RECICLAN LA ‘TRANSA’: Compra IMSS Quintana Roo ventiladores rechazados en otros estados

Posted on junio 05, 2020, 8:53 am
13 mins

CIUDAD DE MÉXICO.- A pesar de que los requerimientos técnicos para ventiladores pulmonares son los mismos en todo el país, las delegaciones del IMSS compran ventiladores que esa misma dependencia ha rechazado en otros estados, reveló una investigación de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad.

Es el caso de la delegación del IMSS en Yucatán donde rechazaron la propuesta de venta de ventiladores de la empresa Industria Electrónica Médica S.A. de C.V., pero que tres días después ganó un contrato en Quintana Roo. En ambas licitaciones se solicitaban especificaciones técnicas y legales idénticas, y aunque en Yucatán no cumplieron, en el otro estado se compraron 30 ventiladores a la empresa.

Algo similar ocurrió en San Luis Potosí, donde Industrias Sandoval S.A. de C.V. obtuvo un contrato del IMSS el 4 de mayo, pese a que días antes las delegaciones del IMSS en Yucatán y Veracruz habían rechazado la propuesta de la empresa porque sus ventiladores de origen chino carecían de registro sanitario de Cofepris.

En Morelos y Baja California Sur se replicó esta irregularidad. Las delegaciones del IMSS en esos estados compraron ventiladores de una marca que ha sido rechazada en 10 entidades por carecer del aval de las autoridades de Cofepris para atender a pacientes con Covid-19.

Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) detectó que en Quintana Roo, Morelos, Baja California Sur y San Luis Potosí se compraron 115 ventiladores de marcas que anteriormente habían sido rechazadas por otras delegaciones del IMSS con el argumento de que dichos productos no contaban con certificación de la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios.

El caso de Quintana Roo

El 5 de mayo, la delegación del IMSS en Yucatán anunció los resultados de un proceso de adjudicación que buscaba abastecer los hospitales de ese estado con ventiladores para atender la emergencia de la pandemia. Pese a que varios proveedores presentaron propuestas, las autoridades del IMSS en Yucatán declararon desierto el procedimiento debido a que ninguno cumplía con los requisitos.

Este fue el caso de Industria Electrónica Médica S.A de C.V., una empresa ubicada en Mérida, fundada en 2002.

En el acta del fallo que quedó desierta se enumeran las distintas carencias técnicas y legales de los ventiladores de esta empresa entre las que resaltan falta de certificado de Cofepris y certificado de buenas prácticas de fabricación en ventiladores.

Sin embargo, el 8 de mayo, la misma empresa resultó ganadora en un procedimiento del IMSS en Quintana Roo. La compañía vendió 30 ventiladores cuyas especificaciones técnicas coincidían con las que se exigieron en Yucatán.

Se trata de al menos 18 especificaciones y requisitos que son los mismos en ambas licitaciones, y por las cuales la delegación IMSS en Yucatán decidió no comprar los ventiladores de Industria Electrónica Médica fabricados en México. Los requerimientos se compararon utilizando los documentos que ambas delegaciones del IMSS subieron en CompraNet.

Entre los requisitos que no cumplió en sus ventiladores están: mezclador de aire-oxígeno interno; porcentaje o volumen de fugas; ventilación por BILEVEL para el modo de Ventilación No Invasiva (VNI); y frecuencia respiratoria total y espontánea; entre otros.

Las autoridades en Yucatán señalaron que, si bien la empresa tiene una certificación de buenas prácticas de fabricación, lo tiene para otros aparatos médicos y no para ventiladores.

“El participante no presenta certificado de buenas prácticas de manufactura para el caso de bienes nacionales ya que si bien adjunta a su propuesta una certificación de buenas prácticas de fabricación ésta solo ampara (…) no así ventiladores”, dice el acta del fallo firmado por Christian Bailón Torres, Coordinador de Abastecimiento y Equipamiento de la delegación del IMSS en Yucatán.

También en San Luis Potosí

El 29 de abril, la delegación del IMSS en Veracruz rechazó la propuesta de Industrias Sandoval para vender ventiladores de la marca china Eternity porque los equipos carecían de registro sanitario.

“El proveedor no presenta registro sanitario, indispensable para corroborar si los bienes propuestos se apegan a la descripción del cuadro básico institucional”, se anotó en el acta en la que se desechó la propuesta.

Al día siguiente, la delegación del IMSS en Yucatán emitió un dictamen similar de rechazo a otra propuesta presentada por Industrias Sandoval: “El participante no presenta copia del registro sanitario vigente, expedido por la Cofepris”.

A pesar de este doble rechazo, Industrias Sandoval vendió 20 equipos a la delegación del IMSS en San Luis Potosí, en una adjudicación directa por 20 millones 300 mil pesos.

La propuesta con la que obtuvo el contrato en San Luis Potosí es idéntica a la que había sido rechazada en Yucatán y Veracruz. En los tres casos ofrecía ventiladores producidos por la empresa Beijing Eternity Electronic Technology, a un precio de 875 mil pesos.

El acta de adjudicación fue firmada por el ingeniero Carlos Federico Carranza Benítez, encargado de la oficina de adquisición de bienes y contratación de servicios de la delegación, que validó que el proveedor cumplía con todos los requisitos que marca la ley.

Tres días después de esta adjudicación, los ventiladores de Industrias Sandoval volvieron a ser rechazados, esta vez en un procedimiento de adquisición en la delegación del IMSS en Quintana Roo, porque carecían de registro sanitario.

“La licitante presenta cartas de respaldo de un fabricante con nombre Telenet Enterprises LLC que no corresponde a la marca ofertada Beijing Eternity Electronics de manufactura china. Además, no presentó registro sanitario”, se anotó en el acta fechada el 7 de mayo de 2020.

Industrias Sandoval es una empresa con domicilio en Polanco, que según su sitio en se dedica a la distribución de equipos de cómputo, consumibles y muebles de oficina, pero no a insumos médicos.

Ventilador rechazado en 10 estados

En 10 procedimientos de adquisición realizados en diez estados, el IMSS ha rechazado la compra del ventilador Ventilamex, de la marca IDEM, porque el proveedor no ha demostrado contar con el registro sanitario del equipo.

Pese a ello, las delegaciones de Baja California Sur y Morelos han adquirido 65 ventiladores de esa marca que es fabricada por la empresa mexicana Investigación y Desarrollo en Equipo Médico.

El 27 de abril, la delegación de Morelos adquirió 40 ventiladores marca IDEM por 839 mil pesos cada uno y un contrato que superó los 38 millones de pesos.

En los dos días siguientes -el 28 y 29 de abril- las delegaciones del IMSS en Coahuila y Veracruz rechazaron la oferta del mismo equipo porque el proveedor no acreditó contar con el registro sanitario.

Del 4 al 8 de mayo, las delegaciones de Colima, Michoacán, Durango, Chiapas y Puebla también emitieron actas de rechazo para el producto, con el argumento de que el ventilador ofertado no contaba con permiso de las autoridades de salud.

“El licitante presenta certificado de buenas prácticas no vigente, además no presenta copia simple del certificado de calidad ni el registro sanitario del equipo de la marca IDEM correspondiente al modelo ofertado Ventilamex. El registro sanitario del sistema de humidificación marca IDEM no está vigente”, detalla el acta levantada el 4 de mayo en la delegación de Michoacán.

En el procedimiento efectuado en Colima, el proveedor presentó un registro que no correspondía al ventilador.

“El registro sanitario 1688E2001 SSA sólo hace referencia al sistema de humidificación por lo cual no presenta el registro sanitario del ventilador ofertado, por lo cual su oferta es desechada (…) el registro sanitario no concuerda con el equipo ofertado”, menciona el acta del 4 de mayo.

Mientras que en el acta del IMSS de Chiapas del 7 de mayo se menciona que el registro sanitario de los ventiladores Ventilamex apenas estaba “en trámite”.

A pesar de esos antecedentes, el IMSS en Baja California Sur asignó el 8 de mayo la adquisición de 25 equipos de esta marca por los que pagó 22.7 millones de pesos.

Cinco días después, nuevamente otras dos delegaciones del IMSS, ahora en Tamaulipas y Zacatecas rechazaron la compra de los equipos Ventilamex.

En estos procedimientos, el proveedor reconoció que el permiso de sus ventiladores apenas estaba en trámite.

“(El proveedor) no presenta registro sanitario vigente, presenta trámite ante Cofepris de solicitud de registro sanitario de dispositivos médicos”, menciona el acta de rechazo del 13 de mayo en el IMSS de Tamaulipas.

El portal de noticias Animal Político publicó que el 9 de abril el Insabi realizó una evaluación de marcas de ventiladores en la que aprobó 22 modelos y rechazó otros 12, entre los que se encuentra la marca Eternity que fue adquirido, por ejemplo, en San Luis Potosí. Sin embargo, de acuerdo con el IMSS esta evaluación no es vinculatoria para ellos y cada delegación toma sus propias decisiones.

Dada la contingencia de la pandemia, las autoridades sanitarias determinaron suspender el requisito de la certificación de Coferpis para ventiladores debido a que necesitaban agilizar el proceso. Sin embargo, a pesar de esto, las delegaciones del IMSS rechazaron ventiladores por no contar con este certificado. (Esta información fue publicada originalmente por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)