Elevan exigencias policías federales en paro; Durazo rechaza participar en mesa de diálogo

Posted on julio 06, 2019, 10:20 am
13 mins

CIUDAD DE MÉXICO, MX.- Elementos de la Policía Federal inconformes con su incorporación a la Guardia Nacional, y quienes mantienen una protesta en el Centro de Mando de esa dependencia en la capital del país, exigieron la presencia del secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, en la mesa de diálogo prevista al mediodía de ayer para dar solución a sus demandas. Sin embargo, el funcionario no se presentó, con lo que el paro nacional que inició el jueves por parte de los uniformados persiste, publicó informador.mx.

Advertisement

Los manifestantes garantizaron la seguridad de cualquier funcionario que el secretario designe y negaron portar sus armas de cargo o usar uniformes y vehículos. “Esperamos alguna respuesta positiva para acabar con esto de una buena vez”, expresó uno de los oficiales.

Y ante la ausencia de Durazo, los agentes federales aseguraron que están abiertos a platicar con otro representante del Gobierno federal, pero confiaron en que sea el secretario quien dialogue con ellos.

Los policías pidieron mantener su trabajo en otras instancias del Gobierno federal o que se les garantice un “despido digno”, e indicaron que seguirán en la mesa de diálogo exigiendo respeto a sus derechos laborales.

Tras otra reunión con autoridades, los policías, en voz de diferentes elementos, dieron a conocer su postura y afirmaron que no solicitan nada fuera de la ley, sólo lo que les corresponde.

El abogado Enrique Carpizo, nombrado asesor legal de los inconformes, indicó que hay avance, pues ya son escuchados por las autoridades federales y solicitó garantizar protección a los elementos en protesta. Algunos uniformados denunciaron intimidaciones con levantarles actas administrativas.

La Unidad de Asuntos Internos de la Secretaría de Seguridad solicitó de manera “urgente” y “pormenorizada” a los jefes de las divisiones de Fuerzas Federales y Gendarmería un reporte sobre el personal que participa o participó en las manifestaciones del 3 y 4 julio.

A través de un oficio, el titular de Asuntos Internos, Francesco Manuel Pipitone, pide nombres, cargos, grados de los agentes y áreas de adscripción, así como el lugar de manifestación de cada uno de ellos.

En un evento público, Durazo anunció la instalación de una oficina de transición para liquidar, en un plazo de 18 meses, a la Policía Federal e integrarla a la Guardia Nacional.

Desestiman una “feria del empleo” para reinstalarlos en otras dependencias

Un grupo de policías federales que mantienen tomado el Centro de Mando de esa corporación rechazó las 11 opciones que el Gobierno les ofrece para incorporarse a otras áreas si no quieren ingresar a la Guardia Nacional.

Tras sostener una reunión con el subsecretario de Seguridad, Ricardo Mejía Berdeja, acordaron la instalación de mesas de información del Instituto Nacional de Migración, Servicio de Aduanas, Órgano Administrativo Desconcentrado, Prevención y Readaptación Social, Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados, Coordinación Nacional Antisecuestro, Dirección de Seguridad Privada, de la División de Seguridad Regional y de otras dependencias del Gobierno federal para que vean opciones.

Una especie de “feria del empleo”, dijo el policía Luis Ojeda, vocero de los agentes. “Esas son las opciones que nos dieron para que ustedes pudieran seguir laborando dentro de una dependencia federal; la operatividad ya quedó anulada”.

Lo anterior fue rechazado por la asamblea y advirtieron que van a seguir pidiendo una indemnización.

Los agentes sostienen que su incorporación a la Guardia Nacional, formada por fuerzas federales, militares y navales, representa para ellos una pérdida de salario y prestaciones, los cuales son mayores a los haberes de los militares que ya están en este cuerpo de seguridad.

El dirigente de los denominados “ciudadanos uniformados”, Iván Chávez, aminoró la crisis en la corporación al asegurar que las protestas no representan un paro de labores y mucho menos un motín porque hasta el momento, la Policía Federal se mantiene operando en todo el territorio mexicano.

“Los servicios se están cubriendo de forma ordinaria. En los estados se está trabajando de forma ordinaria. Somos más de 30 mil elementos y aquí hay, nada más, unos 700. Esto quiere decir que más de 90% de la Policía Federal está trabajando de forma ordinaria”, dijo el representante de los policías.

Promueven transición

En medio de las protestas que realizan integrantes de la Policía Federal, quienes se oponen a ser transferidos a la Guardia Nacional, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) comenzó a promover a través de sus redes sociales la existencia de 78 mesas y 38 oficinas de atención sobre la transición de una institución a otra.

Antes de la aprobación de la ley que crea la Guardia Nacional, la dependencia había difundido en repetidas ocasiones a través de sus redes información sobre las cualidades, características y requisitos para pertenecer a la nueva corporación, pero no así la existencia de estos puntos.

El propio titular de la SSPC, Alfonso Durazo, reconoció que hubo una falta de difusión y comunicación hacia los propios elementos sobre el proceso de transición de la Policía Federal hacia la Guardia Nacional, así como de las distintas opciones con las que contaban los efectivos federales para continuar con su actividad en otros organismos de Gobierno.

En las oficinas de atención que se colocaron en todo el país se ofrece información sobre el proceso de formación de la Guardia, se lee en las publicaciones difundidas ayer, en las que se señala que se ofrecen “opciones para que los interesados se trasladen a otras corporaciones”.

Voz del experto: “Conllevaría a mayor violación derechos humanos”

De acuerdo con Anuar García, presidente de México SOS, capítulo Jalisco, eliminar la Policía Federal e integrar a los elementos a la Guardia Nacional conllevaría una violación de derechos humanos no sólo para los efectivos, quienes serían obligados a renunciar a su antigüedad, sino también para los ciudadanos en general.

(Los policías inconformes) tienen que ir a exigir que se les respeten sus derechos, pedir una suspensión y poder combatir el acto de autoridad que, a todas luces, es inconstitucional

“Ellos (los policías) tienen proximidad social, están instruidos en ese sentido, pueden lidiar con los delitos del día a día. Irse a la Guardia es dejar de tener un mando y conducción al frente como civiles. Quien va a tener el mando es un militar y lo último que tiene es capacitación para la proximidad social. Perdemos todos porque ahora se continuaría con esta estela de violación a los derechos humanos, como lo ha hecho la Marina y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), porque lo último que han sido ellos es ser capacitados para el tema del sistema acusatorio adversarial y respeto a los derechos humanos”.

Señaló que la única forma de frenar este cambio no es hacer manifestaciones, sino acudir directamente a los tribunales del Poder Judicial Federal, pues son ellos quienes pueden cambiar el rumbo.

Los reclamos

  • Rechazo: Los policías federales dicen no a la evaluación por parte de personal militar a ser trasladados administrativamente a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y a vivir en cuarteles militares.
  • Sueldo: Demandan 15 mil pesos, mínimo, libres de impuesto, quincenales, a partir de la segunda quincena de julio de 2019, desaparición del sueldo base de dos mil 300 pesos y devolución de la operatividad de nueve mil 800 pesos, cada 25 días laborados.
  • Trabajo: Respeto la dignidad, a la antigüedad laboral, a las prestaciones laborales y a los horarios establecidos en la Ley Federal del Trabajo.
  • Sindicato: Los policías federales quieren conformar un sindicato.
  • Uniformes: Entrega de uniformes dos veces por año.
  • Pruebas: Desaparición de la prueba del polígrafo.
  • Renuncia: De los mandos medios que estén relacionados con actos de corrupción y con el crimen organizado.
  • Derechos: Instalación de una oficina de derechos humanos para los policías en el Centro de Mando.

Voz del experto: “El Estado debe mejorar instituciones, no destruirlas”

Mejorar en lugar de “destruir” a las instituciones que el mismo Estado mexicano creó es la opción que María Elena Morera, presidenta de Causa en Común, ve para disminuir los indicadores no sólo de inseguridad, sino de prosperidad: “Si siguen, a este paso no les va a dar tiempo de volver a construirlas”.

Morera indicó que con la integración de la Policía Federal a la Guardia Nacional el Gobierno no está asumiendo la responsabilidad que tiene “con la institución que ha dado con lo mejor que puede, con todas sus deficiencias que no dejamos de reconocer”.

“Querer pasarlos por exámenes de control de confianza que incluyen pruebas físicas es una violación de derechos humanos y una burla para los elementos”.

Dijo que es lamentable la posición de las autoridades, pues los elementos no tienen certezas laborales, no ha habido planeación, ni integración de policías federales, marinos y militares.

Indicó que, pese a no estar de acuerdo con algunas exigencias, “lo mínimo que pueden hacer es escucharlos”. Agregó que la forma en que afecta a la sociedad la división en materia de seguridad es por el grado de violencia que existe en el país. “Necesitamos que todos trabajen, no que todos se peleen”.

Opinó que las declaraciones del Presidente, Andrés Manuel López Obrador, en las que dijo que los elementos son “ineptos y corruptos”, son injustas por “estigmatizar y maltratar” a quienes dan su vida por proteger a la sociedad, además de que las pruebas de control de confianza no son adecuadas. (Fuente: informador.mx)

Advertisement
Advertisement
Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)