Amenazan y agreden a periodistas en Yucatán, según ‘Artículo 19’; registran cuatro casos en un semana

Posted on marzo 09, 2019, 10:31 am
10 mins

YUCATÁN, MX.- En tan sólo una semana se han registrado en el estado de Yucatán dos bloqueos informativos por parte de elementos de Policía Municipal, una agresión física y una amenaza de muerte contra periodistas, denunció la organización Artículo 19, según información publicada por Proceso.

Los bloqueos informativos ocurrieron cuando dos periodistas intentaban cubrir la detención de dos personas. Sin embargo, su labor fue impedida por elementos de la policía, quienes realizaron actos de intimidación e impidieron el libre flujo de información y el ejercicio periodístico.

El primero de ellos se presentó en el municipio de Dzidzantún, contra el periodista José Alfredo Uicab, quien el 4 de marzo daba cobertura a la detención de su hermano, retenido por al menos 10 horas a pesar de no existir acusación en su contra.

Durante su labor, el periodista tomó algunas fotografías a la comandancia donde estaba detenido su hermano, pero un sujeto, que se identificó como policía, le dijo que no contaba con su autorización y le pidió, en repetidas ocasiones, que borrara el material obtenido, amenazándolo con meterlo al lugar dónde estaba detenido su hermano.

De la misma forma, el periodista Bartolomé Canché Pech, también fue víctima de hostigamiento e intimidación en el municipio de Seyé, el jueves 28 de febrero, cuando cubría un incidente donde una persona fue detenida y presuntamente golpeada por policías municipales.

Las amenazas comenzaron luego de que Bartolomé preguntó sobre los hechos y pidió entrevistar al director de la Policía Municipal; en respuesta, una oficial salió de la oficina del funcionario para intimidarlo, tomándole fotos y videos. Al cuestionar a la agente, esta contestó que “eran órdenes de su superior”.

“Iban tras de mí, siguiéndome a todos lados en la comandancia. Yo sólo pedía informes y hacía mi reporte. Después de que me dijeron que no podía atenderme el director, terminé haciendo las preguntas respectivas en mi transmisión en Facebook y manteniendo la distancia con los policías”, dijo Canché Pech en su testimonio para Artículo 19.

La organización en defensa de la libertad de expresión y el derecho a la información expresó su preocupación por estas intimidaciones puesto que, afirmó, es obligación de las Policías Municipales y Estatales actuar en todo momento como garantes de los derechos humanos y sus actividades deben desarrollarse con estricto apego a la ley, debidamente fundadas y motivadas.

Señaló que debido al contexto adverso para las y los periodistas en México, tomar fotos y vídeos de los mismos representa un acto desproporcionado que genera censura indirecta.

Artículo 19 recordó que los y las periodistas ciudadanos tienen el derecho de documentar el actuar de funcionarios públicos, debido al interés público que representa su actuar en el ejercicio de sus funciones, por lo que los policías tienen la obligación de actuar bajo el más amplio escrutinio social.

Además, el 4 de marzo Bartolomé fue amenazado de muerte en su domicilio por al menos dos sujetos, uno de los cuales dejó sobre su motocicleta el periódico en la página dónde se encontraba su nota.

Pese a que la policía se encontraba cerca de su domicilio, cuando Bartolomé salió a pedir ayuda, alrededor de ocho elementos a bordo de una patrulla no hicieron nada para auxiliarlo y tomaron un camino distinto al del lugar de los hechos.

“Es por tu nota hijo de tu puta madre, estas sentenciado, estamos hartos de tus notas”, dijeron los sujetos que lo amenazaron.

Articulo 19 dio a conocer que Canché Pech fue fotografiado antes por un sujeto desconocido mientras se encontraba en la cobertura de una nota respecto de la deficiencia de los servicios públicos del Municipio de Seyé, que originó la publicación “Basura acumulada en Seyé”.

Dichas fotografías fueron publicadas en el presunto perfil del esposo de la presidenta municipal de Seyé, José Manuel Cauich Miam, en la cual podía leer: “sorprendimos a botis (como se conoce a Bartolomé) tomándole fotos a los bultos de basura […] mañana dirá que no se hace la limpieza del municipio […]”.

Al momento de la agresión, su hermano, Edwin Canché, quien también es periodista y comparte el mismo domicilio para desarrollar su labor, estaba presente, por lo que también se encuentra en riesgo.

Pero, de acuerdo con la organización, esta no es la primera vez que los hermanos han sido objeto de amenazas, ya que en 2014 Edwin fue víctima de tortura tras cubrir un incidente vial en el que estuvo relacionado el sobrino del expresidente municipal de Seyé, Ermilo Dzul Huchim.

Al respecto de las agresiones, Edwin Canché refirió “es una manera de callarnos, acá no se detonan las balas, se hacen acusaciones, se infringe miedo. No queremos que lo siguiente que se publique sea un cuerpo”.

Por su parte, el reportero del Diario de Yucatán, Sergio Iván Chi Chi, fue víctima de agresiones físicas, por parte de cuatro sujetos encapuchados, quienes los golpearon severamente en el municipio de Ticul, después de entregar ejemplares del periódico.

El hecho ocurrió luego de que Sergio publicó una nota que hacía referencia a comerciantes de la zona, presuntamente en conflicto por la venta y distribución de sus productos.

Chi mencionó, en entrevista con Artículo 19, que durante la agresión los sujetos encapuchados le habían dicho: “sabes lo que tienes hecho”.

“(Espero) que se haga justicia. Nosotros los reporteros no utilizamos nuestro cargo para dañar, afectar y mucho menos para beneficiar a alguien, nosotros le damos voz a la gente para exprese su sentir”, agregó.

Además, la organización documentó el año pasado agresiones contra el periodista Félix Bigman, víctima de campañas de desprestigio y amenazas por familiares de funcionarios públicos, en repetidas ocasiones, con el fin de limitar su ejercicio periodístico en el municipio de Kanasín.

La organización internacional evidenció que el clima que se vive en el estado de Yucatán es adverso para la prensa, por lo que hizo un llamado urgente al gobernador Mauricio Vila Dosal para implementar las acciones que garanticen el libre flujo de la información recabada a través de distintos medios.

También exhortó a los presidentes municipales de Ticul, Dzidzantún y a la presidenta municipal de Seyé para que se abstengan de hostigar a las y los periodistas de la zona, además, de instarlos a capacitar a los elementos de seguridad pública de la zona sobre la importancia en el respeto y garantía de la libre expresión.

También convocó al Mecanismo Federal de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas a implementar las medidas urgentes y necesarias para garantizar la integridad de los periodistas mencionados y su libre ejercicio de la actividad periodística.

Finalmente, Artículo 19 solicitó a la Fiscalía Especial de Atención a Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión investigar de manera seria, oportuna y diligente las agresiones y amenazas narradas anteriormente, pues, afirmaron, que su inacción y la posible relación de funcionarios públicos municipales propician la repetición de estos actos. (Fuente: Proceso)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)