En el final de su sexenio, Rolando Zapata Bello termina marcado por aumento de feminicidios y asesinatos en Yucatán

Posted on agosto 25, 2018, 10:46 am
5 mins

MÉRIDA, MX.- Pese a que logró evitar que, en las postrimerías de su mandato, la Secretaría de Gobernación declarara la alerta por violencia de género en la entidad, el ciclo del priista Rolando Zapata Bello, que finaliza el 30 de septiembre, queda marcado por una serie de feminicidios y homicidios dolosos de mujeres que, además, en su mayoría siguen en la impunidad.

De acuerdo con la organización “Yucatán feminicida”, de 2008, cuando gobernaba Ivonne Ortega Pacheco, a la fecha se tienen contabilizados 63 feminicidios, 107 asesinatos violentos de mujeres, siete procesos penales y dos sentencias.

Casos emblemáticos como el feminicidio de Ema Gabriela Molina Canto, así como los de un par de chicas que fueron asesinadas por sus parejas a plena luz del día en concurridos centros comerciales de la ciudad, despertaron la indignación social obligando a las autoridades a reconocer el problema.

Ema Gabriela fue apuñalada 17 veces el 27 de marzo de 2017 a las puertas de su casa, en el fraccionamiento San Luis de esta ciudad, frente a su hija, por un par de sicarios presuntamente contratados por su exesposo, Alberto Martín Medina Sonda, desde la cárcel de Tabasco, donde está recluido.

Medina Sonda era socio del exgobernador priista de Tabasco Andrés Granier Melo, actualmente preso, y de Manuel Saiz Pineda, quien fue tesorero del gobierno tabasqueño durante ese sexenio.

Los cinco involucrados en ese crimen fueron detenidos. Los dos asesinos materiales ya fueron enjuiciados y sentenciados. Los demás aún están en calidad de procesados. Sólo Medina Sonda es acusado de feminicidio.

Los dos feminicidios más recientes ocurrieron esta semana y las víctimas fueron una niña de 6 años, que fue violada, asfixiada y arrojada a un pozo en Tadziuh, un municipio maya enlistado entre los de mayor marginación del país, y una joven madre veinteañera, en el de Kanasín, conurbado a Mérida.

En ambos casos, la Fiscalía General del Estado (FGE) dijo que activó el protocolo por “feminicidio”. En el primero, medios locales han informado que al parecer ya fue detenido, o cuando menos identificado, un presunto victimario, un joven de 19 años, aunque la versión no ha sido confirmada por la autoridad.

Apenas el jueves 9, la Secretaría de Gobernación (Segob) declaró improcedente la declaración de alerta de violencia de género en la entidad, al no encontrar elementos suficientes para ello, pues presuntamente el gobierno estatal cumplió en tiempo la instrucción para poner en marcha acciones para prevenir, atender, sancionar y erradicar el problema.

José Gómez-Huerta Suárez, director jurídico de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim), reconoció que, luego de seis meses de trabajos conjuntos entre el Ejecutivo estatal y la sociedad civil para garantizar el acceso de las mujeres a una vida libre de violencia, no hay elementos suficientes para declarar la alerta de violencia de género contra las mujeres (AVGM) en Yucatán.

El funcionario federal dijo lo anterior ese día en la ceremonia protocolaria en la que entregó el dictamen a la secretaria de Gobierno, Martha Góngora Sánchez, y a Adelaida Salas Salazar, representante del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), organismo que solicitó la emisión de la alerta.

En ese documento, se estableció que “por el momento no se actualizan elementos objetivos suficientes para declarar procedente la alerta de violencia de género contra las mujeres en Yucatán”; no obstante, se advirtió que “se valorarán periódicamente las acciones que se continúen ejecutando”.

Pese a ello, Zapata Bello queda a deber en lo relativo al combate a la violencia de género. (Fuente: Proceso)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)