Banobras subasta flota de la FGR… y ahora buscan comprar dos aeronaves usadas para la Fiscalía

0
2

CIUDAD DE MÉXICO, MX.- Desde hace 17 meses, el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) subasta 25 helicópteros y 12 aviones de la Fiscalía General de la República, que mandó hacer un estudio de mercado para la adquisición de dos aeronaves usadas de ala fija para la realización de actividades sustantivas de sus funcionarios, publicó forbes.com.mx.

Uno de los aviones usados buscados por la Fiscalía General de la República debe contar con una configuración para el transporte de carga y pasaje, es decir dos tripulantes y ocho pasajeros, señala la propuesta presentada por la Dirección General de Servicios Aéreos de la FGR.

Otra de las aeronaves que quieren en la FGR también debe trasladar mercancías y a dos tripulantes y 13 pasajeros, que se dedican a realizar actividades sustantivas como como operativos, extradición de fugitivos y transporte de personal, dice el documento enviado a los futuros licitantes en poder de Forbes México.

“Para cada partida, el proveedor deberá proporcionar la capacitación correspondiente en idioma español al personal de operaciones y de mantenimiento de la Fiscalía General de la República para la óptima operación de la aeronave”, dice la Fiscalía General de la República.

Agrega que cada partida se deberá capacitar a cuando menos dos tripulaciones (personal de despacho y control de vuelos), así como otorgar la supervisión correspondiente para obtener la capacitación al 100 por ciento.

La Fiscalía explica que uno de los aviones usados debe tener turborreactor, estar inscrito al programa Smart Parts Pro Advantage, así como contar con una unidad de potencia auxiliar con inscripción al programa de mantenimiento.

El programa de mantenimiento de motores y planeador debe tener menos de 5 mil horas de vida, una autonomía de cuatro horas, aire acondicionado y presurización, baño, sistema de oxígeno, un espacio para maletas, chalecos salvavidas, extintores, linternas de mano y un botiquín de primeros auxilios, hachas, mascarillas, botellas de O2 y lanchas salvavidas.

Los funcionarios de la FGR buscan un avión de turbohélice, con un planeador inscrito al programa Smart Parts Pro Avantage, así como con vida útil de motores con menos de 5 mil horas.

La aeronave debe tener 4 horas y 50 minutos de autonomía, mascarillas para la tripulación espacio suficiente para maletas, chalecos salvavidas, extintores, linternas de mano, botiquín de primeros auxilios, hachas, mascarillas botellas de O2 y lanchas rápidas.

Venden aviones donados

En abril de 2019, el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió subastar 20 helicópteros Bell y un avión Cessna, que fueron donados por la embajada de Estados Unidos para ser usados en el combate al narcotráfico y otras acciones enmarcadas en la Iniciativa Mérida.

La Fiscalía General de la República (FGR) recibió por de las autoridades estadounidenses en 1994 y 2009 las aeronaves exhibidas en la Feria Aeroespacial de México (Famex-2019) y forman parte del Catálogo Aeronaves Susceptibles de Venta por el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras).

Los helicópteros Bell y el avión Cessna fueron dados por el gobierno de George W. Bush a la ex Procuraduría General de la República (PGR), ahora Fiscalía, para que realizaran acciones como el combate a la violencia y el crimen.

El 4 de diciembre de 2008, México y Estados Unidos firmaron la Carta de Acuerdo que liberó 197 millones de dólares del presupuesto aprobado en ese año para la adquisición de dispositivos de inspección no intrusiva como rayos gamma y x, así como detectores de ión, destinados para las secretarías de Defensa Nacional, Seguridad Pública y Hacienda.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) anunció el 16 de diciembre de ese año que antes de que terminara el periodo presidencial de W. Bush se liberaron 116 millones 500 mil dólares para la compra de aeronaves destinadas a la Defensa Nacional y de Marina. Las donaciones de aviones y helicópteros llegaron con la llegada de Barack Obama, como presidente de Estados Unidos.

Una década después y en medio de necesidades presupuestarias echarán mano de varias de esas aeronaves para financiar varios programas del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Usaron avión para extraditar a Emilio Lozoya

Emilio Lozoya Austin, exdirector general de Petróleos Mexicanos (Pemex), es uno de los pasajeros trasladados de Madrid a México por el lujoso avión Challenger 605, el cual es parte de las aeronaves ofrecidas en subasta por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

La aeronave con matrícula XB-NWD, que sólo la poseen aerolíneas ejecutivas, hombres de negocios y el corredor de autos Lewis Hamilton, fue adquirido para mover a Jesús Murillo Karam, ex procurador General de la República (PGR), así como a Arely Gómez González y Raúl Cervantes, ex titulares de la hoy FGR.

El 2 de octubre de 2013, Christopher Horton, vicepresidente de Aviation Enterprises, vendió en 19 millones 500 mil dólares la aeronave Bombardier modelo CL-600-2B15 (Challenger) al Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), revela una copia de la factura de adquisición en poder de El Sol de México.

El contrato de compra detalla que el usuario final del Challenger 605 era la Procuraduría General de la República, quien lo utilizó el 19 de enero de 2017 para extraditar a Estados Unidos al narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán Loera.

La FGR usó la aeronave para repatriar de Panamá a México al ex gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, en enero de 2018. (Fuente: forbes.com.mx)

Comentarios en Facebook