser propiedad del propietario de la tienda de buceo.

De esta manera, el delito de robo no procedió contra el detenido, ya que las investigaciones de los elementos de la Policía Ministerial determinaron que Gonzalo “N”, entró al local desarmado, para cobrar una deuda y en vez de obtener una respuesta favorable, resultó víctima de lesiones que no ponen en riesgo su vida. (Noticaribe)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)