DESMIENTE EU DICHOS DE AMLO: Aún no hay autorización para extraditar a César Duarte

Posted on enero 13, 2020, 10:56 am
10 mins

ESTADOS UNIDOS.- Contrario a lo que afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador el pasado 10 de enero, el gobierno de Estados Unidos aún no ha autorizado ni ordenado el arresto con fines de extradición del exgobernador priista de Chihuahua César Duarte Jáquez, publicó Proceso.

Corroborado por fuentes del Departamento de Justicia de Estados Unidos y del gobierno mexicano, lo último en el caso Duarte Jáquez fue que el pasado 30 de diciembre se entregó al gobierno de Donald Trump una nueva solicitud de extradición en su contra.

“La extradición no está autorizada porque ningún juez ha dado la orden de la captura del exgobernador mexicano para ese fin. El 30 de diciembre (pasado) recibimos una nueva solicitud para su captura para ser entregado a las autoridades de México, eso es lo que tenemos”, dijo a Proceso un funcionario del Departamento de Justicia.

“La nueva solicitud nos fue entregada por la embajada de México y recibida en el Departamento de Estado y aquí se está evaluando para ser procesada”, agregó el funcionario estadunidense quien por tratarse de una investigación judicial abierta exigió el anonimato.

El pasado viernes 10 de enero durante la conferencia de prensa mañanera que ofreció en Ciudad Juárez, Chihuahua, el presidente López Obrador de manera tajante afirmó que ya tenían la garantía del gobierno de Estados Unidos de que Duarte Jáquez sería extraditado.

“El gobierno de Estados Unidos, a través del Departamento de Estado, notificó que procedía el trámite que se está llevando a cabo”, aseguró el mandatario mexicano durante su mañanera en la ciudad fronteriza.

De acuerdo con un par de funcionarios del propio gobierno mexicano consultados por Proceso, hasta las 21:00 horas del pasado viernes 10 de enero, no había ninguna notificación por parte de Estados Unidos de que el exmandatario estatal priista iba a ser capturado para ser eventualmente enviado a México.

“Es posible que el presidente se haya confundido. Lo que se hizo fue presentar una nueva solicitud de extradición (la número 12) mejor fundamentada y revisada que las 11 anteriores”, explicó al corresponsal una de las fuentes mexicanas consultadas telefónicamente.

“La nueva petición es muy precisa y por ello creemos que tendrá éxito, se entregó al gobierno de Estados Unidos el 30 de diciembre y por ahora no nos han dado respuesta; sólo acuse de recibo”, agregó el otro funcionario mexicano que, al igual que el primero y como condición para hablar, pidió no se revelara su nombre ni puesto en el gobierno.

“Está reponiéndose el procedimiento, como dicen los abogados. No estaba bien fundado el planteamiento, no del gobierno de Chihuahua, sino de la anterior Procuraduría, para la solicitud de extradición. Ya se resolvió esto y ya hay respuesta afirmativa del gobierno de Estados Unidos”, matizó López Obrador en Ciudad Juárez.

El caso de Duarte Jáquez es emblema de la corrupción e impunidad que imperó en el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto, cuyo gobierno aunque presentó al de Estados Unidos 11 pedidos de extradición del exgobernador priista, no hizo nada para conseguirla.

Proceso ha dado puntual seguimiento a los pedidos de extradición de Duarte Jáquez, documentó que la onceava solicitud de este tipo presentada al Departamento de Estado en el sexenio de Peña Nieto ocurrió el 29 de agosto de 2018.

A Duarte Jáquez el actual gobierno del estado de Chihuahua comandado por el gobernador panista Javier Corral le imputa por lo menos 11 delitos; entre estos se cuentan acusaciones formales de corrupción, enriquecimiento ilícito y fraude por más de 3 mil millones de pesos.

La ahora desaparecida Procuraduría General de la República (PGR), y a pedido del gobierno de Corral, dio procedimiento a las 11 solicitudes para que a Estados Unidos se le solicitara la detención con el fin de ser enviado a México del exgobernador priista.

Fuentes de la Fiscalía General de la República (FGR) que han revisado las 11 peticiones de extradición que solicitó el gobierno peñista al de Estados Unidos reconocen que los expedientes no estaban formulados correctamente por parte del gobierno de Corral, pero que con toda intención la PGR nunca hizo nada para corregirlos.

La nueva solicitud de arresto con fines de extradición de Duarte Jáquez, la primera que entrega el gobierno de López Obrador al de Estados Unidos, fue revisada minuciosamente para evitar errores, contratiempos legales y para que sea avalada por un juez federal estadunidense.

Dos semanas antes de ser presentada ante el Departamento de Estado y Justicia, la nueva solicitud fue canalizada por los abogados de la embajada mexicana y luego traducida para que en esta ocasión las acusaciones contra Duarte Jáquez las valide un juez.

Una vez que se entrega un pedido de extradición al Departamento de Estado, éste la gira al de Justicia que la revisa y canaliza para dar garantía de que un juez federal autorice el arresto con fines de extradición del presunto fugitivo de la ley del país que lo busque.

Además del trámite burocrático de entrega de la solicitud, es necesaria e insustituible la labor de cabildeo ante el Departamento de Estado por parte del gobierno que solicita a un delincuente radicado en algún lugar de los 50 estados o bajo la jurisdicción de la Unión Americana.

Es sabido, y Proceso ha dado cuenta de ello, que Duarte Jáquez vive en Estados Unidos y que cuenta con varias residencias en la ciudad de El Paso, Texas, donde se presume que se encuentra viviendo con toda tranquilidad, comodidad y sin ninguna preocupación económica.

A su vez, y por medio de la corroboración tanto del gobierno federal mexicano como de el del estado de Chihuahua, Proceso informó que Duarte Jáquez está solicitando la residencia permanente en Estados Unidos a través de una de sus hijas con nacionalidad estadunidense.

Amigo personal y correligionario de partido con Peña Nieto y el último Secretario de Relaciones Exteriores de ese sexenio, Luis Videgaray Caso, Duarte Jáquez se paseó tranquilamente en El Paso hasta que inició la presidencia de López Obrador.

La embajada de México en Washington bajo la conducción de la embajadora Martha Bárcena cabildea constantemente en el Departamento de Estado por la extradición de Duarte Jáquez pero las 11 peticiones entregadas por la cancillería de Videgaray no han ayudado.

Por esta realidad y en coordinación con el gobierno de Corral, la FGR y tomó la iniciativa de presentar en Washington un nuevo de extradición, concreto y mejor elaborado para que un juez federal lo admita y ordene al Departamento de Justicia emitir la orden de arresto del exgobernador.

En Ciudad Juárez y al ser cuestionado por reporteros sobre si su gobierno tenía conocimiento del paradero en Estados Unidos del exgobernador, López Obrador respondió: “ya eso no lo sabemos”.

En el caso de que un juez federal ordene la captura con fines de extradición de Estados Unidos a México de Duarte Jáquez, el exmandatario priista tiene el derecho de apelar la decisión en los tribunales estadunidenses aunque con pocas posibilidades de triunfo. (Fuente: Proceso)

Comentarios en Facebook