“LA VERDAD ES QUE NO HAY VOLUNTAD POLÍTICA”: Consideran una simulación ‘intervención’ a concesionaria de la basura en Cancún

0
4


CANCÚN, MX.- La actuación de la alcaldesa Mara Lezama Espinosa, su gabinete y de algunos integrantes del Cabildo, en el tema de la recolección de basura dejó mucho que desear e incluso sería válido pensar que todo fue una simulación para proteger a la empresa Intelligencia México, consideró Eduardo Galaviz Ibarra.

El presidente de la Asociación de Plazas Comerciales de Quintana Roo, quien lleva el tema legal por parte de la iniciativa privada en cuanto a la recolección de residuos sólidos en el municipio de Benito Juárez, añadió que la demanda del servicio ya estaba antes del huracán ‘Delta’.

“Ahora se escucha por parte de la empresa Eco’ox o Inteligencia México (concesionarias) y el Ayuntamiento, que fue un problema derivado del huracán, lo que no es cierto”, aseguró.

Recordó que hace tiempo exigen revisar las condiciones de la concesión para que el municipio tome una decisión ante el incumplimiento de la concesionaria porque “nos están dando la excusa de que el problema fue por ‘Delta’.

Galaviz Ibarra consideró que “se pierde la oportunidad de establecer un cumplimiento de varias de las condiciones de la concesión; no es un problema circunstancial porque no se revisa que las unidades estén en funcionamiento en las rutas y horarios establecidos.

“Ya es tiempo de que el cabildo denuncie el incumplimiento de contrato. La verdad es que no hay voluntad política para atender el asunto y se está cubriendo al concesionario porque ya podría haberse presentado algún recurso legal”, aseguró.

También citó que el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) del Caribe se pronunció hace un mes por dividir la concesión en varias, para mejorar la cobertura.

“Pero varios regidores se opusieron aduciendo que el contrato estaba bien definido, puras excusas”, acusó.

El también dirigente del Observatorio Legislativo de Quintana Roo sostuvo que el municipio ha sido muy torpe en el manejo del tema y que está totalmente rebasado en sus decisiones ante la exigencia de claridad de los cancunenses.

“Podría llegar a pensarse que todo fue una simulación o un acto de protección a la empresa, nuevamente, lo que ya no puede permitirse”, dijo. (Infoqroo)

Comentarios en Facebook