Actor porno Nacho Vidal es acusado de homicidio en España

Posted on junio 04, 2020, 8:15 am
5 mins

ESPAÑA.- “Con el sapo he conseguido la paz de mi espíritu. Recomiendo a todo el mundo que lo pruebe una vez en su vida”. Quien hablaba así en 2017 era el polémico actor porno Nacho Vidal, comentando abiertamente su experiencia reveladora “fumando sapo”. Es decir, un fuerte alucinógeno que se conoce como la “molécula de Dios” y que proviene de las glándulas del llamado sapo bufo alvarius. Según Vidal, a él le ayudó a superar sus adicciones al alcohol y las drogas. Tres años después, sin embargo, esta práctica ha sido la causante de la detención del también empresario de juguetes sexuales, junto a otras dos personas, por un supuesto delito de homicidio imprudente, publicó El Mundo.

Los tres están ahora en libertad provisional, aunque investigados en la llamada operación Yurta por la muerte de un conocido fotógrafo de moda en Valencia, José Luis Abad. Cuando este falleció en la localidad valenciana de Enguera —donde reside Vidal— en julio de 2019, se dio por hecho que había sido a causa de un infarto.

Sin embargo, ahora se ha sabido que su muerte se produjo durante un ritual místico basado en la inhalación de los vapores del veneno del sapo bufo alvarius, y que había organizado precisamente Vidal junto a otros amigos. Según el abogado del actor, Daniel Salvador, de Vosseler Abogados, “se trata de un lamentable accidente y están todos muy afectados porque hay un fallecido”. Aseguró que defenderá la inocencia de Vidal porque el consumo de la droga por parte del fotógrafo fue voluntario.

Pero, según ha podido saber El Mundo de fuentes judiciales, existe un vídeo del momento de la muerte del fotógrafo, pues él mismo insistió en ser grabado mientras tomaba el veneno del sapo para tener luego constancia del trance. Como consumidor de la sustancia, el propio Vidal era conocedor de sus efectos, que podían alargarse durante 20 minutos.

En un video en YouTube, describía con estas palabras el supuesto momento místico la primera vez que probó la sustancia: “De repente, desconecté de una manera que no sé lo que me pasó. Me quedé quieto en el suelo. No existe palabra para describir lo que pasó”.

Esto explicaría, según las fuentes judiciales consultadas, que Nacho Vidal y sus amigos tardasen en llamar a una ambulancia. A pesar de que estuvo durante largo rato agonizando, no fue hasta que el grupo de amigos se percató de que José Luis Abad no respiraba cuando decidieron pedir ayuda.

De hecho, la defensa de Nacho Vidal solicitará una prueba toxicológica de un experto en este tipo de drogas, precisamente para demostrar que es difícil que esta sustancia provoque una muerte por sobredosis. Es más, se estudia pedir incluso un informe sobre las posibles patologías previas del fotógrafo fallecido.

La versión de la Guardia Civil apunta a “una actividad habitual con fines terapéuticos o medicinales que en sí misma suponía un serio riesgo para la salud pública, pero que quedaba enmascarada ante lo que parecía un ritual ancestral aparentemente inofensivo”. Un ritual, además, que captaba a personas “fuertemente sugestionadas, bajo el especial estado de vulnerabilidad o necesidad de sanar determinadas dolencias o adicciones”.

Vidal llega a confesar en el vídeo de YouTube que con el sapo sintió que tenía el “Santo Grial”. “Quería que todo el mundo lo viera, que todo el mundo abriera los ojos”, señala. “He estado toda mi vida con los ojos cerrados y de repente me he fumado un sapo y he dicho: ¡Hostia, esto me he estado perdiendo durante 42 años de mi vida!”. Defiende su uso porque “quita las adicciones, ni coca, ni alcohol, ni pastillas para dormir, ni café, ni Coca-Cola, ni azúcar, ni sal”.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 2 de Xàtiva decretó para los tres detenidos la libertad provisional, a pesar de que ya habían declarado como testigos cuando sucedieron los hechos. (Fuente: El Mundo)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)