LUGARES EMBLEMÁTICOS | RUMBO A LOS 50 AÑOS DE CANCÚN: Inaugurado en 1978, el Mercado 23 fue el primero y es prácticamente el único que sobrevive como centro de abasto del principal destino turístico de México

Posted on febrero 19, 2020, 2:12 pm
4 mins

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por Leslie Gordillo / Fotos y video Guadalupe Villarreal

Advertisement

CANCÚN, MX.- El mercado 23, llamado originalmente Javier Rojo Gómez, fue inaugurado en 1978, el primero de Cancún y prácticamente el único que sobrevive como un verdadero centro de abasto en la ciudad y es que el resto fueron extinguiéndose poco a poco ante el crecimiento urbano y el surgimiento de tiendas de conveniencia y grandes supermercados.

El 23, fue fundado con apenas 10 locales, que poco a poco fueron multiplicándose hasta llegar a los cerca de 200 de hoy en día, más las decenas de comercios que lo rodean, incluyendo el San Francisco de Asís, que con ese nombre, es además el único que sobrevive y al que se suman también las decenas de vendedores ambulantes.

“Hay mucha gente que está acostumbrada a venir al mercado, muchísima, porque en la realidad habían otros mercados pero ya desaparecieron, este fue el primero y hasta ahorita está sobreviviendo, porque nosotros le tenemos metidas muchas ganas… Sigue la tradición con el mismo negocio, si no son los papás, son los hijos, pero la mayoría son propietarios y es la ventaja. Como yo que soy mamá, tengo a mis hijas en el negocio”, cuenta Ana Luisa Maldonado, comerciante del 23 desde hace 38 años.

Localizado en la Supermanzana 23, de ahí su nombre, tiene una característica muy peculiar y es que la mayoría de los locales tienen desde sus inicios al mismo dueño, quienes han logrado unirse con el pasar de los años y que gracias a ello se mantienen.

“Este mercado gracias a Dios ha podido sobrevivir, los mismos locatarios hemos podido, como somos mayormente propietarios, hemos podido sacar adelante su negocio, algunos han cambiado de giro como yo y otros siguen en lo mismo, pero tienen más que vender… mucha gente viene buscando lo fresco y es la costumbre de venir al mercado”, señaló.

Aunque algunos locatarios han dejado en manos de las administraciones en turno su mantenimiento, lo que no ha resultado siempre la mejor decisión, ejemplo de ello es que hay zonas que lucen muy deterioradas.

“Le hace falta mucho, mayormente seguridad, alumbrado nos apoyaron, pero sí nos falta de afuera y nosotros mismos, meterle un poquito más… nosotros buscamos como salir”, añadió.

Y en otros casos los comerciantes rentan el lugar, porque sus dueños decidieron retirarse, ya sea por edad o alguna otra situación.

El Mercado 23, ha sido desde siempre un punto de atractivo turístico, de allí la venta de artesanías y souvenirs, pero sin duda alguna las fruterías, carnicerías, dulcerías, jugueterías, la venta de comida típica, de flores, plantas, reparación de electrodomésticos, incluso venta de hamacas, productos esotéricos, entre otros negocios, son los que dan vida a este sitio, al que de manera mensual acuden entre 6 y 10 mil personas, dependiendo la temporada.

Y es que cuando no encuentras un ingrediente, herramienta o artículo, siempre te recomendarán, ir al 23, en donde venden de todo, cumpliendo así con su función de verdadero mercado típico. (Noticaribe)

Advertisement
Advertisement
Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)