Crean un Consejo Comunitario para la cuenca Bacalar-OPB, ante propuesta de cobrar 25 pesos para ingresar a la laguna

Posted on julio 14, 2020, 2:20 pm
4 mins

Por Rafael Briceño

BACALAR, MX.- Ante la propuesta de aplicar un cobro de 25 pesos por turista que ingrese a la Laguna de Bacalar, contemplada en el programa de gestión común para el uso turístico de la zona, pequeños propietarios de la Laguna de Xul Há, comisariados ejidales y consultoras ambientales integraron un consejo comunitario que busca evitar la creación de un Área Natural Protegida, a propuesta de la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente y Turismo junto con grupos ambientalistas.

El vocero de la organización, Roberto Salgado afirmó que en estos momentos grupos ambientalistas radicales, mayoritariamente foráneos y extranjeros, con el apoyo de funcionarios estatales de la SEMA pretenden, en medio de la pandemia, dar un albazo para implantar un Programa de Gestión Común para el uso turístico en la Laguna de Bacalar, mediante el cual buscan apropiarse del manejo y la administración del cuerpo lagunar, de acuerdo al propio documento emitido por Geo Alternativa de la bióloga Silvana Ibarra.

Afirmó que hay un proceso de manipulación y desinformación, de consultas simuladas, con el objetivo de constituir un Área Natural Protegida, primero dentro del agua y después en tierra; la intención es que la administración le sea cedida a este grupo de ambientalistas, cuya intención es cobrar 25 pesos por cada turista que ingrese a la laguna. El documento de la empresa Geo Alternativa precisa: “PROTUR, se propone obtener recursos económicos para el cumplimento del cuidado ambiental, realizando un fideicomiso que sería administrado por una Institución, la cual obtenga los recursos monetarios a través de un impuesto de 25 (Veinticinco pesos 00/100 M.N) para los visitantes con el fin de destinar este recurso a las acciones integrales del territorio en combinación con acciones en la zona de influencia de la Laguna de Bacalar con la visión de un Territorio Sensible al agua.”

Supuestamente, lo anterior es para que “el impuesto sea destinado a las necesidades ambientales tendientes a prevenir los impactos antrópicos derivados del turismo”, pero un escenario en el que desestiman los impactos no turísticos, como la carencia de infraestructura, actividades de desmonte, uso de agroquímicos y basureros, por mencionar algunas fuentes contaminantes.

Explicó que a través de este consejo ciudadano se pretende presentar propuestas incluyentes que permitan el desarrollo económico, la conservación de la calidad del sistema lagunar y que no se constituya un ANP porque sería “el tiro de gracia para la economía de la zona sur del Estado”.

Ante la pretensión de este grupo de ambientalistas foráneos que abrogan la representatividad bajo la bandera del respeto a la Laguna, un grupo de ejidatarios y pequeños propietarios hemos constituido el Consejo Comunitario de la Cuenca Bacalar-OPB, para plantear propuestas que incluya factores bioculturales, así como el conocimiento local histórico de la laguna de Bacalar. (Noticaribe)

Comentarios en Facebook