INUSUAL FESTEJO DE TODOS LOS SANTOS EN CANCÚN: Pandemia rompió con la tradición de visitar los panteones… y le pegó de rebote a los comercios

0
121

Por Sarai Reyes

CANCÚN.- En los panteones municipales de Cancún al igual que en diversas partes del país se vivió este domingo un inusual festejo de Día de Muertos, dado a que la pandemia no sólo rompió con la tradición de visitar a los panteones como cada año, sino que los comercios que tenían la esperanza de levantar sus ventas estos días para poder reactivarse económicamente, tampoco lograron sus objetivos.

El panteón, “Los Olivos” que tradicionalmente concentra a miles de ciudadanos en este 1 de noviembre Día de Todos los Santos, en el que se recuerda a los niños muertos, mantuvo sus puertas cerrada y con la vigilancia de la Policía Municipal para evitar que los ciudadanos ingresaran a visitar a sus muertos.

Lo anterior luego de que el ayuntamiento de Benito Juárez decidió mantener cerrado el primer Panteón de la Ciudad “Álamos” y el de “Los Olivos”, para evitar concentración masiva y con ello disminuir el nivel de contagio de COVID-19.

Hoy el letrero colocado a la entrada principal de ambos cementerios informaban a la población de las causas por el cual no se les permitirá el acceso durante este 1 y 2 de noviembre, situación que para muchos ciudadanos causó extrañeza porque se rompe con una de las tradiciones más importantes que ha caracterizado a los mexicanos y hasta con lágrimas en los ojos muchos Cancunenses regresaron a sus hogares porque no tuvieron la oportunidad ni siquiera de dejarle un ramo de flores a sus seres queridos.

No obstante, para algunos esta medida resulta incongruente, porque mientras por un lado se les permite acudir a las playas sin mantener la sana distancia, explicaron que también existen sitios como los cines, plazas comerciales, supermercados y restaurantes donde ya no se atienden las recomendaciones.

La situación no concluye ahí, la afectación también se extendió a la cadena productiva que durante estas fechas se beneficia con la venta de: flores, veladoras, dulces, disfraces, calaveritas, inciensos y demás productos de temporada para los fieles difuntos.

Los comerciantes que están establecidos afuera del panteón Los Olivos, explicaron que tuvieron que bajar sus precios al costo “para que la mercancía salga”, ya que al no haber visitas al panteón municipal la gente tampoco adquiere sus productos y se regresa a sus hogares sin hacer gasto alguno.

Para este lunes la situación será similar dado a que la instrucción es que los panteones municipales permanezcan cerrados y posiblemente reanudarán actividades hasta el próximo martes 3 de noviembre. (Noticaribe)

Comentarios en Facebook