Busca a su madre biológica 25 años después de ser entregada en adopción

Posted on agosto 25, 2018, 12:36 pm
6 mins
  

CIUDAD DE MÉXICO, MX.- La ilusión de conocer a su madre biológica es el motor que impulsa a Luisa a comenzar, a casi 25 años de su nacimiento, la búsqueda de Teresa Pérez García, la mujer que le dio la vida. “Cuando te dicen que eres adoptado es como de película”, reconoce la joven, quien nació un 25 de agosto de 1993 en la Ciudad de México y fue entregada por su madre a quienes ahora son su familia, publicó Excélsior.

Luisa sabe que su mamá biológica fue víctima de abuso sexual y violencia. El esposo de la mujer incluso intentó persuadirla en repetidas ocasiones de que abortara amenazándola con quitarle a sus dos hijos varones y aún contra ello, decidió traerla a la vida. Hasta ahora sólo sabe el nombre y que vivía a unas calles del Metro Hidalgo en la Ciudad de México.

Su tía le ha contado que ella la recibió de los brazos de su mamá biológica, una mujer con visibles huellas de desnutrición, a quien conoció en el Hospital de la Mujer, aquel lejano 1993 y quien le entregó a su hija con la esperanza de que llevaría una buena calidad de vida.

Aún con el miedo de que Teresa se arrepintiera y la denunciara por robo de menores, la tía de Luisa la llevó hasta casa de su abuela, donde sería conocida por su madre y su hermano mayor.

Luisa recuerda que justamente fue él, quien tomó la decisión de quedarse con ella y le aseguró a su madre que, si su padre no aceptaba a la niña, él saldría a trabajar para mantenerla.

Llena de expectativas, Luisa emprendió hace tres semanas a través de redes sociales la búsqueda de “Teresa Pérez García o alguna mujer que con ese nombre haya tenido una hija el 25 de agosto de 1993 en la Ciudad de México”. Más allá de contar su historia espera que se remuevan consciencias y si existe alguien que tenga información que la ayude a conocer a su madre, la contacte.

Su familia quien la ha apoyado en la búsqueda de su madre biológica, no tenía planeado decirle que había sido concebida por abuso.

“El abuso es una de las partes más fuertes de reconocer (…) no me imagino vivir en el maltrato”, señala quien se dice agradecida con su madre biológica, por el simple hecho de salvarle la vida.

Luisa considera que la decisión de esta mujer de dar a la luz, cuando muchas otras deciden abortar es uno de los impulsos que la llaman a conocerla, aunque “no las juzgo porque es un dolor muy grande”.

Reconoce el valor que tuvo su madre biológica al luchar contra el abuso del que fue víctima y afirma “la amo, aunque parece que no la conozco”.

Por ello, incluso intentó contactar con un detective privado que la auxiliara a dar con el paradero de Teresa Pérez García, pero se llevó una desilusión al saber que este servicio sería muy costoso y tal vez no daría resultados.

Asegura que algunas personas incluso han intentado extorsionarla, al contactarla para brindarle supuesta información sobre Teresa que termina en un cuestionario interminable en el que le han pedido datos personales.

Sin embargo, Luisa no pierde la esperanza de un día poder reunirse con la mujer que le dio la vida “siento que aún sin conocerla, en el fondo de mi corazón aún la recuerdo”.

“Soy una mujer muy afortunada, mi familia me adoptó de una forma impresionante”, comparte Luisa quien asegura que la adopción ha estado presente en su núcleo con sus abuelos y tíos abuelos.

Algunos de sus amigos incluso le han llegado a comentar “no te lo creo, para ser una persona a la que intentaron abortar, tienes mucha suerte” pues asegura que está muy consentida.

Luisa no sabe cuánto tiempo le llevará encontrar a su mamá biológica, pero “tampoco es algo que me quiera contestar, sólo confío en que si supe la verdad es por algo”.

“Sólo quiero compartir mi vida con mi mamá (…) desde que sé que soy adoptada estoy súper alerta”, asegura quien actualmente estudia una maestría en Salud Pública y Desastres, tras licenciarse en la Universidad Anáhuac del Norte. (Fuente: Excélsior)

Comentarios en Facebook